Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
10 Kislev 5779 | domingo noviembre 18, 2018
donativo

Exigir un precio a los boicoteadores a Israel


Ha llegado el momento para exponer la verdadera cara de los antisemitas que aporrean a Israel bajo el disfraz de corrección política

Ido Daniel

Publicado: 21.06.13 / Israel Opinion

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4395194,00.html

Alicia Keys es una exitosa cantante con una ilustre carrera de más de 15 años. Pero desde que anunció su próxima actuación en Israel, Keys ha “ganado” otro grado, cortesía de los activistas anti-Israel: una criminal de guerra. Roger Waters de Pink Floyd y la escritora Alice Walker, ganadora del Premio Pulitzer, ambos importantes figuras del movimiento BDS (Boicot, Desinversión, Sanciones) en contra de Israel, escribieron cartas abiertas pidiendo que Keys se una al boicot cultural contra el ‘injusto e increíblemente maligno’ Israel. Waters, Walker y los de su calaña desvían regularmente las críticas vertidas en contra de su participación en el boicot cultural, explicando que no son antisemitas, sino simplemente antisionistas.

Al mismo tiempo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel llevó a cabo la cuarta edición del Foro Internacional de Lucha Contra el Antisemitismo en Jerusalén, con la participación de organizaciones de Israel y del extranjero, clérigos musulmanes y cristianos, así como también personalidades públicas y representantes de la diáspora judía. Este año la conferencia incluyó, por primera vez, un taller dedicado a la problemática relación entre el antisionismo, el antisemitismo y los esfuerzos por deslegitimar a Israel como un estado judío democrático.

Uno tras otro, los delegados tomaron la palabra y sorprendieron a los participantes: Una mujer de Suecia habló acerca de cómo, cada vez que hay una noticia sobre Israel, los judíos locales temen caminar por las calles de la ciudad; estudiantes del Reino Unido hablaron sobre el miedo de ir caminando por los campus con una kipá, y un estadounidense informó sobre intentos de boicotear productos kosher en las tiendas, diciendo que son fabricados más allá de la Línea Verde, aunque son de manufactura estadounidense. Y hubo también una profesora judía de avanzada edad que enseña en una de las prestigiosas universidades de Estados Unidos. Con lágrimas en los ojos le relató al panel sobre el reiterado acoso a estudiantes y profesores judíos en los campus estadounidenses; “judío” o “sionista”, junto con esvásticas, pintados con spray en las puertas de los dormitorios”.


La conferencia llegó a la conclusión que las actividades del movimiento de boicot se han convertido en un escenario para maltratar a judíos en todo el mundo, proporcionándole al antisemitismo un fácil ingreso a la corriente principal, después de haber sido rechazado durante décadas. Algunos de los participantes, algunos de los cuales son duros críticos de Israel y sus políticas, llamaron al “Boicot a los boicoteadores”. Parece como si la diáspora se ha dado cuenta de que este tema no es solamente otra discusión entre derecha e izquierda.

aperheit-israel
[Cartel anti-Israel en la Universidad de Columbia imitando el  muro de defensa (Foto: Gilad Shai)]

Roger Waters fue el primero en experimentar el nuevo viento que sopla en contra de la hipocresía del boicot a Israel. Hace unas semanas, el Centro Comunitario Judío de la Calle 92Y en Manhattan, canceló su programada conferencia, en medio de una tremenda presión de la comunidad judía local, que estaba furiosa con el músico británico porque en una reunión de un comité de la ONU, hace seis meses, comparó las políticas de Israel con las de la Alemania nazi.

¿Y Alice Walker? El año pasado prohibió a sus editores israelíes la publicación de una nueva edición en hebreo de su famoso libro “El Color Púrpura”. El hecho de que la última vez que se prohibió el idioma hebreo haya sido en 1930 Alemania no le molestaba: “No publiquen mi libro en hebreo. Israel es un estado de apartheid”. Walker, por supuesto, disfruta todavía de los beneficios de sus otros libros que todavía están en las estanterías de Israel, al igual que los álbumes de Waters.

La última disertación de la conferencia fue pronunciada por el Profesor Yehuda Bauer, uno de los principales investigadores del Holocausto y del antisemitismo en el mundo. “El antisemitismo más peligroso proviene de todos aquellos académicos y liberales que condenan enérgicamente cualquier acto de injusticia que aqueje al mundo pero, al mismo tiempo, apoyan el genocidio de los judíos, ya que predican la eliminación del sionismo”.

Creo que es hora de exponer la verdadera cara de los antisemitas que se esconden detrás del disfraz de corrección política y otras blanqueadas expresiones, y exigir un costo económico y personal por parte de ellos. Debemos mostrarles a los activistas del BDS que el boicot y la incitación tienen un precio.

El famoso filósofo judío Max Nordau dijo una vez que “El judío no aprende por medio de la razón, sino de las catástrofes. No abre su paraguas bajo un cielo nublado; espera hasta que está empapado y se agarra una neumonía”. Espero que tal vez, sólo tal vez, esta vez aprendamos de la historia y tomemos medidas preventivas contra la plaga del entrante antisemitismo.

Ido Daniel es estudiante B.A. de Ciencias Políticas en la Universidad de Tel Aviv y miembro de la organización What Israel, que se dedica a diplomacia pública (hasbara)

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.