Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
6 Iyyar 5778 | sábado abril 21, 2018
donativo

“Si los palestinos no vuelven a la mesa de negociaciones, perdieron”-afirma el Senador Alberto Couriel


Ana Jerozolimski

Semanario hebreo. Uruguay

Alberto-CourielAlberto Couriel fue electo Representante Nacional por el Frente Amplio en 1989 y en 1995 el voto popular lo llevó por primera vez a la Cámara de Senadores, en la que se encuentra hasta el momento. Es miembro de la Comisión de Asuntos Internacionales del Senado.

P: Senador Couriel, usted participó esta semana del encuentro que tuvieron con las Comisiones de Asuntos Internacionales de ambas cámaras en el parlamento nacional, representantes de la “Comisión por los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino” , de las Naciones Unidas, que se reúne en Montevideo. Leí en la prensa nacional sus declaraciones , en las que recalcó entre otras cosas que Uruguay siempre aceptó el derecho palestino a un Estado propio , que lo hizo ya en 1947 …Yo lo interpreté como un intento de recordar que ya hubo una instancia en la que ese Estado podría haber sido creado, que Uruguay la apoyó.. 

R: Exactamente…

P: Y se sabe, porque es un hecho histórico, que ese Estado no se creó porque el lado árabe rechazó la decisión de la ONU que recomendó la partición de Palestina..y se lanzó a la guerra contra Israel. Cuando no todos parecen tener tan presente ese hecho , se complica la base de la discusión…Respecto a la cita de esta comisión en Montevideo ¿ve usted alguna problemática?

 

R: La reunión es una reunión muy normal. Lo que está pidiendo Palestina es tener un Estado soberano, independiente, con paz y seguridad en las fronteras .El documento que la comisión presenta acepta el papel el cuarteto y de la hoja de ruta o sea que desde este punto de vista te diría que a mi la presentación me pareció absolutamente normal. Todos queremos que haya paz, seguridad de fronteras, que exista el Estado de Israel y el Estado palestino. Desde ese punto de vista, te diría que hay acuerdo.

P: Eso está perfecto…¿Pero considera que hay necesidad de aclarar algo?

 

R: Yo ahí aproveché para decir cosas que había dicho también el representante palestino , que el país Uruguay era amigo de Israel-y por supuesto que es amigo de Israel-, que ellos esperaba que también fuera amigo de Palestina-por supuesto, Uruguay tiene que ser amigo de todo el mundo, eso también me pareció muy bien. Pero también dije que Uruguay es un país profundamente democrático, con una sociedad profundamente democrática. Y   dije que me parece importante destacar que democracia también, aparte de las libertades y el Estado de Derecho, es el respeto y la tolerancia al otro, el de otros valores, otra cultura, otras religiones. Dije que para mi este es un elemento clavo para el futuro de las relaciones en el Medio Oriente.

P: Algo que no siempre parece sobreentendido…

 

R: Justamente…Por eso dije que el sistema educativo debe jugar un papel vital.

 

P: Israel suele decir que independientemente de los acuerdos que eventualmente se logren, no habrá paz verdadera mientras no se eduque hacia la paz. Y en este sentido, Israel tiene una acusación concreta al otro lado, afirmando que hay incitación al odio en el propio sistema educativo..

 

R: Hay una cosa muy concreta. Si en alguno de los dos Estados, o en los dos Estados, en el colegio, en la enseñanza primaria, le dicen que el otro Estado no tiene que aparecer, que el otro Estado es enemigo….bueno…es muy difícil que haya paz, seguridad y acuerdos. Por eso yo siento que es absolutamente imprescindible que las cosas se hagan bien no sólo desde el punto de vista político. Porque en algún momento, se puede avanzar a un acuerdo, pero si tenés una sociedad en la cual en los sistemas educativos se sigue planteando el tema de los enemigos, no el de la paz y la seguridad, el tema de que un Estado no puede existir, es prácticamente imposible que consigas paz.

P: El planteamiento oficial que los representantes de la Comisión de la ONU hicieron ante ustedes, los legisladores de las Comisiones de Asuntos Internacionales de ambas Cámaras, no tiene problema alguno. A mi modesto criterio, cuando se habla de paz y de fórmulas negociadas que conduzcan a la creación de un Estado palestino independiente que viva en paz con Israel, con seguridad para ambas partes, está perfecto. El propio Primer Ministro de Israel Benjamín Netanyahu lo ha aceptado y ha hablado abiertamente de la fórmula de dos Estados. Creo que, de todos modos, hay un problema con esta comisión, por su record, por su historial, por la dinámica que se da en las Naciones Unidas en el tema israelo-palestino. Fue por eso que la entidad representativa de la colectividad judía en nuestro país, el Comité Central Israelita , resolvió no participar…por la desconfianza que le inspira la forma en que la ONU en general ha actuado en el tema árabe israelí..

