Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
23 Kislev 5778 | lunes diciembre 11, 2017
donativo

Presidente de Israel honra a líderes y diplomáticos musulmanes con motivo del Ramadan


 

El Presidente de Israel Reuven Rivlin recibió el lunes en su residencia oficial en Jerusalem a diversos líderes musulmanes de la sociedad israelí y diplomáticos de países musulmanes, para ofrecerles la tradicional cena “Iftar” que señala diariamente el fin del ayuno durante el mes del Ramadan. 

Además del Presidente, se dirigieron a los presentes el  Presidente de la Corte religiosa musulmana (de Sharia) de Apelaciones el Qadi Abed Alhakim Samara, el Presidente de los Jefes de Consejos Regionales Arabes Mazen Ghanim, que es también el intendente de Sakhnin y  el Rabino David Menajem.

En el evento participaron los embajadores de Egipto, Jordania, Turquía y Kazajstan así como Qadis (jueces de las cortes islámicas de Israel), dirigentes de los consejos regionales, representantes de las Fuerzas de Defensa de Israel de la Policía, el Servicio Penitenciario y destacadas figuras de la industria, la academia, docentes y médicos.

La reunión fue abierta por el Presidente Rivlin, quien saludó a los invitados en árabe diciéndolos “es un honor recibirlos hoy aquí en vuestra casa, la casa del Presidente”.

“Ramadan es el mes sagrado para los musulmanes alrededor del mundo”, continuó. “Para todas las comunidades musulmanas, Ramadan es un símbolo de los mismos valores de importancia sin igual: la familia y la comunidad, cariedad y cuidado de los débiles, reflexión espiritual e introspección”.  El Presidente agregó que “ estos son valores con los que todo ser humano se puede y debe identificar, valores que tienen el poder de levantar a una comunidad, de unir comunidades y pueblos”.

En referencia a los recientes hechos de violencia en algunas localidades árabes israelíes, el Presidente Rivlin dijo que “estamos reunidos hoy aquí en  tiempos que no son fáciles”.  Recordó que “el público árabe en Israel clama contra la plaga de violencia interna en localidades árabes, contra la infiltración de organizaciones criminales que impactan en la vida de gente inocente” y se dijo “dolorido” por esta problemática, explicando que “la sensación de seguridad personal es una condición básica para poder vivir con normalidad “.

“Queridos amigos, lidiar con esta plaga de violencia constituye un pesado desafío”, declaró. “Recae sobre los hombros del gobierno y la policía, también sobre el liderazgo árabe de Israel. No seremos capaces de arrancar de raíz esta violencia, sin una completa cooperación entre las partes, entre las fuerzas de la ley del Estado de Israel, cuyo deber es dar una sensación de seguridad a todo ciudadano, y el liderazgo político y civil de la ciiudadanía árabe”.

El Presidente aseguró que en sus conversaciones con el Inspector General de la Policía y líderes de la comunidad árabe, reconoció “una voluntad sincera y valiente de avanzar, a pesar de las dificultades y complejidades, a fin de construir la confianza mirando hacia el futuro”.

“La sociedad entre nosotros, judíos y árabes, hijos de esta tierra, es una realidad más fuerte que cualquier viento negativo que pueda desear arrancarla”, agregó.”Hay y ha habido períodos difíciles  pero perseveraremos. Este es nuestro deber, es la misión de nuestra generación  .Esto, a fin de garantizar a nuestros nietos un futuro en el cual esté claro que no estamos condenados a vivir juntos, sino destinados a  vivir juntos”.

El Sheikh Abed Alhakim Samara y el Intendente Mazen Ganim agradecieron al Presidente por sus esfuerzos en devolver la seguridad a las calles . El Sheikh Samara explicó que “como ciudadanos, sentimos que nuestra seguridad personal ha sido completamente abandonada, porque organizaciones criminales están apoderándose de nuestras vidas, convirtiéndose en una especie de gobierno  en la sombra, con tráfico de armas, de droga y mujeres, que va en aumento a un ritmo atemorizador”.

Ganim agregó que ha gritado en todo foro posible “precisamos ayuda, la violencia está de fiesta”, explicando que miles de armas circulan en las comunidades árabes. “Este es un cáncer maligno. Es cierto que la seguridad personal ha sido abandonada pero en usted, Señor Presidente, hallamos consuelo”.

El Rabino David Menajem dijo que “todo aquel que ama a Dios y sus Creaciones, ama a gente de todas las relgigiones”. Aseguró que “somos hermanos, todos los pueblos del mundo, diferentes en nuestras religiones, pero hermanos”.

 

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.