Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
27 Tammuz 5777 | Viernes Julio 21, 2017
donativo

Donald Trump provoca desconfianza en la Inteligencia israelí


De izquierda a derecha: El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, el presidente estadounidense, Donald Trump, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. REUTERS

 

El Gobierno quita hierro a las informaciones sobre el material secreto israelí compartido por Trump a Rusia y reafirma cooperación

Una fuente de Inteligencia pide reevaluar los datos secretos que pasan al gran aliado

Un espía que consigue infiltrarse en las filas del enemigo debe combinar dos misiones vitales y complementarias: recabar cuanta mayor información de calidad para pasarla de forma urgente y evitar ser descubierto lo que conllevaría un inminente y severo riesgo por su vida.

Cuando logra “pescar” y notificarlo a sus superiores, el agente espera que el material secreto sea útil por ejemplo para evitar atentados y al mismo tiempo que no caiga en manos equivocadas que le conviertan en espía “quemado”. Lo que no imagina un agente secreto reclutado por Israel es que quien puede ponerle en peligro sea el presidente de su principal aliado. Ni que por culpa de una indiscreción en la Casa Blanca la información pueda acabar en manos de su gran enemigo, Irán.

La exclusiva de ‘The Washington Post’ respecto a la información ultrasecreta facilitada por Donald Trump a Rusia sobre el grupo terrorista Estado Islámico (IS en inglés) y la revelación de ‘The New York Times’ y CNN según la cual el material altamente clasificado procedía de los servicios secretos israelíes son seguidas con atención en el Parlamento y preocupación en la comunidad de Inteligencia de Israel. Entre otros motivos, porque Teherán es uno de los aliados regionales de Moscú.

Los medios israelíes recogen también la noticia difundida por la cadena ABC. Citando fuentes de la Administración estadounidense (del presente y pasado), advierte que la vida del espía infiltrado en IS corre peligro debido a lo dicho por Trump en su conversación con el ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov, y el embajador, Sergei Kislyak. Por cierto, un agente de Israel en un país árabe no significa necesariamente que sea israelí.

Dos reacciones diferentes

En un campo en el que suele predominar el silencio, las reacciones israelíes se dividen en dos esferas: político-diplomático e Inteligencia.

A pocos días de la primera visita de Trump a Israel, el Gobierno de Benjamin Netanyahu intenta rebajar el drama del ‘affaire’, pide cautela ante las informaciones y asegura que en cualquier caso la estrecha cooperación en materia de seguridad no se verá dañada. Tras ocho duros años con Barak Obama, Netanyahu hace todo lo posible para mantener excelentes relaciones con la Casa Blanca y no enfadar al imprevisible presidente en sus primeros meses. Sobre todo cuando diseña su plan de paz entre israelíes y palestinos.

Tras conversar con el rey Abdala II de Jordania, Trump llamó ayer por teléfono a Netanyahu.No han revelado oficialmente detalles de una conversación que duró 20 minutos aunque se señala que trataron de su llegada el próximo lunes.

“La relación en materia de seguridad entre Israel y nuestro aliado más grande es profunda y sin precedentes en su volumen. Esta relación no tiene precedentes en su contribución a nuestra fortaleza. Así ha sido y así seguirá siéndolo”, reaccionó en Twitter el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman.

Tras enfatizar que no sabe si son ciertas las informaciones publicadas en Estados Unidos, el jefe de la Comisión de Defensa y Exteriores del Parlamento (Knésset), Avi Dichter, quita hierro a lo que llega de Estados Unidos aunque añade: “A veces, para reducir daños la mejor forma contener el error y callarse. El silencio es un buen consejo en el mundo del espionaje“.

En la comunidad de Inteligencia israelí, sin embargo, no son tan comprensibles con la indiscreción de Trump y algunas fuentes reconocen que deberán ser más precavidos hasta verificar la seguridad de la transmisión. “Debemos revaluar qué información hay que pasar a Estados Unidos”, afirma este miércoles una fuente de Inteligencia israelí al diario ‘Yediot Ajaronot’.

El periódico israelí publicó en enero el aviso dado por miembros de la Inteligencia estadounidense a sus homólogos israelíes sobre un escenario que parece se ha dado ahora. “Temor en Israel ante una filtración de información sensible a Irán”, tituló a principios de año señalando que la Inteligencia estadounidense reveló a la israelí que tenía información muy creíble sobre la penetración de los servicios secretos rusos en los ordenadores del Partido Demócrata para influir en los comicios. El consejo era ser muy cauto hasta verificar el grado de la relación de Trump con Rusia y si por ejemplo podía ser objeto de chantaje.

