Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
1 Av 5777 | Lunes Julio 24, 2017
donativo

Una Lección de Hasbará


Act.il's operations room (Photo: Zvika Tishler)

Lo que comenzó como pequeñas iniciativas durante las Operaciones Pilar Defensivo y Margen Protector se ha convertido en una máquina civil bien engrasada de relaciones públicas; miles de estudiantes en Israel -la mayoría de ellos voluntarios- libran una batalla diaria e interminable sobre la imagen de Israel en línea: es hasbará. Su nueva aplicación tiene miles de usuarios en todo el mundo que defienden a Israel en línea. Tú también puedes dar una mano.

En noviembre de 2012, mientras las Fuerzas de Defensa de Israel combatían en la Operación Pilar Defensivo en la Franja de Gaza y los residentes de Tel Aviv, Rishon Lezion y Jerusalem sufrían los misiles por primera vez en su ciudad, Yarden Ben-Yosef, de 29 años, era un estudiante de segundo curso en Derecho y Gobierno en el centro interdisciplinario Herzliya (IDC).

Durante la operación, encontró mucha hostilidad en línea contra Israel, y sintió que ya no podía quedarse inmóvil. Reclutó a varios de sus amigos de la Escuela Internacional en el IDC, y juntos formaron una improvisada sala de operaciones, donde comenzaron a comentar artículos en línea que estaban difamando a Israel,  defendiendo el nombre y las acciones del país.

Dos años más tarde, durante la operación Margen Protector, Ben-Yosef volvió a reunir al equipo y reabrió la sala de operaciones, donde todos, voluntariamente, echaron una mano en la guerra de hasbará en línea.

“La gente se enteró de nuestra iniciativa de boca en boca, luego también fue reportado por Yedioth Ahronoth, y cada vez más estudiantes pidieron unirse al esfuerzo”, recuerda Ben-Yosef. “Teníamos alrededor de 1.000 voluntarios, la mayoría estudiantes del IDC, que crearon contenidos de relaciones públicas pro-Israel en 35 idiomas diferentes, llegando a unos 40 millones de usuarios de la web”.

“N sólo durante la guerra”

El trabajo intensivo durante todo el día, que continuó a lo largo de toda la operación, le dio a Ben-Yosef la sensación que se trataba de un campo de batalla que ha sido descuidado.

“Después de lo que he visto y experimentado durante Pilar Defensivo y mucho más durante Margen Protector, sentí que nuestro trabajo no se puede hacer sólo en momentos de emergencia, como guerras y operaciones militares”, explica. “Me di cuenta que algo se tenía que hacer también en tiempo de paz -si es que de verdad tenemos algo parecido a tiempo de paz- y necesitábamos establecer la primera comunidad pro-israelí online”.

Tres años más tarde, Ben-Yosef ahora administra Act.il, un proyecto civil realizado en cooperación entre el IDC y el Consejo Israelí-Americano (IAC), dedicado enteramente a librar la batalla israelí de hasbará en línea.

La sede principal del proyecto se encuentra en el IDC de Herzliya, y durante el último año se han establecido tres centros de operaciones similares en comunidades judías de Boston, Nueva Jersey y Filadelfia.

“Comenzó completamente espontáneo”, relata Ben-Yosef. “Después de Margen Protector, nos dimos cuenta que no podíamos descuidar el campo de batalla en línea, así que empezamos a trabajar desde la sala de operaciones con regularidad, teníamos una base de datos de estudiantes voluntarios de docenas de países y cada vez se volvía más organizada. Comenzamos a crear departamentos: un departamento creaba contenido de marketing pro-israelí, otro departamento encontraba y marcaba artículos en línea que requerían nuestra atención, y un tercer departamento se ocupaba de encontrar y reportar páginas que incitaban a Israel”.

