Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
6 Tishri 5778 | martes septiembre 26, 2017
donativo

El mundo árabe reacciona al triunfo presidencial de Trump con un optimismo cauteloso y esperanzas a una cooperación futura


La elección de Donald Trump como el 45avo presidente de los Estados Unidos fue recibida en el mundo árabe a través de emociones mezcladas. Mientras Siria y Egipto le dieron la bienvenida al resultado y expresaron sus esperanzas de cooperar con la nueva administración estadounidense, las reacciones en los estados del Golfo, especialmente en Arabia Saudita y Qatar, fueron ambivalentes. Aunque los estados del Golfo se vieron contentos por la administración Obama, que les causó tremenda decepción debido a sus políticas en Irán y Siria y expresaron un cauteloso optimismo de que las políticas de Trump serían radicalmente diferentes, se vieron muy preocupados debido a sus declaraciones hostiles respecto a los musulmanes.

Las diferentes posturas de los países árabes se manifestaron en las reacciones de sus líderes ante la victoria de Trump. El Presidente egipcio Abd Al-Fattah Al-Sisi fue uno de los primeros líderes en llamarle y felicitarle y también lo invitó a visitar el país.[1] Otros, entre ellos el Rey saudita Salman, se limitó a enviar cartas de felicitación, destacando la importancia en las relaciones de sus países con los Estados Unidos.

Este documento dará un vistazo a las reacciones en varios países árabes a la victoria de Trump, expresada en declaraciones de funcionarios, así como también en artículos de prensa, especialmente editoriales y artículos de opinión de destacados periodistas. Debería mencionarse que la prensa palestina tiene todavía que publicar editoriales sobre la victoria de Trump.

Egipto: Esperamos que Trump traiga un nuevo espíritu a las relaciones entre Egipto-Estados Unidos

El régimen egipcio, bajo el Presidente Abd Al-Fattah Al-Sisi, le dio la bienvenida a la elección de Trump. Tan pronto como su victoria fue anunciada, Al-Sisi fue uno de los primeros en llamarlo y felicitarle.[2] Un comunicado de la oficina del presidente leyó: “Egipto espera que el mandato presidencial de Trump traerá un nuevo espíritu a las relaciones entre los dos países “y que los dos países se acercaran aun más.[3]

Editor del diario oficial egipcio Al-Ahram: La victoria de Trump – una oportunidad para Egipto de recuperar prominencia regional e internacional

Muhammad ‘Abd Al-Hadi’ Allam, editor en jefe del diario oficial egipcio Al-Ahram, escribió de manera similar: “La conversación telefónica entre el Presidente egipcio Abd Al-Fattah Al-Sisi y el Presidente electo Donald Trump y las congratulaciones que [Al-Sisi] le transmitió a [Trump] son un reflejo directo del deseo sincero del [primero] a crear profundas relaciones con un país que, durante más de tres décadas, ha mantenido estrechos vínculos estratégicos diplomáticos y económicos con Egipto – aunque en los últimos años estas relaciones estuvieron marcadas por desacuerdos sobre asuntos internos [egipcios] y de seguridad que crearon un cisma entre el mayor país árabe y el país más poderoso del mundo…

“La victoria de Trump y la derrota de Clinton [le propinó] un duro golpe a las bases del proyecto Tamkin [el plan de la Hermandad Musulmana de fortalecer el dominio islámico en Egipto] y allanar el camino para que Egipto recupere su función natural como el faro del Medio Oriente y el mundo árabe. La oportunidad existe y ambas partes deben aprovecharla. Si quisiéramos aprovechar esta oportunidad para cooperar con la nueva administración en Washington, que entiende que el papel de Egipto sólo puede realizarse [si existe] cooperación y comprensión sobre temas cruciales, debemos recalibrar [nuestro curso] y hacer cambios, para que podamos jugar un papel más central y atrevernos a enfrentarnos a las posturas existentes de [ciertos] países de la región que patrocinan abiertamente a las organizaciones terroristas”.[4]

Sentimientos similares fueron expresados por Al-Ahram Ahmed Abd Al-Tawad: “Cualquiera que fuese el comentario sobre sus tendencias e ideas donde la mayoría de estas solo conciernen a asuntos internos estadounidenses… de ahora en adelante debemos tener en cuenta los puntos positivos en el que podemos colaborar con él, especialmente ante sus comentarios explícitos sobre la guerra contra el terrorismo y específicamente su promesa de eliminar al EIIS.

