Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
27 Av 5777 | Sábado Agosto 19, 2017
donativo

1947 – Un año agitado y decisivo entre el Holocausto y la Independencia


Image 3 Por  el  Lic.  Samuel  Leillen
“LÍNEA DIRECTA”
abril 2010

Hojeando los anales de 1947, y una reflexión en cuánto a qué encontrarán los que en el futuro escojan conocer los acontecimientos de nuestros días, días después de Yom Hashoá y víspera de Yom Haatzmaut 5770

Hojeando los relatos cronológicos de lo sucedido en el transcurso del año 1947, encontramos que el 3 de enero se televisaron por primera vez los procedimientos en el Congreso de los EE.UU.; un mes después, se registró la temperatura más baja de los EE.UU: -63 grados en Gancho, Territorio Yukon, al este de Alaska; el primero de marzo comienza a funcionar el FMI – Fondo Monetario Internacional; el 14 de agosto – después de 90 años de dominio colonial británico, Paquistán se independiza. Al día siguiente,  La India se independiza del Imperio Británico y Jawaharlal Nehru asume como el primer Primer Ministro de la India.

En Palestina suceden acontecimientos de trascendencia histórica. Por un lado, al iniciarse el 1947 se anuncia el  hallazgo de los rollos del Mar Muerto por parte de beduinos en la zona de Qumram. El suceso llevará al descubrimiento de los más antiguos manuscritos de contenido bíblico hallados hasta entonces y serán considerados uno de los mayores descubrimientos arqueológicos del siglo.
Pero nada de esto es lo que normalmente se recuerda.

EL  ENTORNO  JUDÍO: LA  REVUELTA  HEBREA

El año 1947  se  caracteriza  por  una  intensa  lucha  por  el  derecho de los judíos a la inmigración  a  Palestina. El creciente flujo de inmigrantes ilegales judíos, sobrevivientes de la Segunda Guerra Mundial – en su mayor parte de Europa Central, continuaba provocando frecuentes incidentes con las autoridades británicas.

Siguiendo la política establecida  por el Libro Blanco, que limitaba la entrada de judíos,  Gran  Bretaña  no  permitió  a  los  300  mil  sobrevivientes  que  había  en Alemania llegar  a Palestina.

El 12 enero de 1947, un grupo de la organización Stern hace estallar un camión bomba contra el cuartel de la policía británica en Haifa provocando 4 muertos y más de 70 heridos. En setiembre en otro ataque contra el Cuartel de Policía, elementos del Irgún, lanzan una bomba desde otro camión provocando la muerte de 10 personas y heridas a otras 54.
En ambos casos los ataques se reivindican como represalias por la política británica de deportación de inmigrantes judíos que intentan ingresar a Palestina por vía marítima.

Los  organismos  paramilitares judíos,  Haganá,  Etzel  y  Leji,  resolvieron  en  forma  coordinada  salir  a  la  lucha  en  lo  que  se  llamó  “el  Movimiento Hebreo  de  Rebelión”.

Al  recrudecer  la  violencia,  los ingleses  deciden  aplicar  la  pena  de  muerte. El  16.4.1947  son  colgados,  por  el  delito  de  portar  armas, Dov  Gruner  y  tres  de  sus  compañeros.  La  reacción:  Etzel  hace  volar  la  muralla  de  la  cárcel  de  Acco  y  muchos prisioneros huyen.

En Tel Aviv  y Haifa  las manifestaciones  por  el  l°  de  Mayo   toman  un  carácter  activista en  pro de la inmigración bajo el lema  “Mediná  ivrit”, “Estado Hebreo”.

EL  ENTORNO  PÚBLICO: LA  PRENSA  MUNDIAL

Como  parte de su respuesta, los ingleses  recrudecen  las  medidas  contra  la  inmigración  de  judíos,  resolviendo  deportar  a  los  que  ya  estaban  en  los  campamentos  de  Chipre. Las  autoridades británicas consiguen detener casi todas las embarcaciones de refugiados,  y esto atrae la atención de los medios de comunicación del mundo entero. Haifa  se llena con periodistas  y  fotógrafos que transmiten al exterior la grave situación  en  Palestina.

La intelectualidad de Europa  protesta contra  Gran Bretaña: “Jamás participaron las tropas de un país civilizado en un combate tan  vergonzoso contra  míseros  refugiados de  persecuciones”,  formula el escritor Arthur  Koestler.

