Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
23 Sivan 5779 | miércoles junio 26, 2019
donativo

Otra vez a oscuras


Miguel Martin

mediooriente-conflicAun sin cicatrizar las heridas de Itamar y sin reponerse los ciudadanos israelíes de los disparos contra Ashdod, Beer Sheva y el desierto del Neguev, sobresalta los ánimos el bárbaro atentado de Jerusalén cometido en la central de Bus, en el que ha sido asesinada una mujer y heridas más de 25 personas, niños entre ellas. ¿Dónde estamos ahora? ¿En qué fase se encuentra el mundo civilizado y hacia dónde va? Todo el actual escenario del Mediterráneo se parece a un inmenso volcán del que puede salir una masa incandescente que acabe por devorar y destruir todo a su alrededor.

Las naciones europeas no controlan lo que está sucediendo en Libia y sus sociedades parecen estar noqueadas porque no entienden nada. Las profundas divisiones entre los europeos están erosionando su capacidad de reacción reduciéndola a cenizas. Francia no termina de afirmar su liderazgo. Alemania desconfía de todo esto retirando sus fuerzas navales del escenario bélico. Italia esconde parte de su juego porque teme a lo que pueda quedar tras los ataques, Libia está demasiado cerca. España dice que no hay guerra, Zapatero la define como “actuación en defensa de los derechos humanos libios”, ¡Toda una declaración de principios! Los EEUU han puesto los misiles y de camino los dólares, barcos y aviones, ¡Como siempre! Turquía, socio en todo y aliado en poco salvo la zapateril, inexistente y desconocida Alianza de las Civilizaciones, un engendro que sabe a nada y huele a poco. ¿Y Rusia? ¿Y China? Pues mire usted, limándose las uñas, cuidándose el cutis y planchándose la raya del pantalón por aquello de estar dignos en sede de las NNUU. ¿Irán qué hace? Pues casi nada, rellenar de cemento, acero y diques los puertos sirios de Lataquia o Tartus donde poder atracar sus destructores y crear bases desde las que poder asediar mejor a Israel y armar a sus agentes en la zona. Nada de lo que está sucediendo ahora en las aguas del Mare Nostrum resulta ajeno a los interesados en el desorden que se ha creado, todo forma parte de un desconocido por ahora pero eficaz operativo político militar que va más allá de lo que podemos ver e imaginar pero que se va leyendo entre líneas. Y Europa tocando el violín mientras Roma se incendia. No tenemos arreglo, ni solución, nos vamos de excursión de la mano de americanos, franceses e ingleses y nos hemos dejado en casa el bocadillo, no se puede volver a recogerlo ni se puede seguir adelante porque nos van a faltar las energías suficientes para aguantar lo que está por llegar. De nuevo nos están chuleando todos y aquí cada cual se hace su traje para estar elegantes ante los demás. Pues atentos todos los europeos porque ese mismo traje pudiera ser la mortaja, lo que hoy está en juego es mucho más de lo que nos dicen, vemos y nos parece. De nuevo Israel, no obstante los zarpazos criminales en su contra, nos irradia algo de luz en este inmenso lago histórico que está a oscuras otra vez. Como casi siempre. Y los de la flotilla española navegando hacia Gaza. ¡Es que no paramos de hacer el ridículo! Y traicionándonos a nosotros mismos que es lo más grotesco.

Miguel Martín

Zaragoza

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.