Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
30 Av 5777 | Martes Agosto 22, 2017
donativo

Jerusalén: Algo más que el kilómetro cuadrado más sagrado del mundo


Un devoto judío fuma tras rezar en el Muro de las Lamentaciones. AMIR COHENREUTERS

No basta una vida para conocer algunas ciudades, pero a veces se puede captar su esencia en apenas 24 horas. Es la intención de esta serie en la que 11 reporteros de EL MUNDO recorren las urbes donde viven para ofrecer una mirada distinta, a medio camino entre el nativo y el visitante. En la séptima entrega, Sal Emergui nos acerca Jerusalén, centro espiritual del planeta, ciudad estratégica deseada desde la antigüedad, lo que le ha generado muchos conflictos, aunque su nombre en hebreo curiosamente significa “casa de la paz”.

  1. ZOCO ÁRABE (zoco de Al-Qattanin, en la Ciudad Vieja)
  2. SANTO SEPULCRO (en la Ciudad Vieja)
  3. PUERTA DE DAMASCO
  4. MURO DE LAS LAMENTACIONES (en la Ciudad Vieja)
  5. MUSEO DEL HOLOCAUSTO (YAD VASHEM, en el Monte Herzl)
  6. MERCADO MAHANE YAHUDA (Mahane Yahuda St)
  7. RESTAURANTE MACHNEYUDA (Beit Ya’akov St 10)
  8. HOTEL AMERICAN COLONY (Louis Vincent St 1)

Despertarse, abrir la ventana del hotel y contemplar los Lugares Santos como una postal en directo puede emocionar al mayor de los escépticos. Sea profundamente ateo o fervoroso practicante cristiano, judío o musulmán.

Una ciudad que arrastra miles de años de historia requiere más de 24 horas de visita. La villa de los contrastes dispone de rincones desconocidos incluso para sus habitantes más veteranos. Privilegiados vecinos porque su Jerusalén ofrece múltiples recetas con ingredientes de diversos orígenes, costumbres y religiones. Atormentados porque muchos la aman y odian por igual.

En la clásica división política y geográfica del corazón religioso del conflicto israelopalestino se sitúa la zona occidental -de mayoría judía- frente a la oriental -ocupada por Israel que se la quitó a Jordania en la guerra del 67 y que los palestinos exigen como capital de su Estado-.

CAFÉ Y TURISMO ESPIRITUAL. Antes de adentrarse en la Ciudad Vieja donde los lugares más santos y disputados se erigen en un ambiente que fusiona calma y tensión -que a veces se traduce en violencia, como en julio-, conviene relajarse con un desayuno en una de las terrazas del centro comercial Mamilla. El café no decepciona en un país que, sin olvidar el típico oriental negro, se ha especializado en muchos aromas, estilos y tamaños. El paisaje impresiona: las murallas del Rey David.

Desde Mamilla -puente entre lo material y lo espiritual, entre lo nuevo y lo viejo, entre Mango y la Biblia- uno accede con más rapidez al casco antiguo a través de la Puerta de Jaffa. Recomiendo, sin embargo, pausa, dar la vuelta, pasar delante del imponente centro cristiano de Notre Dame y llegar a la Puerta de Damasco. Cruzando su umbral arcado, el barrio musulmán conduce al zoco árabe con todo su caos organizado. Sediento por rentabilizar una localización tan especial, el vendedor palestino se suele quejar, con razón, de que no hay suficientes turistas. Y los que hay, protesta, “entran, preguntan y se van sin comprar”.

Tras la Vía Dolorosa, espera el Santo Sepulcro. Las iglesias grecortodoxa, armenia y católica rigen con rigurosas desavenencias el lugar donde la tradición cristiana sitúa la tumba de Jesucristo. De ahí se llega al Muro de las Lamentaciones (Kotel, en hebreo). El último vestigio del Templo judío es lo más sagrado para el judaísmo, junto a lo que conocen como Har Bayit (Monte del Templo). Para los musulmanes se trata de Haram Al Sharif (Noble Santuario) que alberga la Cúpula de la Roca y la Mezquita Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado del Islam. Bajo control de Israel desde el 67, la disputa de su soberanía es uno de los grandes obstáculos de un acuerdo de paz. Su explosiva sensibilidad se reflejó con algo tan rutinario como un detector de metales.

