Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
1 Elul 5777 | Miércoles Agosto 23, 2017
donativo

Libelo de sangre 2.0 en El País


Sorprende leer en la tribuna del diario El País un artículo de opinión como La sinrazón y la tragedia. No sorprende por lo anti-israelí (algo a lo que el medio tiene ya bien acostumbrados a sus lectores), sino por la virulenta nueva vuelta de tuerca que supone para el propio periódico sumarse a la publicación de libelos antisemitas.

El autor es Jerónimo Páez, y como toda seña de identidad, el diario nos explica que es “abogado”.

Probablemente la joya de los despropósitos del artículo es la falacia comparativa de su segundo párrafo:

“Uno se pregunta, sobre todo si es andaluz, cuál hubiera sido nuestra respuesta si los herederos de los Omeyas sirios hubieran decidido, ante la tragedia que sufren, instalarse en Andalucía, patria de sus ancestros.”

Se ve que a pesar de haber leído un libro sobre la situación actual, el abogado no sabe que la presencia judía en la región data de miles de años atrás. Mucho antes de que el cristianismo y obviamente el islam, vieran la luz, ya había judíos en la tierra de Israel, y ahí se mantuvieron indefinidamente, a pesar de los múltiples intentos por eliminarlos.

El origen del reino de los Omeyas está en Damasco, el del judaísmo en Jerusalén. Cada uno en su sitio.

Pero la idea del artículo no es la de plantear una reflexión en términos racionales, sino la de enturbiar más la historia, y tejer una serie de acusaciones completamente ridículas contra Israel. Como pueden ver, de rigor en el razonamiento, mejor ni hablar.

Según la Tribuna de opinión del diario El País, los judíos son culpables de:

-No buscar la paz desde el inicio del sionismo

Que Israel aceptara la partición y que fueran los árabes quienes declararan la guerra, es irrelevante para el autor.

¿Dónde quedaron en este artículo las ofertas de Barak y de Olmert, que ofrecían casi la totalidad de las demandas árabes, y que fueron rechazadas o ignoradas por Arafat y Abbas?

¿Y los pogromos contra los judíos, previos a la independencia del estado o que el Gran Muftí de Jerusalén fuera aliado de Hitler?

Pequeños detalles de la historia, que conviene ignorar para poder plasmar la idea de que los malos han sido, son y serán siempre, los judíos y su variante moderna: los israelíes.

Atacar “incluso a sus aliados británicos”

El País publica cualquier cosa… Los británicos no eran “aliados” de los sionistas. Gran Bretaña de hecho, se abstuvo en la votación de la partición de 1947, después de haber prohibido la inmigración judía y de haber “regalado” el 80% de la tierra a los árabes (hoy Jordania).

Por cierto que los líderes judíos condenaron en los términos más absolutos el atentado del King David.

Estalló la guerra entre Israel y Palestina.

¿No sabe el señor abogado que “Palestina” no existía y que la guerra fue con los países árabes, que atacaron a Israel?

Se creó el Estado de Israel en el año 1948, que obligó los palestinos a abandonar sus hogares.

No. Los palestinos abandonaron sus lugares como consecuencia de una guerra, iniciada por los países árabes. Según todos los historiadores, no hubo un solo motivo para que los árabes se marcharan. En términos generales: algunos huyeron forzados por militares judíos, pero parte de las masas huyeron porque vieron a la élite palestina hacer lo mismo, otros respondían a las exhortaciones de líderes árabes pidiendo a los civiles que evacuan sus hogares hasta el final de los combates, y muchos de ellos simplemente huían de los fuertes combates que los rodeaban.

Pero pudiendo optar por el panfleto, para qué entrar en sutilezas históricas.

Hacer surgir el islamismo político.

Más allá de varios precursores a mediados del siglo XIX, como Rashid Rida -ya que hablaba el autor de sirios- hay que destacar que el primer movimiento político/religioso es los Hermanos Musulmanes, fundados por Hassan al Banna en 1928, a imitación de los movimientos fascista europeos.

Israel no había declarado su independencia aún, y todavía faltaba por llegar la masacre de millones de judíos.

Descoyuntar Líbano

Que fuera una guerra civil entre cristianos y musulmanes en un país donde la convivencia está sujeta con alfileres, no importa. Recuerde el lector: los judíos también tienen la culpa de eso. Aunque entraran en guerra tres años después de iniciado el conflicto y tras haber sido atacados previamente desde ahí por grupos terroristas.

Hacer surgir la teocracia iraní
¿¿¿¿¿¿¿???????
Agudizar el conflicto entre sunitas y chiitas.

Que llevaban matándose por diferencias religiosas desde el año 657, y a quienes probablemente lo único que los une es el odio a Israel. Pero da igual, también eso es culpa del sionismo.

Fomentar “el odio a Occidente”, “la locura yihadista”, “las Torres Gemelas”, “la guerra civil siria”, el “despotismo de Erdogan”, “acabar con el pueblo kurdo”

Ni más ni menos. Todos los males de la modernidad vienen del hecho de que exista un pequeño país llamado Israel. ¿Por qué? Porque sí.

¿Les suena de algo? Un libelo de sangre moderno, como los que se pueden leer en páginas de internet. Sólo que en esta ocasión, el diario El País, decide amparar ese discurso en su Tribuna de opinión, legitimando así el odio y el antisemitismo moderno.


 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.