 

R: Yo comprendo perfectamente lo que me estás diciendo pero creo que es mejor no perder ninguna instancia de diálogo, ninguna posibilidad de diálogo. Si Uruguay es el país donde se localiza la reunión, el Uruguay tiene que dar por lo menos garantía de igualdad en la discusión .Si a mí me dicen que hay chances de dialogar, dialogo siempre, con quien sea. Esa es mi opinión.

Te doy un ejemplo. El Partido Nacional no estaba de acuerdo con la posición del gobierno de Uruguay de reconocer ahora al Estado palestino. El Senador Luis Alberto Heber les manifestó –a los representantes de esta comisión de la ONU-que el tema es controvertido en Uruguay. Pero también les dijo que esa comisión tiene un papel muy importante y que ojalá tengan éxito en conseguir un acuerdo de paz y de fronteras seguras.

P: O sea, dice usted, que de todos modos vale la pena estar presente, para exponer las ideas, también cuando son de discrepancias…

 

R: Yo creo que es lo mejor. El hecho es que vino esta comisión y oyó lo que yo dije sobre el tema de la educación. Oyó que dije que hay lugares en los que en la escuela se les dice que el Estado de Israel no debe existir y que eso no llevará a nada. Me dijeron que sí, que está bien, pero que también tengo que defender el Derecho internacional, a lo cual yo dije que sí, que lo defiendo por supuesto, que no tengo ningún problema. Yo creo que si ellos vienen a Uruguay y oyen distintos puntos de vista, eso es muy bueno. Creo que es bueno que ellos conozcan ideas distintas que hay en Uruguay sobre todos estos temas.

P: Respecto al Derecho internacional…ya mencionaba al principio quién desafió la resolución clave de la ONU que habría podido concretar la creación de ese Estado palestino que hoy exigen….si no hubieran atacado a Israel desafiando aquella resolución…se habrían evitado muchos problemas…

R: Lo entiendo perfectamente…

P: Mencionamos ya la decisión del gobierno uruguayo de reconocer un Estado palestino. Creo que lo que está en discusión no es que haya un Estado palestino cuando las partes se pongan de acuerdo en negociaciones, sino el reconocimiento ahora. Jurídicamente, un argumento en contra fue el hecho que ese Estado aún no existe y que no están confirmados elementos claves de lo que debe ser un Estado. Pero a nivel político, hay otro argumento, relacionado a la duda acerca de si reconocerlo ahora no daña las chances de que se vuelva a negociar…porque los palestinos obtienen logros diplomáticos sin volver a la mesa de conversaciones..¿Cómo ve usted esta problemática?

 

R: Si no vuelven a la mesa de negociación, perdieron. Absolutamente. No hay vuelta. La negociación, para mi, es absolutamente indispensable. La otra cosa que tenés que entender es que son muchos los países de América Latina que están apoyando esta decisión, de manera que Uruguay, como un país más de América Latina, toma una decisión de esta naturaleza. A mi no me parece mal..A mi me parece bien el hecho, con la esperanza de que presione para avanzar a las negociaciones. Y eso es avanzar hacia la paz, hacia la seguridad..

 

P: Siempre y cuando se vuelva a las negociaciones ¿verdad?

 

R: Cuando se pueda…Pero hay que volver cuanto antes a las negociaciones.A mi no me parece mal, realmente me parece dentro de las reglas de juego de lo que se está dando en América Latina en este momento.

P: Y si hay políticas de bloques, aunque no se la plantee formalmente en estos términos ¿eso significa que no puede tener independencia en la adopción de sus resoluciones en política exterior? ¿Su máxima independencia fue que a diferencia de Brasil y Argentina, apoyó ahora la creación del Estado palestino pero no entró en detalles acerca de las fronteras que debe tener?

 

R: No, la puede tomar. Claro que la puede tomar. No hay problema. Pero creo que si todos los países en estos momentos lo están haciendo, es lógico que Uruguay también lo haga.

P: Uruguay siempre se caracterizó por una política exterior principista, analizando en general los temas de acuerdo a valores, no sólo a intereses y consideraciones políticas. Y le menciono esto porque una de las criticas que mereció el reconocer el haber reconocido ya ahora el Estado palestino, recordaba que uno de los atributos de Estado, en el Derecho internacional, es el territorio, y que aquí este es un elemento sumamente complejo ya que parte del territorio destinado en principio al Estado palestino , o sea la Franja de Gaza, está controlado por una organización terrorista, Hamas, que no renuncia a la violencia y en cuya carta constitutiva misma se llama a la destrucción de Israel. ¿ No cree , Senador, que hay aquí un problema?

 

R: Es que cuando yo hablo de la importancia del sistema educativo, estoy hablando también de eso , justamente. Soy consciente de esa situación. Acá, el Partido Nacional y el Partido Colorado están en contra de la decisión del gobierno. Eso es verdad. Pero también están en contra de la creación de UNASUR…por ejemplo..

P: Bueno, ese ya es otro tema…

 

R: Sí, claro…pero a mí me parece muy importante que se junten los países de América del Sur en una posición común…realmente muy importante.En muchas cosas pues el Partido Nacional y el Colorado no están de acuerdo, discrepan. Tienen derecho a discrepar. Pero yo no comparto su posición.

