Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
23 Kislev 5778 | lunes diciembre 11, 2017
donativo

Día De Jerusalem


Al cumplirse 50 años de la reunificación de Jerusalem, cabe aclarar ciertos conceptos básicos.

* La ciudad no fue nunca capital de nadie más que del pueblo judío: del reino de Judea en la antigüedad y del Estado de Israel desde 1948. Ninguna de las numerosas potencias e imperios extranjeros que la conquistaron, la convirtieron en capital. Tampoco los dominios musulmanes que la ocuparon.

* Se habla de “reunificación” ya que la ciudad siempre había estado unida y fue la  guerra árabe contra Israel al declararse la independencia del Estado judío, lo que la dividió entre una parte oriental y una occidental. A lo largo de la línea de armisticio, o sea la línea hasta la que llegaron los combates al pactarse el acto el fuego, se dividió la ciudad en 1948.

Al oeste, del lado israelí, Jerusalem “occidental”. Al Este, del lado jordano, quedó lo que desde entonces se llamó Jerusalem oriental. A menudo aparece en la prensa el término “Jerusalem árabe”. Al respecto cabe recordar que siempre hubo judíos en Jerusalem y que en el 48, cuando Jordania ocupó la Ciudad Vieja, expulsó a todos los habitantes del barrio judío.

Es por eso que hablamos hoy de “reunificación”. Los árabes suelen decir que Israel “ocupó” la parte oriental. Israel insiste  en que lo que hizo fue volver a su lugar natural, liberando la Ciudad Vieja y el propio Muro de los Lamentos, el santuario judío más sagrado, de la ocupación jordana, que prohibía a los judíos todo acceso al lugar.

Israel no tomó “revancha” por los 19 años (entre 1948 y 1967) en los que no se permitió a los judíos acceder al Muro de los Lamentos. Y desde que impuso su soberanía en la ciudad, Jerusalem está abierta a todos.

Cabe recordar que inclusive al tomar el control del Monte del Templo, donde los musulmanes construyeron siglos atrás sus mezquitas sagradas, sobre las ruinas de los templos judíos sagrados, formalmente la soberanía quedó en manos de Israel, pero el manejo del lugar, por hallarse hoy allí el Domo de la Roca y la mezquita de Al Aksa, se mantuvo en manos de los musulmanes.

* Según el Instituto Jerusalem para Estudios de Israel, Jerusalem es la única ciudad en la que conviven unas 15 comunidades cristianas diferentes.

 

 
Comentarios
Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.