“En cuanto a Hillary Clinton, su derrota es altamente rentable para Egipto y la región árabe. Ella participó en todas las acciones destructivas que dañaron a la región desde que se convirtió en secretaria de estado. Fue ella quien adoptó y ayudó a difundir la política de confianza sobre el denominado “Islam moderado”, que incluía a la Hermandad Musulmana [MB] en ese bando moderado. Por lo tanto, la HM se siente miserable por su derrota, ya que mientras ella se engañaba a si misma pensando de que iba adelante, ella prometió ayudarlos a retornar a la vida política de Egipto. También se jactó de su apoyo hacia Israel y cuestionó el apoyo de su rival Trump a ello, e incluso incrementó su campaña presidencial con consignas exageradas sobre quién apoya más a Israel. También reconoció la participación de Estados Unidos en el establecimiento de la notoria organización terrorista Al-Qaeda. Trump una vez la acusó de participar en la creación del EIIS…”[5]

Por otra parte, Al-Shurouq editor en jefe de ‘Imad Al-Din Hussein, conocido por sus críticas al régimen de Al-Sisi, escribió: “Se nos olvida que fue el incremento en el extremismo y terrorismo de las diferentes organizaciones en nombre del Islam y sus operaciones en Europa y Estados Unidos, que desencadenaron el surgimiento del extremismo occidental. Los extremistas en todos lugares, especialmente el EIIS, serán los que estarán más felices con la victoria de Trump, ya que este les proveerá nueva vida.

“Nosotros en Egipto y en el mundo árabe debemos leer y comprender los verdaderos sentimientos de los estadounidenses, cómo piensan y qué los motivó a elegir a un hombre al que casi todo el mundo creyó estar chiflado”. La mayoría de los líderes del planeta no anhelaban por la victoria de Trump y algunos incluso abiertamente esperaban que pierda, pero todos en la política se olvidarán de eso y pondrán la vista hacia el futuro… Esta es la realidad en el cruel mundo de la política…

“Personalmente, con la mano en mi corazón, temo por las sorpresas de Trump, que vendrán, que puedan representar el mayor peligro para el planeta. Pero en política debemos aprender a ser pragmáticos y separar por completo las emociones apasionadas y aspiraciones provenientes del interés…”[6]

Anfitrión de la televisión egipcia Tamer Amin: Al menos Trump nos dice de frente que es enemigo – los demócratas llevan puestos un millón de máscaras 

En Al-Hayat, la televisión egipcia el 9 de noviembre, el presentador de televisión Tamer Amin dijo que estaba feliz del triunfo de Trump, agregando que no podía soportar las políticas de Obama en el Medio Oriente y acusó a Clinton de fundar y financiar al EIIS. También dijo que los republicanos dicen la verdad de frente, mientras que los demócratas tienen “70 caras y un millón de máscaras”. Este concluyó: “Nos auto-felicitamos de que veremos a la Primera Dama Trump, así como también a su hija, quien es verdaderamente un espectáculo para los ojos doloridos”.

Para ver el clip en MEMRI TV, haga clic aquí o debajo.

Editor del diario sirio: La elección de Trump trae alegría a Siria

En Siria, hubo optimismo y alegría por la victoria de Trump, debido a sus posturas sobre terrorismo, pero principalmente debido a la derrota de Clinton, que como secretaria de estado cuando estalló la crisis en Siria en el 2011 estuvo firmemente en contra de la represión violenta del régimen de la revolución en su contra.

El consejero político y militar del Presidente Bashar Al-Assad, Bouthaina Sha’aban expresó su cautela en una entrevista con NPR: “Siria no interfiere en los resultados de las elecciones y en quién las ganó”. Lo que le interesa a los sirios es la política del nuevo presidente. Si la política va en concordancia con las aspiraciones de Damasco, entonces Siria estará abierta a cualquier colaboración con los Estados Unidos, así como también con otras naciones que respetan la soberanía nacional y preservan los intereses del pueblo, en lugar de interferir en sus asuntos. La intervención estadounidense en otros países ha traído nada más que desastres. Los Estados Unidos deben llevar a cabo una política de colaboración con países, en oposición a una de superioridad y [emitir] dictados”.[7]

