Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
27 Tammuz 5777 | Viernes Julio 21, 2017
donativo

Goya debuta con éxito en Jerusalén

Con motivo del 30 aniversario de relaciones diplomáticas, el Museo del Prado cede 10 grandes pinturas de Goya al Museo de Israel en su primer gran desembarco a la región.


Exposición sobre Goya en Jersualén “Francisco Goya: Sueños y Pesadillas”, EL MUNDO
Los diez cuadros de Francisco Goya elegidos para la ocasión aterrizaron en dos aviones a Tierra Santa. Como si fueran estadistas de un mismo país, se separaron ante el temor de un accidente aéreo. Finalmente, el envío del Museo del Prado llegó sin ningún rasguño al Museo de Israel en Jerusalén que este viernes cumple con éxito su primera semana de la exposición titulada “Francisco Goya: Sueños y Pesadillas”.

Sueño artístico al poder disfrutar de obras tan importantes como El pelele (1791-92), El quitasol (1777), Vuelo de brujas (1798) o Los pájaros muertos (1808-12). Sueño histórico al ser la primera vez que pinturas de Goya se exponen y disfrutan en las conflictivas tierras de Oriente Próximo.

Con naturalidad y expectación, los habitantes de un país con tantos contrastes como Israel han recibido al artista de los contrastes que puede ser amable y alegre y posteriormente muy bronco con los defectos de la sociedad española y de la época que le tocó vivir. Esta dualidad se aprecia a la perfección en la muestra en Jerusalén. Si quieren, un antes y un después de su sordera. El joven amante de la buena vida y el hombre enfermo con enormes fantasmas interiores.

Los 10 óleos del Prado tienen la buena y necesaria compañía de un centenar de grabados de Goya que pertenecen al centro israelí. La cooperación entre los dos museos se enmarca en el 270 aniversario del nacimiento del pintor de Fuentetodos y es el broche final a los actos del 30 aniversario de las relaciones entre España e Israel.

“Teniendo en cuenta el mal tiempo de esta primera semana, han venido muchas personas para presenciar las obras tan importantes de este gran y complejo artista. Hemos recibido excelentes críticas de otras galerías del Museo y en general del sector”, nos dice la comisaria de la exposición, Shlomit Steinberg, en el centro de la sala central iluminada de rojo con los sueños de Goya. La israelí y la española Manuela B. Mena (Prado) son las encargadas de los textos que acompañan las joyas del artista español.

¿Las cuestiones políticas afectan a la colaboración entre museos de dos países diferentes?, preguntamos. “No. Entre los colegas de otros museos ya sean de Estados Unidos, Alemania o España por poner tres ejemplos, la relación es amistosa y muy profesional. Estamos muy contentos con la cooperación con el Museo del Prado”, responde Steinberg.

“El sueño de la razón produce monstruos” se lee en español en una obra en el corredor menos iluminado. Ayelet Rund hace una foto. “Hace mucho tiempo que quería ver este cuadro. Goya era un autor muy complejo como se refleja en toda su obra”, comenta esta estudiante de Arte de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

“El mayor proyecto cultural entre España e Israel”

Esta exhibición es la mayor cooperación entre el Museo Israel y el Museo del Prado. El embajador español en Israel, Fernando Carderera va más allá: “Es el mayor proyecto cultural en los 30 años de relaciones entre España e Israel”.

Para el diplomático español, la muestra tiene también un componente personal. Uno de sus antepasados, el coleccionista de arte Valentín Carderera era pintor de cámara con Isabel II y un gran conocedor de la obra del artista zaragozano. “En 1835, publicó la primera biografía de Goya pero evidentemente esto no es un proyecto personal sino de España como país y de la embajada”, cuenta Carderera que recorriendo la galería en el Museo de Jerusalén cierra un círculo histórico, diplomático y familiar.

“La acogida ha sido extraordinaria. En el Museo de Israel hay mucho agradecimiento a la enorme generosidad del Prado por ceder 10 cuadros de primera fila de Goya incluido un icono como El quitasol. Probablemente es la muestra más importante sobre pintura antigua que ha exhibido el Museo de Israel”, concluye.

En declaraciones a ELMUNDO.ES, el director del Museo de Israel, James S Snyder, recuerda la “cooperación en el pasado entre los dos museos que han decidido trabajar juntos con motivo de esta especial efeméride”. “Las obras del Prado fueron seleccionadas para ampliar los temas de Goya del Museo de Israel proporcionando a nuestro público una nueva visión de su obra”, añade el director de un centro que cada año acoge a casi un millón de visitantes. Preguntado por el llamado “boicot cultural”, contesta: “La forma en la que los museos de todo el mundo colaboramos centrándonos en dar a conocer el legado de otras culturas representa el tipo de colaboración intercultural que puede promover significativamente el diálogo entre las naciones”.

Orgulloso de su paisano en Jerusalén

En una jornada de muchos truenos y rayos en Jerusalén, Javier Moreno aporta calma y satisfacción. “Como español, zaragozano y goyista, estoy orgulloso de ver sus cuadros en Jerusalén. Soy de su mismo pueblo así que verlo aquí es un honor. La exposición está bien organizada y los grabados son impresionantes”, cuenta el español que lleva varios días de turismo en Israel.

“Para mí, Goya es el creador del impresionismo. El Goya grabador es fértil. Tenemos la suerte aún de poder ir a Bellas Artes en Madrid y ver allí las planchas”, apunta mientras su esposa, la artista madrileña Asunción Bau le considera “un símbolo social y artístico porque representa toda la etapa del momento que vive. La época feliz de Carlos III, la llegada de la Ilustración a España, con los cartones para tapices que nos muestra una sociedad desenfadada, juguetona y divertida. Luego la época de la guerra, llegan sus grabados y toda la crítica social y a la guerra como vemos en esta exhibición”.

A pocos metros, una pareja de turistas argentinos contempla la serie “Los Desastres de la Guerra”. “En este gran museo se hace un recorrido desde el principio de la Humanidad y Goya también refleja las guerras. Desgraciadamente hoy seguimos igual o peor”, lamentan al unísono Lilia y Osvaldo Bravo mientras contemplan la obra del pintor de los sueños y pesadillas. Entre las luces y sombras de un espacio conquistado por el arte de Goya .

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.