La  posición  inglesa  comienza  a  agrietarse,  tratan  de  adoptar  medidas conciliadoras,  pero  los incidentes  continúan.

EL  ENTORNO  POLÍTICO: UNSCOP  EN  FUNCIONES

Los  ingleses  habían  resuelto,  en  febrero  de  1947,  devolver  el  mandato  sobre  Eretz  Israel  a  la  Asamblea  General  de  las  Naciones  Unidas.  El  tema  se  comienza  a  tratar el 28.4.1947.    Resultó   famoso  el  discurso de  Gromiko  apoyando  la  idea  de  un  Estado Judío.  El  Presidente Truman,   contra  las  recomendaciones  del  Departamento de Estado,  ordena  que  EE.UU. apoye  las  demandas  judías.  Finalmente,  se  compone  la  Comisión  UNSCOP  que  se  traslada  a  Palestina.

Al  llegar  la  Comisión,  el  14.6.1947,  la  sorpresa  es  muy grande:  entre sus 11 integrantes no hay representantes de los factores implicados,  ni siquiera representantes de las potencias. Al  llegar  a   Jerusalén,  ven  alambradas  y  soldados  armados  por  todas  partes, y  los  periódicos  anuncian  que  otros  tres  judíos  van  a  ser  ejecutados.

La  comisión  recaba de las partes testimonios. Los  árabes  no  se  presentan  y  declaran una huelga  general  del  comercio.  Los  judíos  preparan  sus  informes:  Ben  Gurión  se  manifiesta  convencido  que  “de  esta  comisión  saldrá  un  veredicto justo”.

EL  ENTORNO  HUMANO: LA  LLEGADA  DEL  “ÉXODO”

Días  después,  llega  a  Haifa  la  nave  “ÉXODO”,  con  4,515  refugiados. Habían partido de Francia el 11.7.47.  Dos  miembros de  la  Comisión  UNSCOP,  el  sueco  y  el  yugoeslavo,  están  en  Haifa   y  resumen  sus impresiones:  “…esta  es  la  prueba  más  evidente  como  familias  enteras,  mujeres,  ancianos  y  niños,  sanos  y  enfermos,  son  nuevamente  desplazados”,  y  esta  vez  no  a  Chipre,  sino directamente  a los campos de refugiados en la zona británica de la Alemania ocupada.

La  nave  “ÉXODO”  se  conv
irtió  en  símbolo de  las vicisitudes de los 65 barcos que, entre 1945  y  1949,  trasladaron a  69.877  sobrevivientes de los campos nazis desde Europa a Palestina desafiando el bloqueo de la Armada británica y la resistencia creciente de los árabes.

EL  ENTORNO  HISTÓRICO: LAS  RECLAMACIONES ÁRABES

Al  iniciarse  el  retorno  judío,  a  finales  del  siglo  XIX,  se  plantea  el  conflicto  con  la  población  árabe  local.  Según  ellos,  los  judíos  son  una religión,  y  las  comunidades  religiosas  no  pueden  ni  deben  tener  aspiraciones  nacionales. El sionismo sostenía que los judíos eran primordialmente un grupo nacional (como los polacos o los alemanes) y no un grupo religioso (como los musulmanes o los católicos) y que, como tal, tenía derecho a crear su propio Estado en su territorio histórico. Hasta nuestros días los árabes presentan al sionismo  como una maniobra imperialista que los hace a ellos cargar con el precio del  Holocausto.

El   26  de  noviembre  de  1947  la Comisión UNSCOP lleva a votación de las Naciones Unidas la propuesta de la partición de Palestina en dos estados:  “…el 29  de  Noviembre  de  1947  la  Asamblea  General  de  la  UN  recibió,  por mayoría  de  33 votos,  13  en  contra  y  10  abstenciones,  la  resolución  de  conclusión  del  Mandato  Británico  y  la  partición  de  Eretz  Israel  occidental  en  un  estado  judío  y  un  estado  árabe…”.

EL  ENTORNO  IDEOLÓGICO: EL  PARADIGMA  DE  ERETZ  ISRAEL

La  Resolución  181  señala  que  si  bien  se  había  prometido  establecer  en  Palestina  un  Hogar  Nacional  Judío,  eso  no  significaba  que  se  debía  negar  a  los  árabes  locales  el derecho  de  expresar  su  autonomía  nacional –  párrafo  176  del  informe  de  la  Comisión. Les  lleva  a  los árabes  dos  decenios  para  que  comiencen  a  redactar  los  fundamentos  de  sus  aspiraciones  nacionales.  Les  lleva  otros  30  años  más  entender  que  el  Estado  de  Israel  es  realidad  y  finalmente  reclamar  sólo  22%  de  Cisjordania y Jerusalén como capital.  Les  lleva  a  los  judíos  otros  60  años  más  para  que  la  mayoría  acepte  la “visión”  de  dos  estados,  uno  judío  y  otro  árabe.