Sin embargo, el parlamentario sirio Muhammad Kheir Al-Akam, quien es uno de los representantes del régimen en conversaciones con la oposición, fue más decisivo: “Una victoria de Trump es mejor que una victoria de Clinton. [Si hubiese ganado] la situación en la región hubiese sido peor y los estados del Golfo hubiesen sido los grandes ganadores”.[8]

Waddah ‘Abd Rabo, editor en jefe del diario sirio Al-Watan, cercano al régimen, estaba emocionado por la victoria de Trump, diciendo que todos sus puntos de vista “benefician a Siria”. En un artículo titulado “Trump – Crisis Para las Élites Globales, Alegría Para Siria”, este escribió que la calle estadounidense “ha elegido el extremismo sobre la manipulación y la honestidad sobre las mentiras y engaños”. Este dijo que la victoria tanto del Brexit en el Reino Unido como la de Trump en Estados Unidos demostró claramente que ambos pueblos “están más conscientes [que antes] de los engaños, mentiras y guerras destructivas por parte de sus políticos, así como su dependencia del dinero proveniente del Golfo, Su servilismo hacia los retrógrados y reaccionarios emiratos del Golfo y su desprecio por la expansión del Islam Wahhabí en las mezquitas y suburbios de sus propios países y por el hecho de que le permitieron a Al-Saud (la familia real saudita) y otros armar y financiar a las organizaciones terroristas…”

Explicando el por qué se sentía contento con la victoria de Trump, este escribió: “El presidente electo estadounidense [Trump] no tiene aspiraciones respecto a Siria y la región y no cree que los planes de los estados del Golfo para destruir Siria sean beneficiosos. Este, al igual que la mayoría de los sirios busca la eliminación del EIIS y de otros grupos terroristas extremistas y pudiese tomar las manos de Rusia y Siria para que juntos terminen con uno de los crímenes más horribles del siglo, perpetrado por la anterior administración estadounidense junto a sus aliados saudita, qatarí y turcos, este también pudiera proteger las fronteras de su propio país y revivir su deteriorada economía. Todas estas posturas benefician a Siria. Por lo tanto, uno no puede perderse la alegría en los rostros de la mayoría de los sirios, muchos de los cuales pasaron toda la noche viendo los resultados de la votación, mientras que otros despertaron a los resultados no esperados”. ‘Abd Rabo añadió: “No hay forma que Trump tome y retenga el poder sin cambiar seriamente la política exterior de su país…”[9]

Destacada figura de la oposición siria: Esperamos cooperar con Trump a fin de detener la matanza del pueblo sirio

Al mismo tiempo, la oposición siria también felicitó a Trump por su victoria y expresó su esperanza de cooperar con él para poner fin a la tragedia del pueblo sirio. El coordinador general del Alto Comité de Negociaciones (ACN) Riyad Hijab, le envió una carta a Trump en la que le felicitó en nombre propio y del ACN y “en nombre de millones de sirios que anhelan por libertad y democracia” y escribió: “Esta es una oportunidad histórica que debemos aprovechar para profundizar la amistad entre los pueblos sirio y el pueblo norteamericano… En Siria esperamos profundizar los lazos y la coordinación con ustedes para traer la paz a nuestra región y hallar soluciones justas y oportunas ante la amenaza del terrorismo que está poniendo en peligro a la región, en todas sus formas y organizaciones, especialmente el terrorismo de estado que el régimen [sirio] está empleando contra el pueblo sirio – un pueblo que está luchando para librarse de una dictadura repugnante y poder así disfrutar de la libertad y la democracia como todas las demás naciones del mundo libre… Esperamos cooperar [con usted] a fin de detener el asesinato de sirios y encontrar, junto a otros aliados de Estados Unidos y Siria, las mejores y más convenientes maneras de defender a los ciudadanos[sirios], aliviar su sufrimiento y traer la paz y la seguridad a nuestra región”.[10]

Diarios qataríes: “La victoria de Trump es muy preocupante para los gobernantes y líderes árabes”

En los países del Golfo se vio un optimismo cauteloso y esperanzas de que las políticas de Trump sobre temas de interés regional, en particular Irán y Siria, diferirán de las de su predecesor. Los líderes del Golfo enviaron mensajes de felicitación a Trump expresando su deseo de estrechar las relaciones con Estados Unidos.

