Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
2 Elul 5777 | Jueves Agosto 24, 2017
donativo

Un milagro llamado Israel (Primera Parte)


Santuario del Libro: Una de las estructuras más icónicas del Museo de Israel donde se albergan los rollos del Mar Muerto. La arquitectura general del museo combina las líneas más contemporáneas con las formas reminiscentes del pasado y la tradición hebrea. (© Foto de la autora)
 

Todos tenemos ideas preconcebidas sobre los lugares que no conocemos. Por eso, cuando recibí una invitación de America’s Voices in Israel para viajar a ese país junto a una decena de periodistas y escritores, dudé un poco antes de aceptar, no porque no deseara conocerlo, sino porque sopesaba lo peligroso que podría ser un viaje al Medio Oriente, especialmente a un territorio inmerso en un conflicto territorial y político tan complejo.

Sin embargo, al final decidí ignorar los miedos y acepté. Fue una de las mejores decisiones de mi vida. No solo fue un viaje maravillosamente tranquilo, sino que aprendí en una semana lo que no había aprendido en todos los libros y artículos que había leído hasta el momento; y no me refiero solo a su historia o a sus costumbres, sino a lo que significa vivir en una nación tan rica en matices como fascinante.

Mi primera sorpresa fue la seguridad que significa viajar en El Al Israel Airlines, que la publicación Global Traveler ha catalogado como “la aerolínea más segura del mundo”. Antes de abordar el avión, cada pasajero es entrevistado por personal especialmente entrenado. Para quienes se animen a viajar en ella, les advierto que estos amables agentes le harán todo tipo de preguntas durante quince o veinte minutos. Mi consejo: no se asuste ni se incomode. Piense que es por la seguridad de todos. Además, la eficiencia de los israelíes asegura que no haya más demora viajando por esa aerolínea que por otras. Los vuelos salen con puntualidad, excepto si hay mal tiempo o por otra razón por la que cualquier aerolínea se retrasaría.

Durante el viaje, cuando todas las luces del avión se apagaron para permitir el sueño de los pasajeros, noté que uno de ellos se había levantado para leer un libro a la luz del único foco encendido junto a la puerta de salida. Varias veces abrí los ojos (suelo dormir mal en los aviones) y cada vez que lo hacía, volvía a ver al mismo lector de pie bajo el pequeño foco. La tercera vez eran casi las dos de la madrugada. “Bueno, ya esto no es normal”, me dije. “Ni que estuviera de guardia”. Y de pronto tuve la certeza de que no se trataba de un simple pasajero insomne. Cuando lo observé más detenidamente, noté el discreto abultamiento debajo de la camiseta, a la altura de la cintura: un arma.

Más tarde me enteré que todos los vuelos de El Al llevan agentes encubiertos. Además, es la única aerolínea comercial del mundo con sistemas antimisiles para repeler cualquier ataque aéreo. Así es que viajar en ella es tan seguro como hacerlo en un avión militar con todos los recursos para defenderse.

Tel Aviv

Bajar por la rampa interior de un aeropuerto en dirección a la Aduana, y que lo primero que uno vea sean tres gigantescos mosaicos de evidente antigüedad dándonos la bienvenida, es suficiente para darse cuenta de que nos encontramos en un país que ama la cultura y la historia. Harta de los aeropuertos llenos de anuncios banales (con las consabidas mujeres de gestos provocativos o sensuales), ser recibida por esta visión museística fue sentirme nuevamente persona. Era como llegar a un lugar donde –a diferencia de casi todo Occidente– se valoraba más la inteligencia y el conocimiento que el consumismo banal.

murales

Murales antiguos reciben a los visitantes en el aeropuerto de Tel-Aviv (© Foto de la autora).

En aquel momento me quedé intrigada sobre ellos, pero a mi regreso busqué más información.

El mosaico cuadrado de la derecha, decorado con aves, contiene una cita del Deuteronomio en griego: “Bendito serás cuando llegues, y bendito serás cuando partas”, una frase muy apropiada para los que visitan Tierra Santa.