El visitante no musulmán dispone de un horario específico para entrar y hacerse quizá un selfie con la cúpula dorada revestida de 24 quilates de oro regalados por el rey Hussein de Jordania.

Tras recorrer el kilómetro cuadrado más sagrado del mundo, debe visitar el kilómetro más escalofriante: el Museo del Holocausto Yad Vashem. El centro muestra caras, nombres y espeluznantes historias que se esconden detrás de las cifras del genocidio judío al tiempo. Miles de educadores de todo el mundo llegan a sus cursos para aprender a enseñar las lecciones del mayor crimen del siglo XX.

COMIDA Y PASEO. En la zona de Ein Kerem, no sólo existe el prestigioso Hospital Hadassah. Varios restaurantes de calidad y preciosas iglesias ofrecen una calma pastoral impagable en estas ruidosas tierras. Un paseo en esta tranquila ladera y deliciosos platos hacen olvidar la extrema ansiedad que ahoga por momentos la ciudad.

CENA EN EL MERCADO. El tranvía le lleva al mercado más popular. Uno de los símbolos de Jerusalén. Aunque ha sido modernizado con ofertas alejadas del ADN local, Mahane Yehuda conserva su autenticidad con todo su caos, originalidad y bullicio.

Hay muchas ofertas para comprobar las exitosas fusiones de la comida autóctona con la italiana, francesa, asiática, española… Bajo la dirección de tres prestigiosos chefs (Assaf Granit, Yossi Elad y Uri Navon), Machneyuda merece una visita. Es uno de los mejores restaurantes de Jerusalén, pero hay otros en el Shuk muy sabrosos y menos pose.

UNA COPA. Aunque la noche en el mercado es vibrante, uno puede volver al tranvía para llegar al barrio palestino de Sheij Jarrah. El patio del mítico American Colony siempre fue el lugar preferido de diplomáticos y periodistas llegados a la Ciudad Santa. La leyenda insinúa que el espionaje envía al hotel a sus representantes para reunirse y ver sin ser vistos. La terraza en verano es recomendable. El precio, menos.

Posteriormente, alcohol y música en pubs del centro de la ciudad. Si bajo el sol Jerusalén es una ciudad conocida para todo peregrino y turista, al anochecer surge su cara díscola y underground. Nada que ver, por ejemplo, con la rigidez del barrio ultraortodoxo de Mea Sharim. Uno puede disfrutar de una buena cerveza local mientras asiste a una actuación en directo de jóvenes talentos que serán famosos.

Como Zappa, en una incubadora de startups. ¿Coctails? En Gatsby (Hillel,18). Si el cuerpo aún pide marcha, Hatzaatzua (Dhu Nuwas,6) y Oliver Twist (Haneviim,59) con una clientela joven, sensual y ganas de conocerse. Todo para rebatir el chiste de que “el mejor lugar de Jerusalén es la parada de autobús a Tel Aviv”.

UNA ASIGNATURA PENDIENTE. Si Tel Aviv se ha ganado con trabajo y pluralismo una fama internacional de metropoli de startups, atractivas playas, obras de teatro, ópera, marcha nocturna sin pausa y poderío gay, Jerusalén no necesita esforzarse para demostrar que es el centro espiritual del mundo, aunque sí debería hacer más para lucir sus caras eclipsadas por la alargada sombra de la historia. Una historia que, por otro lado, la hace tan especial y única. Generación tras generación, es amada y evocada por millones en todo el mundo. Una ciudad de ensueño eterno que en una fracción de segundo puede convertirse en una pesadilla temporal.

 

http://www.elmundo.es/cultura/2017/08/05/5983d9be268e3e06408b4572.html

 

 

 

 
Comentarios

Antes que una ciudad histórica (que lo es) o incluso que un símbolo (que tambien lo es) Jerusalen “Yerushalayim” es un sentimiento interior que millones de personas en la tierra, judias o no, portamos en el corazon …Representa cierto la capital secular, espiritual y eterna de Israel y de su diáspora, pero tambien , el lugar en el que D- Quiso establecer Su Morada en la tierra en médio de los hombres , confiriendole de tal suerte, un estatuto privilegiado y único entre las naciones …
Preservar ese espacio comun para la humanidad , como un bien objetivo, debe por ello resultar prioritario, por encima de contiendas e intereses, algo que los islamistas de cierto núnca entenderan, pero en cambio somos llamados a entender, el resto de los pueblos y confesiones que conforman la tierra … ¿lo lograremos ?

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.