Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes septiembre 22, 2020
donativo

Falleció Itzjak Shamir, ex primer ministro de Israel


01 Julio 2012

Mariana Sued

Israel en Linea

ITZJAK SHAMIR ex primer ministro israelí, Itzjak Shamir (1983-1984 y 1986-1992) falleció este sábado a la edad de 96 años y tras una larga enfermedad. Fue una de las principales figuras políticas del Likud, el partido más importante de la derecha israelí, y se opuso a la iniciativa estadounidense de paz por territorios propuesta para resolver el conflicto árabe-israelí.

Shamir nació en 1915 en lo que hoy es Bielorrusia (entonces parte del Imperio Ruso) con el nombre de Itzjak Jazernicki, recibió su formación en Polonia y emigró a Palestina en 1935, donde comenzó su carrera de activismo político y armado a favor del sionismo.

Llegó a ocupar altos cargos en la dirección de los servicios secretos de Israel, fue presidente de la Knesset y ministro Exteriores antes de ser nombrado primer ministro en sustitución de Menajem Begin en 1983.

«Itzjak Shamir pertenece a la generación de gigantes que fundaron el Estado de Israel y lucharon por la libertad del pueblo judío en su propia tierra», señaló el actual primer ministro, Binyamin Netanyahu, en un comunicado difundido tras conocerse la noticia del fallecimiento del ex mandatario.

La Casa Blanca expresó al Gobierno de Netanyahu sus condolencias por el fallecimiento del ex primer ministro israelí, a quien atribuyó el fortalecimiento de la seguridad de Israel y de la alianza bilateral.

«Itzjak Shamir dedicó su vida al Estado de Israel. Desde sus días impulsando la independencia de Israel a su servicio como primer ministro, él fortaleció la seguridad de Israel e impulsó la alianza entre EE.UU e Israel», dijo en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

«Nuestros pensamientos y oraciones están con su familia y con el pueblo de Israel», puntualizó.

Sus simpatizantes destacaron su firmeza a la hora de afrontar las protestas y revueltas palestinas, mientras que sus detractores le consideraban un radical que dejó a Israel como un actor inmovilista que impedía una solución negociada al conflicto con los árabes.

«Judea y Samaria son parte integral de la tierra de Israel; ni fueron capturadas ni se pueden devolver a nadie», defendía su postura el propio Sharmir.

«Dirigió Israel con una profunda lealtad a la nación, a la tierra y a los valores eternos del pueblo judío», afirmó Netanyahu.

Además de la primera Intifada palestina (1987), también tuvo que afrontar la Guerra de Irak de 1991, cuando el régimen de Saddam Hussein llegó a lanzar 44 misiles Scud sobre Israel. Entonces, para sorpresa de muchos, aceptó la solicitud del presidente norteamericano, George Bush (padre), de no responder a esas provocaciones, lo que podría haber puesto en peligro la participación de países árabes en la coalición forjada contra el gobierno iraquí.

Shamir siempre declaró que su objetivo era la paz, que consideraba «el único premio que puede justificar la guerra», pero mantenía que Israel no debía precipitarse a la hora de firmar un compromiso. «Los países grandes pueden permitirse cometer errores; los pequeños, no», señaló el propio Shamir en su autobiografía.

Tras la Guerra de Irak y la liberación de Kuwait, Shamir fue el representante de Israel en la histórica Cumbre de Madrid, con lo que se convirtió en el primer dirigente hebreo en sentarse a negociar con dirigentes palestinos, sirios, jordanos y libaneses.

La cumbre sirvió después – durante el Gobierno de Itzjak Rabín – para facilitar las negociaciones secretas de Oslo que cristalizaron en la creación de la Autoridad Nacional Palestina.

Itzjak Shamir fue galardonado con el Premio Israel por su contribución al Estado y al pueblo judío.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.