El mosaico largo de la izquierda pertenece a un edificio bizantino del siglo VI, decorado con animales, árboles y frutos. A su derecha, abajo, otro proveniente de la ciudad marítima de Cesárea muestra a una mujer que sostiene un cesto de frutas, como símbolo de prosperidad. Así es Israel: un país próspero y acogedor, donde nada es fortuito y donde cada piedra o decoración, sea antigua o moderna, tiene un significado para quienes tengan el espíritu y los ojos abiertos.

Tradición vs. Modernidad

Cuando se piensa en Israel, lo primero que viene a la mente son sitios e imágenes alusivas al cristianismo o al judaísmo, como el Santo Sepulcro o el Muro de los Lamentos. Pero la cuna del cristianismo también tiene aristas cargadas de modernidad que pocos conocen.

El lujo y el confort de los hoteles frente a las playas de Tel Aviv no tienen nada que envidiar a los de otros países. De hecho, la vista que teníamos desde el Hotel Herods, donde nos alojamos, era extraordinaria. Para mí, que provengo de un país caribeño con playas estupendas, y que ahora vivo en Miami, famosa por lo mismo, aquel paisaje me dejó literalmente sin aliento.

Vista del mar desde la cafetería del Hotel Herods (Tel Aviv) donde me hospedé.

Vista del mar desde la cafetería del Hotel Herods, Tel Aviv. (© Foto de la autora)

Tampoco me esperaba lo que vi cuando visitamos los estudios del canal i24News, uno de los más recientes centros de noticias del país, fundado hace solo tres años.

Según nos explicó uno de sus productores, Carlos Gurovich, uno de los problemas que enfrenta el Medio Oriente es que las agencias occidentales que informan sobre lo que ocurre allí suelen ser siempre las mismas y, en muchas ocasiones, usan los testimonios de ciudadanos palestinos, debido a que estos resultan fuentes de información mucho más baratas que si tuvieran que trasladar a periodistas profesionales, por lo cual las noticias sobre conflictos y enfrentamientos suelen recibirse deformadas o parcializadas.

Con el fin de contrarrestar esto, i24News se fundó como un canal independiente que vive de la publicidad y de los aportes de diversos inversionistas. Actualmente, transmite en árabe, inglés y francés para toda Europa y Africa del Norte, y es captado por satélite en todo el Medio Oriente.

Cuando visité la redacción vi a jóvenes periodistas de diferentes orígenes étnicos y culturales que trabajaban en el mismo espacio (cada uno habla entre 2 y 5 idiomas). Esa redacción es una de las tantas muestras de diversidad que encontré y de la que hablaré con más detalle en el próximo artículo.

img_0838

Visita a los estudios del canal israelí i24News, que transmite en francés, inglés y árabe. Todos sus periodistas hablan entre 2 y 5 idiomas. ( © Foto de la autora)

Además de ser el centro financiero y tecnológico de Israel, Tel Aviv es una capital llena de joyas arquitectónicas. Su zona más famosa es la llamada la Ciudad Blanca, nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco debido a que sus 4.000 edificios de estilo Bauhaus la convierten en el lugar con mayor concentración de este tipo de arquitectura en todo el mundo.

img_0861

Detalle arquitectónico en Tel Aviv. Figuras azules en Art Market (Bruno Art Group). (© Foto de la autora)

Jaffa, barrio de gatos y leyendas

Esa primera noche me fui con el resto del grupo a comer y a caminar por el puerto de Jaffa (pronúncienlo Yafó o algún israelí les llamará la atención de inmediato), un barrio tan antiguo que su historia está asociada con Jafet, uno de los tres hijos de Noé, que supuestamente fue su fundador cuarenta años después del Diluvio.

Frente al puerto se encuentra un grupo de rocas donde cuenta la leyenda que Perseo liberó a la princesa Andrómeda de ser devorada por un monstruo que asolaba el reino. También fue en sus cercanías que Jonás fue devorado por un pez gigantesco, en cuyo interior permaneció tres noches y tres días antes de volver a la luz… Todos estos mitos, que se pierden en la noche de los tiempos, son una señal de la antigüedad de esta ciudad portuaria, creada —según los restos arqueológicos— 7.500 años antes de Cristo, es decir, muchos milenios antes de que los egipcios comenzaran a construir sus primeras pirámides o que China levantara su famosa muralla.

img_0858

Esta soy yo, junto al restaurante Aladdin, donde había una verdadera concentración de gatos.