Sin embargo, el diario de Londres Al-Quds Al-Arabi, propiedad de Qatar, que apoyó abiertamente a Clinton, informó que “lejos del protocolo [diplomático], la victoria de Trump es preocupante en gran medida para los gobernantes y líderes árabes. Estos se enfrentan a una nueva Estados Unidos dirigida por Trump y temen que cambie el orden regional que existía durante décadas”. El diario también indicó que los líderes del Golfo “desean un presidente estadounidense que entienda sus miedos y temores, después de ocho años de falta de confianza debido a Obama, con los que no tienen el tipo de relación personal que estos valoran altamente”.[11]

El editorial del 11 de noviembre, 2016 del diario expresó estas aprehensiones sentidas por los estados del Golfo. Este señaló que los primeros en regocijarse con la victoria de Trump y felicitarlo fueron el Presidente ruso Vladimir Putin, el Primer Ministro israelí Binyamin Netanyahu, el Presidente egipcio Abd Al-Fattah Al-Sisi y el régimen sirio de Bashar Al-Assad, mientras que los estados del Golfo sintieron “considerable aprensión” por su victoria. Este agregó “Uno de los aspectos polémicos de la campaña electoral de Trump fue su postura hacia los países árabes del Golfo y sus declaraciones de que Estados Unidos no defenderá a estos estados de forma gratuita, sino que exigiría un precio por esta protección. Esto está muy cerca del chantaje… El hecho de que este hizo declaraciones similares respecto a los aliados [de Estados Unidos] en la OTAN puede consolar de alguna manera a los árabes, pero esta declaración sin embargo alerta [a los árabes] a cómo realmente este los ve: como debiluchos que necesitan sobornar a alguien para que los defienda!

“Algunos pudieran decir que Trump el presidente será completamente diferente del Trump candidato que deseaba recoger votos y que los Estados Unidos es un estado de instituciones. Estos son argumentos razonables, pero Trump es conocido como una figura autoritaria y a diferencia de Obama, su partido posee una mayoría en el Congreso, agregando a eso el hecho de que la Corte Suprema esté bajo su influencia [y se nos lleva a la conclusión de que] la distancia entre sus consignas y sus acciones puede no ser tan grande. Por lo tanto algunos de los temores de los árabes y musulmanes pueden por desgracia hacerse realidad”.[12]

“Caricatura en diario qatarí: “El verdadero fin del mundo” no será el resultado de “un meteorito impactando sobre la tierra”, “la erupción de un súper-volcán” o “el retorno de la edad de hielo” sino la victoria de “Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos (Al-Quds Al-Arabi, Londres, 11 de noviembre, 2016).

Caricatura en diario qatarí: “El grito de las elecciones estadounidenses” (Al-Quds Al-Arabi, Londres, 10 de noviembre, 2016)

En un editorial, el diario de Qatar Al-Raya pidió a Trump tomar en serio los ‘temores de los países del Golfo a las políticas de Estados Unidos en la región y repensarlas para que estén más en concordancia con el estatus regional e internacional de estos países: “La historia de las sólidas relaciones entre los estados árabes del Golfo y los Estados Unidos, que se convirtieron en una asociación estratégica, significa que el nuevo presidente estadounidense debe tomar en serio las preocupaciones del Golfo sobre la política estadounidense, en particular la postura estadounidense sobre los problemas de la región – la bizarra LJCPT, [Ley de Justicia Contra los Patrocinadores del Terrorismo], la injerencia de Irán en los asuntos regionales, Israel y el problema palestino y la situación en Yemen, Irak y Siria, porque estos temas afectan las relaciones entre Estados Unidos y los países del Golfo…

“La victoria presidencial de Trump y el comienzo de una nueva era presidencial para Estados Unidos, ofrecen la oportunidad perfecta para que la administración estadounidense reexamine sus posturas sobre temas del Golfo y los árabes. La situación internacional y regional ha cambiado completamente y que el Consejo de Cooperación del Golfo declara que ya no estarán al margen de las crisis regionales e internacionales que les afectan, sobre todo después de convertirse en actores principales y centrales, cuyas posiciones en todos los asuntos son escuchados y después de convertirse en socios centrales regionales e internacionales que no pueden ser descartados, eludidos o ignorados como en el pasado.

