Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
29 Tishri 5778 | jueves octubre 19, 2017
donativo

Julián Schvindlerman: “La visita de Trump al Muro de los Lamentos es un repudio indirecto a las resoluciones de la UNESCO”


El analista político internacional, Julián Schvindlerman, dialogó en exclusiva con La Cadena Judía de Información Vis á Vis acerca de lo que dejó la visita del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, al Estado de Israel, y se refirió al proceso de paz que busca encarar el mandatario norteamericano para acercar las posiciones entre israelíes y palestinos. Además, hizo hincapié en la iniciativa de paz que promueve Arabia Saudita, por la cual el Estado Judío tiene mucha prudencia al respecto.

– ¿Qué significado tiene que un presidente de los Estados Unidos incluya en su gira la visita a Israel?

– Es muy relevante de por sí, pero más aún al ocurrir tras dos mandatos de Barack Obama, que mostró hostilidad hacia Israel. Donald Trump quiso dejar en claro que hubo un cambio y que él considera al Estado Judío un aliado importante. Es la primera vez, además, que un presidente norteamericano en ejercicio visita el Muro de los Lamentos, lo que es un repudio indirecto a las resoluciones de UNESCO que niegan los lazos judíos con la Tierra de Israel. En sus discursos, Trump remarcó la conexión judía con el área al decir que “los vínculos del pueblo judío con esta Tierra Santa son antiguos y eternos”, y dio amplias señales de cordialidad y cercanía hacia sus anfitriones israelíes. No anunció que movería la embajada de Tel-Aviv a Jerusalén como muchos esperaban dados los anuncios altisonantes durante la campaña electoral, pero tampoco habló de una división de la ciudad. Parece haber dejado satisfechos a la mayoría de los israelíes. Su viaje fue un reaseguro de la relación necesaria, dados los actuales desafíos regionales para Israel y el pasado agitado con la Administración Obama.

– El Gobierno de Netanyahu pareciera cómodo en la posición de este status quo existente con la Autoridad Palestina, ¿Cuánto en la práctica puede beneficiar a Israel la posición de Trump para una negociación de paz?

– El presidente Trump puede estar cayendo en el error, común en los políticos novatos, de creer que él triunfará donde todos los demás fracasaron. Eso puedo llevarlo a albergar expectativas desbordadas acerca de un acuerdo de paz definitivo. Un buen ejemplo de esto es el caso del Papa Francisco, que ni bien consagrado convocó a Roma a una oración tripartita a líderes israelíes y palestinos, musulmanes y judíos, sólo para verse forzado a tomar distancia de un problema complicado posteriormente. Me parece encomiable el intento de acercar a las partes y buscar una resolución definitiva de este conflicto añejo, sólo espero que el enfoque sea realista, lo que requiere remover premisas oxidadas y fantasías preexistentes. De modo inteligente, Trump fue genérico, no habló de los detalles de la disputa: no mencionó a la idea de los dos estados, ni a los asentamientos, ni al status de Jerusalén, ni el tema de los refugiados. Sí habló, en cambio, de la necesidad de cesar la incitación antisionista y recompensa a los terroristas que lleva adelante la Autoridad Palestina. Como dijo en Belén: “La paz nunca puede arraigarse en un ambiente donde la violencia es tolerada, financiada e incluso recompensada. Debemos estar decididos a condenar tales actos en una sola voz unificada”. Esto sugiere una mirada fresca, más realista y bien enfocada a los desafíos genuinos de la paz.

– De los presidentes estadounidenses que visitaron Israel, el único que logró un tratado de paz fue Bill Clinton. ¿Está dado el panorama político-internacional para gestar un acuerdo de paz? ¿Por qué?

– Bill Clinton no logró un tratado de paz, sino un acuerdo orientado a tal fin. El Acuerdo de Oslo sólo puso en marcha un proceso que debía conducir a la paz, no la selló con su mera firma. Alcanzar esa paz demandará, fundamentalmente, un cambio de actitud psicológica y política en el pueblo y liderazgo palestino. Es alucinante creer que esa paz será posible mientras la parte palestina incita contra los judíos y los israelíes y premia a quienes los asesinan. El máximo error de los negociadores y defensores de Oslo fue ignorar este asunto crítico. Recuerdo que una vez escuché en Jerusalén a Shimon Peres presentar ante un auditorio de periodistas judíos de todo el mundo su visión de la paz regional. Cuando le pregunté por esta incitación, Peres respondió sintéticamente “eso es escandaloso” y pasó a la siguiente pregunta. Afortunadamente, Trump ya dio señales de que él no dejará pasar este tema. Pero no todo es genial para Israel. Un desafío yace en una reversión conceptual que percibo. Netanyahu sostiene la lógica de que primero las naciones árabes deben forjar la paz con Israel y que eso presionará a los palestinos a cerrar su propio acuerdo con Israel. Pero Trump dijo que la paz entre israelíes y palestinos “comenzará un proceso de paz en todo Oriente Medio”, y no que culminará ese proceso. Quizás estemos ante dos enfoques diferentes. Está pendiente dilucidar también con qué tanto énfasis, si alguno, Trump promoverá la Iniciativa de Paz Árabe de Arabia Saudita, a la que el gobierno israelí ve con mucha prudencia.

– ¿Qué significa que se haya realizado el primer vuelo directo de Arabia Saudita a Israel?

– Marcó un momento y quizás ayude a romper un tabú diplomático. Como dijo con esperanza el premier Netanyahu: “Espero que un día un primer ministro israelí pueda volar de Tel-Aviv a Riyadh”. Debemos notar, sin embargo, que líderes estadounidenses ya habían volado ese trayecto en el pasado. Según informó el Washington Post, el presidente George W. Bush viajó de Tel-Aviv a Riyadh a bordo de Air Force One en mayo de 2008. En 1998, el vicepresidente Al Gore voló desde Israel a una base aérea saudí cerca de Jiddah durante un viaje a la región, mientras que la secretaria de Estado Condoleezza Rice voló de Arabia Saudita a Israel en 2007. Esta vez se le dio amplitud al hecho.

http://visavis.com.ar/?p=75217

 
Comentarios
Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.