 

Hace unos dos años, en una conferencia en Estados Unidos donde habló sobre el proyecto, Ben-Yosef conoció a Shoham Nicolet, un hombre americano de la alta tecnología que vive en Los Ángeles, donde fundó el Consejo Israelí-Americano. Nicolet quedó impresionado por el espíritu de lucha de los estudiantes y decidió unirse al esfuerzo. Y así es como llegó a ser proyecto de Ley.

El proyecto coordina los diferentes centros de operaciones e incluso ha lanzado una aplicación a principios de este mes destinada a reclutar a millones de personas en todo el mundo para una poderosa fuerza de trabajo basada en Internet que trabaja para defender el Estado de Israel.

Act.il's operations room (Photo: Zvika Tishler)

Sala de operaciones de Act.i (Crédito de la foto: Zvika Tishler)

Actividad cada tres minutos

La nueva aplicación, que parece ser el arma más nueva en la lucha por la imagen de Israel en el mundo, ya es un gran éxito. En sólo dos semanas, fue descargada por más de 6.000 personas en 27 países de todo el mundo, siendo la más joven una niña de 14.5 años y la mayor de 72. Cada 3,5 minutos, se completa una tarea compartida con la ayuda de la aplicación.

“En los meses previos al lanzamiento de la aplicación, hicimos un plan piloto entre un grupo de unos 800 estudiantes, la mayoría estadounidenses”, dice Ben-Yosef. “Incluso entonces, durante el plan piloto, nos dimos cuenta del potencial de las tareas de grupo que se podían hacer usando la aplicación. Durante el período piloto, pudimos eliminar de 2 a 5 páginas o videos de incitación cada semana. IDF y Shin Bet, que nos están dando información sobre este contenido de incitación, ni siquiera ellos podían seguirnos con la rapidez con que estábamos eliminando cosas”.

Es genial lo sencilla que es la idea detrás de la aplicación. “Las empresas, como Facebook, eliminan el contenido tras los informes de la comunidad”, explica Ben-Yosef. “Si sólo una persona lo reporta, por lo general Facebook dice que el contenido no cumple con los criterios de eliminación. Si 300 lo denuncian, el contenido se elimina de inmediato. Tan pronto como el contenido que incita a Israel se publica en línea, enviamos un mensaje a través de la aplicación y todos sus suscriptores lo reportan inmediatamente”.

Esta lucha, explican los operadores de Act.il, no está respaldada por el gobierno y no tiene afiliaciones políticas. Cualquier persona que quiera ayudar simplemente puede descargar la aplicación Act.il, disponible para todos los usuarios de teléfonos inteligentes en todo el mundo, y después de un breve proceso de registro, se une a la comunidad internacional que está luchando contra los intentos de deslegitimar a Israel y las mentiras difundidas por el Movimiento BDS (de boicot a Israel).

Ben-Yosef y los estudiantes que trabajan con él en la sede de Act.il pueden proporcionar muchos ejemplos de contenido que se eliminó rápidamente gracias a la aplicación.

“Había un post comparando judíos con cucarachas”, recuerda. “Lo pusimos en la aplicación, los usuarios protestaron, y en tres días fue eliminado.

“En otro caso, a un conferenciante israelí le cortaron el micrófono en una universidad en Minnesota. Pusimos una petición en línea que inmediatamente recibió el apoyo de todos los usuarios de la aplicación, con 400 de ellos también enviando cartas de protesta al presidente de la universidad, lo que le llevó a abrir una investigación sobre el caso y sancionar a los estudiantes involucrados”

Act.il's operations room (Photo: Zvika Tishler)

“Hey, todo está en Israel”

La sala de operaciones del IDC está dirigida por 30 estudiantes del centro de Israel como parte de una pasantía, junto con miles de estudiantes voluntarios, algunos llegan físicamente a la sede mientras otros participan en línea. En la pared hay una enorme bandera de Israel, también hay un mapa del mundo y tres pantallas de televisión que muestran canales de noticias internacionales como Fox News, CNN y France24 sin parar.