“Es exactamente lo que los americanos nos avisaron antes que Trump entrara en la Casa Blanca”, comentan fuentes israelíes tras conocer la entrega de información clasificada sobre, según los medios estadounidenses, supuestos planes de IS de atentar con ordenadores en vuelos. Según el Canal 1 israelí, sin embargo, el material desclasificado pertenecía a la Inteligencia militar (Aman)- no al Mosad- y se refería a acciones concretas de IS en Siria. El Canal 2, por su parte, cita a un oficial israelí que reduce la importancia del caso limitándolo sobre todo a un “duelo interno en EEUU”

“Si se confirma, es grave. No hay otro país con el que compartimos tantos secretos. En el intercambio de datos altamente sensibles no se pueden revelar las fuentes ni por supuesto a otras agencias de Inteligencia sin pedir permiso”, comentan fuentes israelíes a EL MUNDO. Con todo, aclaran que pese a todo seguirá la cooperación bilateral en este campo.

Joyas de corona de servicios secretos

‘Grosso modo’, un servicio secreto tiene dos formas básicas de conseguir información: recursos tecnológicos (escuchas, interceptación de comunicaciones, ciberespionaje, satélites…) y recursos humanos (el tradicional espía que usa sus instintos, habilidades y contactos para infiltrarse y asentarse en la blindada cúpula de un grupo terrorista o un país). Si el “topo” es detectado, el riesgo es evidentemente mayor.

El nuevo ‘affaire’ que protagoniza Trump, si se confirman todos los detalles de las informaciones, puede provocar un daño doble: A corto plazo, echa por tierra largos meses de trabajo en la sombra del agente para ganarse la confianza de cabecillas de IS colocándole en peligro. A largo plazo, daña la íntima confianza que debe reinar en el intercambio de información de máxima sensibilidad entre las agencias de Inteligencia de dos aliados tan estrechos.

Desde hace más de una década, EE.UU e Israel han profundizado su cooperación en materia de seguridad e Inteligencia. Sobre todo en lo relacionado con el plan nuclear iraní y la lucha contra el terrorismo yihadista mundial.

Una fuente de la comunidad de Inteligencia, citada por ‘Yediot Ajaronot’, concluye: “Estados Unidos es nuestro aliado más cercano y el país con el que compartimos muchísima información altamente clasificada. Hasta que no se aclare que este canal es completamente seguro, no debemos entregar por allí joyas de nuestra corona“.

 
Comentarios

Tras las dos legislaturas de Obama al frente de la Casa Blanca, a cual mas nefasta para Israel, y para la paz en el mundo, el gobierno israeli acariciaba espectativas favorables con la llegada de Trump al poder, atendiendo a los “guiños” que éste último le habiá hecho durante la campaña electoral, y a sus reiteradas promesas de estrechar lazos y reactivar las relaciones americano-israelies, un tanto alicaidas en los últimos tiempos por las razones ya expuestas …
Sin embargo nos hayamos ahora, 4 meses despues del relevo de Trump al frente de la presidencia norteamericana, con la puesta en práctica de una politica exterior confusa y disparatáda, nada suceptible desde luego de contribuir a “tranquilizar” Israel, ni de dárle a entender, que ese tan esperado giro prometido por el nuevo inquilino de la Casa Blanca, pueda tener visos de cumplirse en los términos y plazos acordados …
Trump permanece a dia de hoy una incognita, y sus tómas de decisiones , parecen obedecer antes a impulsos o a “ocurrencias” de su parte, que a la resulta de una intervencion diplomatica sensata ,consensuada y respectuosa con los intereses de sus sócios y aliados en el seno de la comunidad internacional … y “asi” no hay quien pueda depositar en él, confianza alguna , y menos que nadie Israel …

Sr Eliseo: Yo pienso que Ud. se apura demasiado.
Ni quienes trataron antes de solucionar el conflicto eran “malintencionados” o “tontos”…
ni lo que intenta hacer ahora Trump es algo “confuso”.
Hasta ahora se intento de avanzar por el pasillo Israeli-Palestino…cuando detras de estos ultimos siempre habia algun Pais o factor politico interesado en sabotear ese adelanto…por problemas de liderazgo entre los Paises Musulmanes mismos.
Ahora…los Paises del Golfo intentan (con Trump) actuar en forma distinta…
Llegar primero a un principio de Acuerdo entre ellos e Israel…que “obligue” a los Palestinos a aceptarlo…so pena de que esos Paises reconozcan a Israel a pesar de la negativa Palestina.
Hay que otorgar tiempo a que esos contactos “maduren” …cuatro meses no es tiempo suficiente cuando se trata de conseguir apoyo de 55 Paises que, hasta ahora, actuaban en forma opuesta…
Pero vale la pena intentarlo.
La ganancia para Israel sera extraordinaria si lo.consiguen.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.