P: Ya que menciona UNASUR..Más allá de las legítimas discrepancias en la política ¿no cree que es un problema unir a toda Sudamérica cuando uno de sus ejes actuales es la Venezuela de Chávez?

 

R: Yo no puedo mirar UNASUR y el futuro de América Latina desde el punto de vista que hay un Presidente que no nos gusta. Es Venezuela, es un país…en este momento está Chávez y mañana será otro Presidente. No acepto de ninguna manera que porque está Chávez en UNASUR, esté contra de UNASUR. No. Para mi UNASUR es un tema estratégico, un tema central, un tema clave de América Latina. Con Chávez y sin Chávez. Además, aclaremos: hay muchos pronunciamientos de Chávez que no me gustan. Por otro lado, ayudó mucho a Uruguay. Aunque eso no significa que aceptemos la política internacional de Chávez.

 

P: ¿No le molesta su enfoque en términos de democracia y libertades?

 

R: La CEPAL dice que el país que más mejoró en distribución del ingreso en los últimos años es Venezuela. Y a mí me gusta que la distribución del ingreso demore. En cuanto a la democracia, la democracia electoral existe. Te diría que los medios de comunicación que se quejan permanentemente tienen derecho a expresarse.

 

P: También ha cerrado medios, ha limitado derechos ciudadanos…

 

R: Yo viví en Centroamérica y es muy difícil que uno pueda pensar esa zona con los ojos de Uruguay. Son culturas distintas. Ellos son caribeños y tienen una manera de ser distinta. Hay cosas que en Uruguay no aceptamos pero ellos sí…ellos funcionan distinto…

P: Sin duda, es otra idiosincrasia…pero sinceramente, uno oye cosas que él dice, y es para estremecerse. La otra noche salió por televisión hablando del presidente sirio como su “hermano”, diciendo que es un “humanista”..Con toda la gente que está muriendo en las manifestaciones en Siria….

 

R: Eso yo no lo comparto para nada, te imaginás…en lo más mínimo.

P: Senador, para terminar. Dentro de muy pocos días llega a Israel una importante delegación uruguaya, encabezada por el Ministro de Industria, Energía y Minerías Roberto Kreimerman y compuesta por importantes figuras de las distintas ramas de la economía nacional. No es secreto que en Israel hay una sensación de molestia por algunas actitudes de Uruguay en los últimos tiempos, de las que ya hemos hablado aquí. Y por otro lado, tampoco hay ninguna duda de que se mantiene la amistad y hay mucho interés en desarrollar siempre lo más posible la relación bilateral. ¿Cómo ve usted eso desde adentro, desde el Parlamento?

R: Sinceramente, como siempre. Muy bien. Y ojalá siga siempre muy bien, como ha sido siempre la historia entre Uruguay e Israel. No se ha visto afectada en lo más mínimo.

UNA VOTACIÓN PROBLEMÁTICA

 

P: Senador, mencioné antes este tema del principismo de la política exterior uruguaya, desde siempre. Y lo traigo a colación también porque acaba de haber una votación internacional de censura a la violación de Derechos humanos en Irán..y Uruguay se abstuvo. ¿Qué opinión le merece esa postura? ¿No es apartarse de ese principismo tradicional?

 

R: Yo te voy a decir que a mi me llamó la atención .Pensaba estos días poder hablar con el Canciller para que me explique la decisión de Uruguay. Sobre todo, cuando uno mira la lista de quiénes votaron a favor y quiénes se abstuvieron, te llama la atención que Uruguay se haya abstenido. Pero quedé de juntarme con el Canciller para que me explique. Realmente me llamó profundamente la atención, igual que a ti, esa votación de Uruguay.

 

P: El Frente Amplio, como bien sabemos, es una coalición de distintos grupos con distintos matices. El propio Presidente de la República tiene que lidiar con ese hecho al tratar de impulsar sus políticas. ¿Ha algo en esa interna del Frente que es lo que ha llevado al acercamiento a Irán, por ejemplo? En la oposición hay quienes dicen que ya no hay política exterior de Estado…

 

R: Te diré que en la interna del Frente no encontré ningún elemento específico que genere modificaciones respecto a las cosas más tradicionales de Uruguay en este tema.Puede haber alguna línea más nueva a partir del nuevo Canciller—puede ser—o nuevas situaciones que tienen que ver con la región. Pero no en la interna del Frente. Lo que pasa es que si vos leés todos los días la prensa nacional, no podés creer que el Frente exista…porque parecería que todos los días nos estamos peleando. Y no es así para nada. Pero si me preguntás si hay algo en el gobierno uruguayo, de tener una relación especial con Irán, te digo que no. Tenemos relaciones diplomáticas, comerciales, claro que sí. Pero no siente que Uruguay quiera tener un acercamiento especial de carácter político ideológico con Irán. Francamente no.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.