“Es un sistema muy organizado, en el que todos tienen un papel definido”, explica Or Briga, de 27 años, estudiante de tercer año de derecho y gobierno. “Hay un centro de formación para instruir a los nuevos reclutas, tanto en Israel como en el extranjero. Hay gente en línea que crea activamente el contenido de edición, filmación, etc. Y hay gente de campo que recopila información sobre el contenido problemático, plantean ideas para nuestras propias campañas, y revisan los diferentes informes que entran”.

Según Briga, se invierte mucho pensamiento en las actividades del proyecto, y el trabajo no se centra sólo en eliminar el contenido negativo, sino también en la promoción de contenido positivo.

“Por ejemplo, pedimos a los usuarios que nos envíen videos de todo tipo de deportes que hayan hecho en Israel”, recuerda. “Tenemos cosas increíbles: gente que esquía a un nivel muy avanzado en el monte Hermon, surf, parapente, skateboarding y snowboard, lo editamos en un video espectacular y lo difundimos en Facebook con la ayuda de los usuarios de la aplicación. Sin ningún logo. Un mensaje puede ser más fácil de transmitir cuando no está afiliado a nadie. Los que vieron el video hasta el final y lo disfrutaron sólo vieron su lema al final: “Hey, todo está en Israel”.

 “No es virtual, es real”

El proyecto también recibe solicitudes de ayuda de estudiantes judíos en el extranjero en situación de tener que defender el Estado de Israel.

“Los estudiantes de la Universidad de California (UC), donde hay un montón de activistas anti-Israel, nos pidieron ayuda”, dice Briga. “Organizamos una campaña conjunta, en la que abrimos charlas de Skype en el IDC y en los campus de la UC y dejamos que los estudiantes se sentaran al azar y tuviesen una conversación con alguien de aquí. Se crearon dinámicas increíbles. Estas conversaciones de Skype y difundirlas entre estudiantes de la UC para mostrar el ‘demonio israelí’ no está nada mal”.

Liel Barazani, de 23 años, estudiante de comunicaciones de tercer año, regresó de Nueva Jersey el mes pasado, donde acompañó y asistió a la comunidad judía allí para abrir un centro similar de operaciones

“No se puede iniciar una comunidad en línea sólida y efectiva sin una comunidad de personas reales trabajando detrás”, explica Ben-Yosef.

Nicolet, jefe de la IAC, estaba visiblemente emocionado mientras hablaba con el equipo en la nueva sala de operaciones a través de Skype. “Imagina 20 habitaciones más como ésta, no sólo en los Estados Unidos sino en todo el mundo”, se entusiasmó. “Esto no es sólo una comunidad virtual, sino algo real con una fuerza increíble”.

El Ministerio de Asuntos Estratégicos lidera la lucha israelí contra el Movimiento BDS. La semana pasada, el ministro de Asuntos Estratégicos Gilad Erdan visitó el IDC para ver por sí mismo cómo la nueva aplicación puede afectar el discurso en línea casi al instante.

Como parte de la lucha contra la deslegitimación y los llamamientos al boicot a Israel, el ministro Erdan estableció una política clara: debemos unir el mundo en línea pro-israelí y llevar a todos a trabajar juntos contra este desafío, entendiendo que nuestra fuerza está en nuestra unidad”, dice Tzachi Gabrieli, subdirector general del Ministerio de Asuntos Estratégicos, que también gestiona la campaña contra la deslegitimación.

“Act.il es un ejemplo para una plataforma donde el poder de la comunidad es significativo, eficaz y ya está haciendo un cambio”. ¿Quiere ser parte de la lucha por la imagen de Israel? Vaya a 4IL, donde encontrará vídeos, caricaturas y artículos que exponen las mentiras del BDS.

También puede descargar la aplicación Act.il, donde encontrará tareas diarias para ayudar a Israel en las redes sociales. En cooperación con el Ministerio de Asuntos Estratégicos y de Información.

 

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4981081,00.html

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.