Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
27 Tishri 5778 | martes octubre 17, 2017
donativo

La Red Ferroviaria Red-Med: Nuevas Oportunidades para China, Israel y el Medio Oriente 


La “Iniciativa Belt and Road” de China (IBR) es una red regional prevista de infraestructura marítima y ferroviaria destinada a fortalecer la posición del Medio Oriente como ruta comercial crítica entre Oriente y Occidente. Un elemento de la prevista IBR es el proyecto ferroviario Red-Med, que conectara los puertos israelíes de Eilat y Ashdod. El proyecto Red-Med ofrece importantes beneficios potenciales para Israel, así como también la posibilidad de mejorar oportunidades y las relaciones regionales.

Con el fin de garantizar un acceso fiable a la navegación comercial china desde el Mar Rojo hasta el Mediterráneo, Beijing está invirtiendo en una red regional de infraestructura marítima y ferroviaria destinada a conectar China con Europa a través de Asia y el Medio Oriente. El objeto de este ambicioso y costoso proyecto, conocido como la Iniciativa “Belt and Road” (IBR), es crear rutas de exportación para complementar el Canal de Suez, del cual China depende ahora exclusivamente para sus envíos marítimos a Europa.

Una opción a considerar es el proyecto ferroviario Red-Med, que conectara la ciudad portuaria israelí de Eilat con el puerto israelí de Ashdod sobre el Mediterráneo. La red ferroviaria Red-Med, una red de 350 kilómetros, incluirá 63 puentes que recorren un total de unos 4,5 kilómetros en total, así como también cinco túneles que totalizan 9,5 kilómetros. Los trenes en la línea ferroviaria Red-Med viajarán a 250-300 kph y se espera acomoden pasajeros y carga.

Se espera que el proyecto cueste más de 25.000 billones de NIS (6.5 billones de dólares), pero esta cifra pudiera alcanzar los 50.000 billones de NIS (13.000 billones de dólares). Se prevé que las operaciones comenzarán cinco años después del inicio de la construcción. El proyecto aún no ha recibido aprobación final o una financiación segura.

Además de servir a los intereses exportadores de China, la red ferroviaria Red-Med podría ser una bendición para la industria de gas natural de Israel. Con un gasoducto de gas natural que atraviese Israel entre Eyat y Ashdod, el gas natural israelí podría ser bombeado de los campos mediterráneos que actualmente están en desarrollo y ser enviado a los mercados asiáticos como China e India a través del Mar Rojo.

Por lo tanto la red ferroviaria Red-Med a través de Israel tiene una importancia geoestratégica y geoeconómica regional. Esta proveerá una ruta segura, complementaria al Canal de Suez, por la que la materia prima y buques con carga energética podrían ser transportados desde Europa a China. También servirá para trasladar productos terminados de China a Europa a través del Golfo de Aden.

Dado que la línea Red-Med no está diseñada para competir con el Canal de Suez para el comercio entre el Extremo Oriente y Europa, el corredor comercial terrestre pudiera fortalecer las relaciones entre Egipto e Israel. La línea ferroviaria de carga facilitaría el transporte entre los centros industriales del norte y los del sur, lo cual iría en beneficio económico y político para ambos estados. El proyecto ferroviario aumentaría la cooperación económica y reforzaría la coordinación en el área de seguridad, ayudando así a mantener la paz y la estabilidad en la región. Las relaciones de Israel con Egipto no deberían verse perjudicadas por el ferrocarril y el proyecto debería ser beneficioso para la economía de Egipto.

Israel también puede aprovecharse del proyecto Red-Med para promover su floreciente relación económica y política con China. La ubicación de Israel (al igual que la de Djibouti) lo hace ser un puente terrestre factible que conecta las rutas comerciales de China desde el Lejano Oriente a través de África hasta el Medio Oriente y hacia Europa.

Tal desarrollo convertiría a Israel en una parte esencial del ecosistema comercial global. Impulsaría su economía y transformaría su comercio, infraestructura y relaciones regionales. Israel podría convertirse en un actor importante al proveer tecnología necesaria para apoyar la industrialización del Medio Oriente dentro del contexto de la IBR en China.

Sin embargo, existe una seria restricción práctica. El puerto de Eilat no está actualmente equipado para permitir la entrada a buques con contenedores de tamaño adecuado que viajan en los circuitos Asia-Europa. El tamaño promedio de estos buques ha crecido considerablemente, y la tendencia es hacia buques aún más grandes. El puerto de Eilat puede manejar buques de un máximo de 8.000 TEU (unidades equivalentes a 20 pies), pero casi la mitad de las órdenes actuales de buques son para buques que superen los 12.000 TEU.

