Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
8 Av 5778 | viernes julio 20, 2018
donativo

El rapto de Europa


En una caricatura israelí del mes pasado podía verse al diminuto estado en el punto de encuentro de tres continentes: África asolado por el ébola, Asia como la tierra de Daesh (Estado Islámico), mientras que Europa aparecía con el rótulo de antisemitismo. Sin duda es una imagen desoladora, que seguramente muchos tildarán de paranoica, pero que refleja cómo se ve el mundo cercano desde Jerusalén y el país del que es capital.

En nuestro continente está mal visto ser tildados así, aunque las actitudes se ajusten a las definiciones existentes del antisemitismo, que podrían resumirse en no dar a los judíos los mismos derechos que a los demás, por ejemplo, a tener un estado propio. Y, si se reconoce ese derecho, ya no el de comportarse en situaciones de enfrentamiento bélico o antiterrorista igual que cualquier otro estado en su misma situación. Si lo que vale para todos no vale para el estado de los judíos (observad la diferencia con la malintencionada traducción de estado judío), entonces hay antisemitismo o judeofobia.

La larga historia antisemita de Europa, pese a las apariencias, tiene más que ver con la economía que con la religión. Desde la Edad Media la gran mayoría de masacres, pogromos, expulsiones y asesinatos masivos responden a una misma ecuación. Los judíos son aceptados por un mandamás a cambio de fuertes impuestos y subvenciones a sus aventuras militares, pero cuando llega el tiempo de pagar se azuzan contra ellos los lobos del hambre y las leyendas de odio. La historia se repite desde la Inglaterra medieval a la Alemania nazi, pasando por el fin del sueño sefardí o las prometidas emancipaciones revolucionarias.

El expolio europeo a los judíos suele comenzar por la discriminación a lo judío. También ahora, como anunciaron agoreros hartos de la historia regurgitada del Viejo Continente, la salida a la crisis económica, ética y a la amenaza yihadista pasa por sacrificar en el altar a un chivo que expíe los propios pecados. Ya lo dijo la nueva Alta Representante de la Unión Europea Federica Mogherini al asumir el cargo, que su objetivo era tener un Estado Palestino, aunque ello contraviniera lo firmado por los países europeos después de los Acuerdos de Oslo, que condicionaban la creación de dicho estado al resultado de unas negociaciones directas de las dos partes.

Resulta asombroso que, con la que está cayendo, el objetivo más acuciante de la Unión Europea sea el reconocimiento de un estado sin fronteras o recursos productivos, y cuyo débil liderazgo esté constantemente condicionado por facciones terroristas islamistas no nacionalistas, o sea, cuyo objetivo no es un estado propio, sino la expulsión de los judíos; la destrucción de Israel, no la convivencia de dos países. A estas alturas no es creíble que la postura paneuropea derive del desconocimiento de estas evidencias. La única explicación es que retomemos la vieja receta de traicionar a una parte de la ciudadanía (siempre la misma). Europa ha vuelto a ser raptada, pero no por seres mitológicos, sino por los fantasmas de su propia decadencia moral.

Director de Radio Sefarad

www.radiosefarad.com

 
Comentarios
David Waintraub

Nada nuevo, hoy los politicos europeos estan mas interesados en agradar al electorado musulman que los invade (que hasta aceptan no exponer publicamente arboles de Navidad o adronos tradicionales) que ver las cosas con justicia. Pero ya les tocara el turno de anfrentarse a la marea islamista fundamentalista en su propio patio trasero, falta esperar que los barbaros se cansen de matarse entre ellos en Siria e Irak y vuelvan a sus paises en Europa a matar cristianos infieles.

violaron a europa se lo tendran merecido

José Frutos Acosta

Europa está acariciando la cabeza del monstruo.

Las profecias se estan cumpliendo!!!

Europa vive atrapada en sus miedos, temerosa de una decadencia en la que se siente inmersa, carente de voluntad politica a la hora de afirmarse internacionalmente con voz própia, y tratando en vano de ahuyentar los
fantasmas del pasado, que tanta mala conciencia que le generan aún hoy …
Presiente que su tiempo de esplendor está presto a desvanecerse, ante la subida en potencia de civilizaciones con muchos menos escrúpulos, y dispuestas a adueñarse de lo que hasta ayer creiá suyo
La confusion de propositos e intereses en la que se debate, la convierte en tórpe, previsible y vulnerable, ante sus enemigos jurados …
Póbre de ti, “vieja dama” que con tu incompetencia y cobardia, contribuyes a cavar tu própia fosa
sobre la cual nadie probablemente dejará epitáfio …

desconcertada y sin rumbo, se aferra a una politica de gestos, ayuna de contenidos, debil, fragmentada y sin devenir …
Lo suficientemente ciega para no ver la evidencia que ante sus ojos se acrecienta, opta por apaciguar a la “bestia” con medidas a su gusto, como aquella que consiste en reconocer “estado” aquello que núnca lo fue, ni tuvo tan siquiera vocacion de serlo …

Sr. Jorge Rozmblum: Soy un admirador de sus artículos, lo que no me impide diferir con Ud. En realidad estpy nadando contra la corriente en el río del judaísmo, que todavía trata de acomodarse a los dictados del Occidente Cristiano y explicar el antijudaísmo desde el punto de vista que a este le conviene. –
Si todavía nos empeñamos en no querer ver que el odio es religioso nunca lograremos erradicarlo, y si insistimos en ver al factor económico como razón primordial del rechazo al judaísmo,estamos colaborando con nuestros enemigos, a quienes les resulta mas cómodo y menos intolerante el pretexto que nos han impuesto desde que se hicieron fuertes, allá por los tiempos en que Roma, la gran potencia mundial de entonces, adoptó el cristianismo. También el islam utilizó la misma táctica de dominio desde el vamos. Es decir, ambas religiones, que nacieron como copia corregida -pero nunca mejorada- de la nuestra, trataron de imponer la suya a cualquier precio… Y el precio es un concepto económico que no se contradice con el odio religioso, pero lo complementa, sin llegar a sustituirlo.-
Comentando un artículo aparecido en Por Israel el 27 de Noviembre último titulado “Apoyo una ley básica; Israel, Estado Nacional del Pueblo Judío”, escrito por Gabriel Ben Tsagal, expuse que así como para el Medio Oriente Islámico somos una peca en sus dominios, así también lo somos para el Occidente Cristiano, y como peca (cuerpo extraño) no nos toleran. Por eso pienso que si no detectamos el sindrome jamás erradicaremos el mal, QUE NO ES ECONOMICO SINO RELIGIOSO.-
Y aquí le envío una premonición: El día que la Primer Potencia Mundial no sea ni cristiana ni musulmana, el odio al judaísmo caerá verticalmente… Y ese día no está demasiado lejano… Entonces comprobaremos definitivamente que el odio actual es religioso, aunque le vistan infinidad de disfraces.-
Un saludo respetuoso
Alberto Abadi

Pobre Europa. A nosotros no llega la ayuda de Dios, pero a ellos quien los ayudara?

Nadie podra contra el Pueblo de ISRAEL, DIOS mismo hablara y sus enemigos caeran. DIOS es su protector y ha enviado al Arcangel Miguel a vigilar que nadie los destruya. Los que contra ISRAEL conspiraren caeran, esto esta profetizado. saludos desde Peru – Loreto – Iquitos

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.