Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
16 Iyyar 5779 | martes mayo 21, 2019
donativo

Los terroristas palestinos y el cántaro que va a la fuente


Ruben  Kaplan

terrorpalestine

El viejo refrán “tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe” se interpreta como que no se debe abusar de la paciencia de los demás. Este axioma es aplicable al accionar de los terroristas palestinos del Hamas, quienes ininterrumpidamente, desde que Israel se retiró de manera unilateral de la Franja de Gaza en 2005, disparan miles de cohetes y morteros al territorio hebreo ante la indolencia e inacción de la ONU y de la comunidad internacional.

La constante agresión por parte de los palestinos, alcanzó la semana pasada el grado paroxístico cuando el sábado 19 de marzo, en un lapso de 15 minutos, los terroristas de Hamas dispararon 54 proyectiles de mortero contra territorio israelí, hiriendo a dos civiles, provocando además daños materiales y obligando a los residentes a que permanecieran en sus casas o refugios. La mayoría de las granadas de mortero cayó en la región occidental del Negev (sur de Israel) en la zona de  Eshkol y en los Consejos Regionales de Sdot en el Negev. El ataque artero, un inequívoco casus belli, merecería una respuesta militar y contundente de cualquier país que fuese el damnificado, salvo que éste sea Israel. Al Estado judío a diferencia de otras naciones,  pareciera que le está vedado defender su suelo y proteger a sus habitantes.

Sin esperar autorización de nadie, la retaliación de Israel, no se hizo esperar. El lunes 21 de marzo, en una operación conjunta entre el IDF y la Agencia de Seguridad de Israel (ISA), un avión de la fuerza aérea israelí  bombardeó dos túneles -de los que utilizan los terroristas para contrabandear armas e infiltrarse en territorio israelí para llevar a cabo ataques a sus ciudadanos- e hirió a un número de operativos del Hamas en la franja norte de Gaza.

Al día siguiente, en la tarde del martes 22 de marzo, fuego de alta trayectoria fue dirigido desde el norte de la franja de Gaza hacia la región occidental del Negev en Israel. Con toda lógica, el IDF respondió con morteros contra el sitio de lanzamiento en la franja de Gaza. Como consecuencia de la réplica por parte de Israel, que ejerce su legítimo derecho a defensa, los palestinos, cínicamente plañideros, denunciaron que además de varios muertos, entre las víctimas había niños heridos, los mismos que ellos usan como escudos humanos al lanzar misiles desde zonas populosas. Temerosos de una respuesta más contundente por parte de Israel, los terroristas, que son los que siempre atacan primero, anunciaron sin ruborizarse que harían una tregua en caso que el Estado judío cese con las hostilidades. Muchos países de la Unión Europea, como Francia, le piden a Israel que refrene  su respuesta a los terroristas palestinos. El miércoles 23, la Torre Eiffel fue evacuada por el hallazgo de un paquete sospechoso en la base del famoso monumento. Es difícil imaginar la reacción del país galo, adalid del ataque a Libia, en caso que París sufriera atentados terroristas como Israel.

La gran mayoría de la prensa internacional, que ignoró oprobiosamente el asesinato  de ribetes atroces de la familia Fogel en Itamar, y ni siquiera mencionó el degollamiento de una beba de 4 meses por parte de terroristas islámicos, ni el festejo de esta masacre en Gaza, diligentemente, cubrió la noticia del ataque del ejército israelí resaltando que entre los palestinos heridos se encontraban niños, sin ocurrírsele mencionar que éste fue en respuesta a los 54 misiles que lanzó el Hamas.

En la tarde del miércoles 23 de marzo, otro atentado terrorista palestino se produjo en Jerusalén, cuando un artefacto explosivo dejado en una cabina telefónica, próxima a una parada de ómnibus, provocó la muerte de una mujer y decenas de heridos. El luctuoso hecho, fue recibido con beneplácito por Hamas y la Jihad Islámica que los definieron como “una respuesta natural a los crímenes israelíes”. Periodistas palestinos en la Franja de Gaza dijeron a  The Jerusalem Post que Hamas ha evacuado a la mayoría de sus edificios civiles y aumentado la seguridad  en ese lugar como parte de medidas preventivas. Asimismo, los líderes de esas organizaciones terroristas pasaron cobardemente a la clandestinidad y desconectaron sus teléfonos celulares para no ser detectados por los israelíes.

Salam Fayyad, el Primer Ministro de la Autoridad Palestina (AP), que está negociando la unificación con el Hamas, dijo en una declaración que él “condena enérgicamente el ataque terrorista en Jerusalén, independientemente de la identidad de los autores.”Por su parte, Mahmoud Abbas el Presidente de la AP, quien se encuentra en una visita a Moscú, a través de su oficina en Ramallah, condenó la explosión de Jerusalén, aunque también denunció la muerte de nueve palestinos en la franja de Gaza un día antes por el IDF, omitiendo que fue en respuesta al ataque de Hamas.

El cántaro que va a la fuente, corre riesgo de romperse, por el incesante terrorismo del que es objeto Israel, que paga las consecuencias de no haber culminado  eficazmente la necesaria  “Operación Plomo Fundido”, aceptando el cese del fuego impuesto oportunamente por  la ONU, EE.UU. y la UE . De todos modos, el Estado judío, que  soporta la andanada de misiles durante años contra su territorio, si reacciona debidamente recibirá las críticas del mundo y de la prensa por el “delito” de defenderse.

Rubén Kaplan

Autor “Tras el velo”- La mujer en el Islam

http://www.rkpress.com.ar/
Difusion: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.