Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
1 Sivan 5777 | Viernes Mayo 26, 2017
donativo

Para Hamás, nada ha cambiado


RESUMEN EJECUTIVO: Resulta difícil para los occidentales comprender cómo los imperativos religiosos y políticos están entrelazados para las personas que se suscriben a la fe islámica. Se sienten obligados a cumplir sus deberes religiosos dentro de la arena política y creen que su experiencia en el mundo político los guía para saber cómo ejecutar prácticamente su religión. Los occidentales deben resistir la tentación de inferir demasiado en los recientes movimientos realizados por Hamás, incluyendo una carta revisada y su cambio de liderazgo. La melodía podría estar cambiando ligeramente, pero la canción sigue siendo la misma.

Bajo la lógica occidental, en el momento en que se toma una decisión pragmática, la aspiración religioso-ideológica es necesariamente abandonada. Tomemos, por ejemplo, los judíos de la diáspora que concluyen cada Seder de la Pascua con la promesa de celebrar “el próximo año en Jerusalén”, pero no toman ninguna acción para implementar esa promesa.

Por otro lado, bajo la lógica islámica, el razonamiento religioso implica flexibilidad pragmática. En el Islam, las concesiones hechas por necesidad circunstancial son siempre temporales, reuniendo energías pacientemente para la siguiente etapa. Conceder también tiene una justificación religiosa: El aplazamiento de un objetivo se ve como una expresión de la voluntad de Dios, que manda al creyente esperar pacientemente por su salvación.

La prueba de un líder que opera sobre la base de la fe es su atención a la tensión entre la aspiración y la realidad, y el equilibrio que existe entre ellos. Las aspiraciones islámicas de Hamás no han cambiado, como lo resalta su reiterada declaración que “Palestina vivirá una resistencia continua hasta que se alcance la libertad y el retorno”.

En cuanto a la realidad, que depende de las circunstancias políticas, y especialmente a la luz de las tensas relaciones de Hamás con la Autoridad Palestina, el grupo decidió emitir un mensaje de conciliación y adaptación a las exigencias de la época.

Este es simplemente otro ejemplo de conducta basada en la fe realizada por un líder. Cuando el jefe político de Hamas, Khaled Mashaal, adoptó el Plan de 10 Puntos de la Organización para la Liberación de Palestina después de la Operación Pilares Defensivos en 2012, aceptando el principio de una solución de dos estados, se trató solamente de una decisión temporal. La aspiración de un solo Estado (Islámico) permanece sin concesiones.

Como heredero de Mashaal, la nueva designación de Ismail Haniyeh no cambiará nada a la luz de estas consideraciones.

 

El general Gershon Hacohen es investigador principal en el Begin-Sadat Center for Strategic Studies. Él sirvió en las FDI durante cuarenta y dos años. Comandó tropas en batallas con Egipto y Siria. Anteriormente fue un comandante del cuerpo y comandante de las Escuelas Militares de las FDI.

 
Comentarios
Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.