Mientras caminaba por el viejo Jaffa, tropecé con un espectáculo que luego se repetiría por casi todos los rincones de Israel: colonias enteras de gatos, de todos los colores y tamaños, dormían o descansaban tranquilamente en medio de las aceras o alrededor de los comercios.

Frente a un restaurante llamado Aladdin me tomé varias fotos con estos mininos que no se inmutan ante la presencia humana. Cualquiera puede acercarse, sentarse junto a ellos, acariciarlos, hablarles, y ellos se quedan tan campantes… Es el mejor indicio de que allí ningún ser humano es agresivo con ellos. Además, todos los gatos se ven saludables y bien alimentados.

A lo largo del viaje noté que muchas personas salían de sus casas y comercios a darles comida. Resulta obvio que en ese país hay una cultura de amor a los felinos, aunque ya me han dicho que Turquía es muy parecida en ese sentido.

También averigüé que el propio estado subvenciona campañas constantes para esterilizar a los gatos callejeros, antes de soltarlos, con el fin de evitar una sobrepoblación aún mayor de la que ya se calcula. Al parecer, los gatos no suelen vivir tanto dentro de las casas, como suele ocurrir en otros países, sino que viven a su albedrío por las ciudades bajo el cuidado de todos los ciudadanos.

Terminamos esa noche en Dr. Shakshuka, un pintoresco y popular restaurante del puerto donde el menú es comida tradicional tripolitana. La decoración es muy loca y divertida. Decenas de cacharros de cobre cuelgan sobre las cabezas de los comensales. Las mesas son de madera tosca y las paredes de ladrillos sin repellar. Todo muy rústico e informal para enfatizar la sencillez.

Decoración interior del restaurant Dr. Shakshuka, de comida casera israelí

La decoración del restaurant Dr. Shakshuka es tan ligera y desenfadada como su menú. (© Foto de la autora).

La comida es barata, nada pretenciosa, y aunque no soy especialista en gastronomía del Medio Oriente, con solo probar sus platos me di cuenta de que así debían saber las comidas de las abuelitas de Trípoli.

img_3190

Comida casera del Medio Oriente en el Dr. Shakshuka (© Foto de la autora).

Me encantó el vino caliente y especiado que degusté con platillos muy diferentes. En el Medio Oriente, como en Asia, suelen servirse una gran cantidad de platos diversos que todos comparten.

img_3189

Platillos variados en el Dr. Shakshuka (© Foto de la autora).

Al día siguiente partimos rumbo Haifa y Nazaret. Lo mejor estaba aún por venir.

https://blog.dainachaviano.com/2016/12/05/un-milagro-llamado-israel-primera-parte/

 

 
Comentarios

Por su milenaria y singular historia, sus aportaciones a la evolucion de nuestro mundo en las mas diversas disciplinas, por una realidad que por desconocida impácta y cautiva a cuantos a ella se acercan, empezando por los millones de visitantes que cada año alli se dan cita, y como no, por la filiacion espiritual de la que fue hecho receptor por Parte del Eterno su (nuestro) D- Israel es en si mismo un milagro, pues núnca tal calificativo halló mas ajustada referencia en cualquiera de los paises que le rodean, como en esta diminuta parcela de tierra de apenas algo mas de 20 000km cuadrados de superficie …
Una especifidad la súya, que le convierte en destinatario de envidias, recelos y rechazos, por parte de sus vecinos, y de una comunidad internacional “amnésica” y desagradecida, cuando de recordar las afrentas instigadas y permitidas por ella sobre el pueblo judio es cuestion, o es llamada a hacer memoria de los muchos beneficios que de este último ha recibido a lo largo de tantos siglos …
Por fortuna y a pesar de todo ello; “Israel vive” / Am Israel Jai!!!

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.