Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
5 Kislev 5778 | jueves noviembre 23, 2017
donativo

La nueva Jerusalén


La capital de Israel ha cambiado de aspecto durante la última década; ahora atrae a los jóvenes y a los artistas.

Elisheva Mazya

Ynetnews

05.20.12


Llegué a Jerusalén hace nueve años, hacia el final de la época de los ataques terroristas. Cuando un estudiante me invitó por primera vez a salir por la noche, le pregunté muy seriamente si eso significaría tener que ir a Tel Aviv, porque encontré difícil creer que hubiera bares en esta ciudad tan oscura y tan dura, que estaba nublada por el olor de los atentados, del miedo y de la desolación.

Pero pronto descubrí otro lado, y esencialmente decidí unirme a un impresionante grupo de jóvenes que decidieron que ya había suficientes lamentos en la ciudad, y que cada uno tiene que hacer algo por su cuenta.

Durante casi nueve años no me atreví a decir lo que hoy estoy preparada para decir, y menos con tanta seguridad. Pero Jerusalén ha cambiado de cara.

Tras años de un pronunciado declive en el número de  niños matriculados en el primer curso de los colegios públicos de la ciudad,  por primera vez las cifras están creciendo gradualmente. El número de turistas que entraron en la ciudad durante el año pasado fue de casi el doble que el año en el que llegué a Jerusalén. Y, aunque, suele decirse que no hay trabajo en Jerusalén, el número de negocios que se abren cada año es mayor.

Pero ya basta. Las revoluciones reales no se miden con números, sino mediante historias personales y pequeños cambios. Como aquellos que últimamente suponen toda la diferencia.

Hace dos años hablé con Karen, mi amiga del Ministerio de Economía, que se marchó de la ciudad y juró que nunca volvería, porque no hay ningún sitio donde pasarlo bien aquí, y así no había forma de encontrar marido. Hace seis meses la ascendieron en su trabajo notablemente, ofreciéndole un cargo importante en el gobierno, y de la noche a la mañana decidió volver a vivir en Jerusalén.

Valores diferentes

 

Hace cinco años hablé con Ben y Ayal, dos idealistas genuinos que establecieron una comunidad secular y con una misión en Kiryat Yovel, y me explicaron que no están seguros de poder seguir viviendo en Jerusalén cuando llegue el momento de los hijos y de las hipotecas – porque esta ciudad es muy cara, y se está convirtiendo en ultra-ortodoxa.  Hace cuatro meses los dos compraron apartamentos en la calle Zionim de Jerusalén, al mismo tiempo que otras tres parejas de su comunidad, que ya tenían seis hijos.

Hace un mes un conocido me llamó por teléfono; es un popular artista de Tel Aviv, que me dijo que quiere mudarse a Jerusalén porque siente que lo próximo importante sucederá allí. Le invité a pasar medio día en Jerusalén, y por la noche recibí un email suyo diciendo que la magia de la ciudad le había parecido arrebatadora, y que dónde había que firmar.

Hace unos dos años salí con un compañero de Tel Aviv, con el que tuve que utilizar una gran parte de mi encanto personal para convencerle de que nos encontráramos en Jerusalén. Dos semanas atrás me dijo que está buscando apartamento en el barrio de Rehavia, porque está harto de Tel Aviv y nota que aquí en Jerusalén el universo de valores es diferente.

Las tendencias en Jerusalén, como todo en la ciudad, no aparecen igual que las demás tendencias en el mundo. Es una ciudad  especial, es vanguardista, y atrae a gente que elige vivir contracorriente. Esta tendencia hoy arrastra a los mejores activistas, a la gente que busca inspiración y a aquellos cuya vida está motivada por la alegría de crear.

La Jerusalén de hoy también ha aprendido a acoger muy bien a parejas burguesas con dos niños y un perro, que sueñan con una vida comunitaria urbana (sí, eso existe, y sólo Jerusalén puede inventarla) y buscan un lugar agradable donde los valores permanecen.

Este es, de hecho, el momento de trasladarse a Jerusalén, antes de que esta decisión ya no sea tan especial…

Elisheva Mazya es la directora del movimiento Nuevo Espíritu de Jerusalén.

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4231624,00.html

Traducido para Porisrael.org por Carmen Summers

Difusión: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.