Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
1 Heshvan 5778 | sábado octubre 21, 2017
donativo

Artista israelí hace ‘invisibles’ a sus modelos


Una de las obras de Ram en el Mar Muerto. Cortesía.

Avi Ram usa el cuerpo humano como lienzo que armoniza perfectamente con el paisaje de Israel.

Al artista del aerógrafo Avi Ram le encanta crear proyectos de arte del cuerpo, conocido en inglés como bodypainting, que dejen a la gente “con la boca abierta”. Usando modelos como lienzo, Ram los camufla magistralmente en el paisaje y luego los fotografía.

En abril, este artista de 31 años oriundo de Kiryat Gat que vive en Florida desde 2008, inició una visita de 24 días a Israel para trabajar en un nuevo proyecto que espera que tenga impacto mundial: un calendario de 13 fotografías de monumentos y lugares pintorescos de Israel.

“Hago mucho arte del cuerpo en Estados Unidos. Para mí, Israel tiene un lugar especial en mi corazón y fue muy importante hacer el proyecto aquí”, dijo Ram a ISRAEL21c.

Ram, centro, prepara a un modelo en la Torre de David, en Jerusalén. Foto de Ricky Rachman.

Durante su estadía Ram viajó por todo el país y fotografió modelos camuflados en sitios populares como el Mar Muerto, Cesarea, el Muro de los Lamentos y el Museo de la Torre de David, en Jerusalén, el Parque Nacional de Beit Guvrin-Maresha y la torre el reloj de Jaffa, entre otros.

“Israel es muy seco, y abundan los colores marrones y verdes oscuros. Intenté buscar escenarios que no parecieran iguales”, explicó. “Traté de que cada foto fuera diferente”.

Espera que el calendario, que está preparando para el próximo año, incluya las fotografías que tomó en Israel. También expondrá y venderá sus trabajos en su estudio en Fort Lauderdale, y espera que una galería israelí haga igual. Otro de sus planes es publicar un libro de formato grande con sus fotografías.

La sesión en el Parque de Beit Guvrin-Maresha significó mucho para Ram, porque su madre, Zipi Gdalyau, le sirvió de modelo. El parque es considerado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

En Beit Guvrin la madre de Ram sirvió de modelo. Cortesía.

“Para ella fue maravilloso ser parte de mi arte. Estuvo sentada durante dos horas y no se quejó, y tiene más de 60 años”, dijo Ram. La vena artística le viene de ella, que es diseñadora de joyas, y de su tío Meir Amar, conocido internacionalmente por sus murales y pinturas.

Ram dijo que los trabajos de camuflaje le llevan entre 90 minutos y dos horas si todo va según lo planeado. “Pero si empiezo con un cielo soleado y de repente se nubla, me lleva más tiempo porque tengo que cambiar los colores”.

Foto en el Parque de Esculturas de Haifa. Cortesía.

Ram, cuyo nombre de pila es Aviram Gdalyau, empezó a dibujar a los 18 años. Aprendió solo a pintar con aerógrafo y sus primeros trabajos fueron en camisetas.

Hace inicialmente una composición en la cabeza de cómo quiere crear una foto y después la plasma con el aerógrafo en varias superficies: lienzos, ropas, muros o el cuerpo.

En 2010 empezó a probar el aerógrafo para hacer trabajos en el cuerpo. Primero, se ofreció a pintar al público de discotecas. La reacción fue fantástica, dijo, y pronto estuvo en demanda para sesiones de fotografía y eventos en locales.

También ha participado en competiciones nacionales en Estados Unidos, donde obtuvo el primer puesto en la Convención Internacional de Face & Body Art en 2015 y noveno en el concurso de Body Fine Art ese mismo año.

Los reality shows de la televisión estadounidense dedicados a ese arte están convirtiendo a Ram en verdadera estrella en aquel país.

Fue finalista en los programas Skin Wars, en 2015, y Global Beauty Masters, en 2016, y mentor en Skin Wars: Fresh Paint, en 2016.

Modelo durante sesión en la Torre de David, en Jerusalén. Foto de Ricky Rachman.

Skin Wars cambió mi vida”, dijo.

Después de participar en ellos ha sido invitado con frecuencia para asistir a convenciones, muestras de arte o moda, eventos corporativos o programas de televisión, agregó.

Nadie le encargó a Ram que pintara Israel para el calendario, pero es una forma como quiere mostrar su amor por su país natal.

“Este proyecto fue para inspirar a la gente y compartir con el mundo el arte de pintar el cuerpo”, dijo. “Quería traer este estilo artístico a Israel. Es una pasión y espero que inspire a otros a hacerlo”.

Los modelos de Ram son casi invisibles en esta fotografía tomada en Tel Aviv. Cortesía.
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.