Esto a su vez significa que el gobierno israelí tendría que invertir billones de dólares en el puerto de Eilat a fin de prepararlo para recibir buques más grandes (más de 10.000 TEU), sin garantía de que los mega-buques atraquen en su puerto. El gobierno también tendría que invertir fuertemente en infraestructura portuaria, incluidas la expansión de las capacidades ferrocarrileras y de carretera, a fin de manejar la carga de estos buques. Tal extensa inversión dentro del puerto, además de los altos costos del proyecto ferroviario, tienen poco sentido comercial.

Sin embargo, si el proyecto ferroviario se extendiera al puerto de Aqaba en Jordania, la cantidad de carga que viaja desde el Mar Rojo al Mediterráneo pudiera aumentar dramáticamente. El puerto de Aqaba es más grande y está mejor desarrollado que el de Eilat. Este consiste en un terminal principal, un terminal de contenedores y un terminal industrial, apto para la clasificación de buques más grandes.

El gobierno israelí ha reconocido que Jordania pudiera estar involucrada en el proyecto Red-Med, y existen planes para extender la línea a Aqaba luego de la construcción de la línea ferroviaria de carga. El uso que Israel hace de las instalaciones portuarias de Aqaba, que están entre las más grandes y modernas del Medio Oriente, podría crear una vía alterna al transporte terrestre, limitada en términos de capacidad y disponibilidad. Además, la participación de Jordania en el proyecto fortalecería las relaciones bilaterales y alentaría a los países árabes a utilizar la infraestructura portuaria de Eilat.

La paz y la estabilidad en el Medio Oriente comienzan desde lo más bajo hacia arriba, creando valor económico y fomentando las relaciones geopolíticas en la región. Aunque las iniciativas políticas pudieran conducir a negociaciones productivas sobre temas de tierra, gobernabilidad y seguridad, sería un error suponer que garantizarán una paz duradera. La verdadera paz y estabilidad necesitan de un desarrollo económico regional y un arreglo político. Esa visión sigue siendo una perspectiva lejana, pero el proyecto Red-Med – bajo ciertas condiciones – pudiera ayudar a hacerlo realidad.

La participación económica de China en el proyecto tiene el potencial de transformar el comercio, la infraestructura y las relaciones regionales del Medio Oriente, así como también proveer una nueva seguridad, paz y estabilidad a la región. La convergencia de Pekín y sus socios del Medio Oriente puede servir como una poderosa fuerza transformadora, dada su probable influencia futura en la región. Si este es construido y aplicado con éxito, la IBR podría ser un motor económico importante para China, lo que le permitirá aprovechar sus ventajas comerciales y mejorar su poder geopolítico con los países de todo el Medio Oriente.

La política exterior china en el Medio Oriente, en términos generales, está impulsada por amplios intereses nacionales: continuar el crecimiento económico de Pekín; preservar su sistema político comunista; defender su soberanía de la amenaza extranjera; inhibir la intervención extranjera en los asuntos internos y expandir su influencia global como un creciente poder económico y político. Estos intereses nacionales más amplios se reflejan en los principales objetivos de China en la región: lograr la seguridad energética; mejorar vínculos económicos; fomentar las relaciones amistosas con todos los países del Medio Oriente y promover la estabilidad regional que apoya los intereses económicos, políticos y de seguridad de China.

La implementación exitosa del proyecto Red-Med como parte de la IBR de China haría de Beijing un actor importante y un “independista responsable” con un impacto cada vez más significativo sobre la paz, estabilidad y seguridad del Medio Oriente. China puede elegir convertirse en una fuerza regional estabilizadora, una posición que se adaptará a los estados locales, así como también salvaguardar los intereses chinos.

Cabe recordar que existen riesgos inherentes al proyecto ferroviario Red-Med, debido a los grandes retos de ingeniería y a los elevados costos proyectados, a través de un cuestionamiento de la viabilidad económica. Por otra parte, el ferrocarril como paso terrestre para los embarques procedentes de China plantea riesgos similares a los del canal de Suez en Egipto.

Sin embargo, la exclusividad de China en el canal para los envíos de embarques a los mercados europeos es en sí un creciente riesgo para el crecimiento continuo de su economía. Pekín necesita minimizar el peligro de interrupciones del transporte reduciendo su dependencia a una ruta única.

Una implementación exitosa del proyecto Red-Med, un punto focal estratégico de la IBR de China, permitiría la aparición de una importante zona de comercio económico integrada y una infraestructura de transporte global que una a China con Europa a través de Asia y el Medio Oriente. Si Pekín no aprovecha esta oportunidad, perderá una ocasión única no sólo de mejorar y diversificar sus rutas comerciales y energéticas, sino de posicionarse como un actor crítico en el Medio Oriente.

El Dr. Mordechai Chaziza es profesor titular de Ciencias Políticas en el Instituto Académico Ashkelon, especializándose en relaciones extranjeras y estratégicas chinas.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.