“Por lo tanto, los estados del Golfo, incluyendo Qatar, que ha felicitado al nuevo presidente estadounidense por su victoria, anhelan abiertamente un glorioso futuro que les espera en sus relaciones con Estados Unidos, porque entienden su importancia y esperan que el Golfo y los Estados Unidos juntos superaran los temores que afectan su relación y fortalecerán su asociación estratégica sobre la base de nuevos principios que satisfagan las demandas del Golfo. Esto depende de la solución de los asuntos pendientes, siendo estos lo más importante exigido a la nueva administración estadounidense”.[13]

Caricatura en diario qatarí: Trump en la Casa Blanca (Al-Sharq, Qatar, 10 de noviembre, 2016)

Editorial saudita: Tal vez Trump, a diferencia de Obama, reconocerá una vez más la existencia de un eje del mal global

El rey saudita Salman bin ‘Abd Al-Aziz envió sus felicitaciones a Trump, subrayando las estrechas relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudita y expresando su deseo de una mayor cercanía de una manera que sirva los intereses de ambos.[14] El príncipe y empresario saudí Walid bin Talal, quien el año pasado denominó a Trump una “desgracia … para todos los Estados Unidos” y exigió se retire de la contienda presidencial por sus comentarios sobre los musulmanes, tuiteó: “El presidente electo @realDonaldTrump cualquiera sean las diferencias pasadas, Estados Unidos ha hablado, felicitaciones y mis mejores deseos por su presidencia”.

(Twitter.com/Alwaleed_Talal, 9 de noviembre, 2016)

Varios editoriales en diarios saudíes expresaron su optimismo sobre las políticas futuras de Trump. El diario oficial saudita Al-Watan declaró: “Trump prometió que reexaminara los tratados internacionales firmados entre los Estados Unidos y otros países, principalmente Irán, cuyo canciller pidió ayer al nuevo presidente de Estados Unidos que cumpla los acuerdos pasados. Quizás Trump [reconocerá la existencia del] eje del mal global declarado por George Bush Jr., [un reconocimiento] que Obama abandonó cuando negoció [con Irán sobre el tema en materia nuclear], diciendo en ese momento que esto era algo bueno…

“No hay duda de que Trump, quien culpó a Obama y a su administración por el fracaso de la política exterior estadounidense, será exitoso en su propia política exterior, ya que los años pasados han sido de un largo fracaso debido a las falsas líneas rojas, promesas vacías y acuerdos que perjudicaron la paz y la seguridad internacional. No habrá cambios radicales en la estrategia de la política estadounidense alrededor del mundo a pesar de ocho años de debilidad y retirada de la arena domestica. Trump restaurará la confianza en el gobierno estadounidense, que ha perdido credibilidad en todo el mundo [debido a los acontecimientos en] Crimea, Siria, china y Libia…”[15]

Para ver el resto del despacho en inglés junto a las imágenes y videos copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: http://www.memri.org/report/en/0/0/0/0/0/0/9546.htm

[1] En relación a la preferencia de Donald Trump sobre Hillary Clinton por el régimen egipcio durante la campaña electoral, véase MEMRI Investigación y Análisis No. 1278, Severa crisis económica de Egipto enciende duras críticas a la política económica del régimen, y llama a derrocarlo, 11 de noviembre, 10 de noviembre, 2016.

[2] Al-Ahram (Egipto), 9 de noviembre, 2016.

[3] Al-Watan (Egipto), 9 de noviembre, 2016.

[4] Al-Ahram (Egipto), 11 de noviembre, 2016.

[5] Al-Ahram (Egipto), 10 de noviembre, 2016.

[6] Al-Shurouq (Egipto), 10 de noviembre, 2016.

[7] Al-Watan (Siria), 10 de noviembre, 2016.

[8] Al-Watan (Siria), 10 de noviembre, 2016.

[9] Al-Watan (Siria), 10 de noviembre, 2016.

[10] Twitter.com/hijab_riad 9 de noviembre, 2016.

[11] Al-Quds Al-Arabi (Londres), 10 de noviembre, 2016.

[12] Al-Quds Al-Arabi (Londres), 11 de noviembre, 2016.

[13] Al-Raya (Qatar), 10 de noviembre, 2016.

[14] Alarabiya.net 9 de noviembre, 2016.

[15] Al-Watan (Arabia Saudita), 10 de noviembre, 2016.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.