Para  el  movimiento  renacentista  judío,  los  dilemas  fueron  muchos.  Los  dirigentes  del Ishuv sostenían  que los judíos no pueden  aspirar a  toda  la  “Tierra  Prometida”, desde el  mar  al desierto,  pues  hay  que  considerar  a  la  población  local. Estaban  dispuestos  a  conciliaciones  territoriales.  “Entre  el  sueño  de  Eretz  Israel  completa  y  la  realidad  de  un  Estado  Judío en parte de ella,  prefiero la  realidad”,  aseveró Ben Gurión.

En  1923,  Zeev Jabotinsky  había  planteado que todo el  territorio es  necesario,  pues ” hará  falta espacio para los millones de judíos que regresarán a la Patria renacida”.  De cualquier  manera,  consideraba  Jabotinsky,  “los árabes nunca van a reconocer las aspiraciones nacionales judías  y  habrá que asegurar el  “muro  de hierro”, la  fuerza  necesaria  que convenza a los  árabes que el  estado judío es realidad.

También  Itzjak  Tabenkin,  líder  del  movimiento  kibutziano, ideólogo  de  la  izquierda  sionista, fundador  de  Ahdut  Haavodá  y  Mapam, se opuso siempre a las renuncias territoriales. Para  él,  el  incremento de la colonización era la mejor táctica.

La  partición puso comienzo al fin  del paradigma de Eretz  Israel Hashleimá,  Palestina íntegra  sólo  para  los  judíos,  que  aún  ciertos  sectores  del  mundo  judío consideran  vigente. En 1947 la UN  determinó  55%  del territorio al Estado Judío a establecerse,  que  se  convirtieron  en  78%  después  de  seis guerras declaradas por los árabes.

REFLEXIÓN

Hemos tratado de transmitir el ambiente, las circunstancias, las resoluciones meses antes a que el 15 de mayo de 1948 se declare la Independencia del Estado de Israel.

Dentro de otros 62 años, el que hojee la lista de acontecimientos del año 2010 – estudiantes, científicos, curiosos, etc.,  tal vez encuentre elementos de otras dimensiones, milagros que hacen que el orgullo nos embargue: la culminación o iniciación de obras de envergadura nacional y trascendencia mundial – como adelantos en el campo de la alta tecnología; la notable participación de expresiones artísticas israelíes en escenarios internacionales;  películas en festivales prestigiosos; loables logros de deportistas israelíes en eventos internacionales; mejoras en las condiciones de salud de la población; la fortaleza del poder judicial y la prudencia de sus fallos; aumento en la motivación por integrarse a unidades militares de primera línea; porcentajes altos en las listas de receptores de Premio Nobel; invenciones y patentes que ayudan a superar el hambre a nivel mundial; economía sólida y desarrollo continuado; iniciativas que agilizan las comunicaciones e intentan hacer de este mundo un mundo mejor; medallas y premios en el arte de la producción de vinos; etc.,  etc. …..

Pero es muy posible que también encuentre en EL  ENTORNO  JUDÍO, los casos de extorsión desenfrenada que propician partidos religiosos respaldándose en el santo verbo de la Torá – como si fuera propiedad exclusiva de ellos; en  EL  ENTORNO  PÚBLICO, largas listas de funcionarios, políticos, dirigentes, en tribunales por razones de corrupción y malversación de fondos; en EL  ENTORNO  POLÍTICO, un aislamiento cada más inquietante de Israel en el concierto de las naciones; en EL  ENTORNO  HUMANO, no podrá ignorar los informes anuales que anuncian la galopante polarización social interna y la violencia física y oral en todos los ámbitos de la vida civil;  en EL  ENTORNO  HISTÓRICO, una completa confusión y falta de horizonte de paz y de entendimiento con nuestros vecinos; en EL  ENTORNO IDEOLÓGICO, habrá de detenerse ante páginas en blanco.

Lic. Samuel  Leillen
Entre el 12.4, Yom Hashoá, y el 20.4, Yom Haatzmaut  – 2010

Reenvios: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.