Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
30 Av 5777 | Martes Agosto 22, 2017
donativo

Previniendo la próxima lluvia de misiles


Rayas claras y senderos de humo son vistos cuando se lanzan cohetes desde Gaza hacia Israel el 23 de julio de 2014. (foto: REUTERS)

Traducido para PorIsrael por Yetty Blum

Una entrevista con el responsable del amplio paraguas anti-misilístico de Israel.

Desde su oficina en el cuartel militar de Kirya en Tel Aviv, el general de brigada. Zvika Haimovich tiene una visión clara de los cielos que está encargado de proteger.

Con los cielos de Oriente Medio más llenos que nunca y con los enemigos de Israel adquiriendo armas nuevas y avanzadas, la Fuerza Aérea de Israel y Haimovich, el comandante de la División de Defensa Aérea, están enfrentando desafíos que nunca han enfrentado antes.

Haimovich se unió a la IAF en 1985. Se desempeñó como jefe del campo de mando en la Escuela de Defensa Aérea de la IAF, jefe de la Sección de Capacitación de la División de Defensa Aérea de la IAF, comandante del Ala de Defensa Activa y comandante del Ala de Defensa Aérea.

“En los últimos años la División de Defensa Aérea ha estado pasando por una evolución”, dijo a The Jerusalem Post, añadiendo que él “ha sido parte de esta evolución desde el principio”.

Haimovich puede nombrar fechas y momentos exactos en la historia de la división.

“El jueves, 7 de abril de 2011, a las 6:16 p.m. – esa fue la primera vez que se usó la Cúpula de Hierro “, dijo Haimovich. “Nos trajo, a Israel y a nuestros enemigos, a una nueva era. Por primera vez nuestros enemigos se dieron cuenta que Israel tiene sistemas que son capaces de derribar sus cohetes “.

Desde ese día, grabado tan claramente en la memoria de Haimovich, la División de Defensa Aérea ha obtenido sistemas de defensa aérea revolucionarios que proporcionan a Israel un paraguas protector integral capaz de contrarrestar las crecientes amenazas de misiles. Tenemos Cúpula de Hierro, diseñada para disparar a cohetes de corto alcance y el sistema Arrow (Arrow-2 y Arrow-3), que intercepta misiles balísticos fuera de la atmósfera terrestre.

 

El recién operativo sistema de defensa antimisiles David Sling (Honda de Davis) está diseñado para interceptar misiles balísticos tácticos, cohetes de mediano a largo alcance, así como misiles de crucero disparados a distancias de 40 km. y 300 km.

Hezbollah es conocido por tener un arsenal masivo de armamento avanzado que le dan sus patrones iraníes, y los avances tecnológicos junto con la experiencia en el campo de batalla ganada por el grupo en Siria lo han convertido en el enemigo más peligroso para Israel, más que Hamas en la Franja de Gaza.

Según Haimovich, en la última guerra de Israel con Hezbollah, en 2006, fue el catalizador para la producción de Cúpula de Hierro.

 

“Durante la Segunda Guerra del Líbano, nosotros [Israel] no teníamos un sistema de alerta temprana ni todos los sistemas que tenemos ahora”, dijo, agregando que “puede decir con certeza que la Segunda Guerra del Líbano fue un desencadenante para Israel para obtener sistemas de defensa más eficaces… La guerra hizo que los funcionarios comprendieran la necesidad de ellos”.

El secretario general de Hezbollah, Hassan Nasrallah, ha advertido que es capaz de golpear “la totalidad de la Palestina ocupada con misiles”.

Durante la guerra de 2006, Hezbollah disparó unos 4.000 cohetes hacia el norte de Israel, y se cree que Israel se enfrenta a la amenaza de miles de cohetes dispuestos a golpear a todo el frente nacional en la próxima guerra con el grupo terrorista chiíta.

“Es muy fácil manejar un cohete, pero lidiar con 100 o 200 cohetes en una salva a un lugar específico en un momento determinado es un reto mayor”, dijo. “Tampoco hoy tiene ningún significado la geografía. No se puede decir más que la amenaza está sólo en nuestra frontera norte o sur.

También es ahora Tel Aviv, Herzliya, Jerusalén – lo que Ud. quiera.

Pero no es sólo una gran salva de cohetes de Hezbolá que preocupa a Haimovich. Incluso si la fuerza aérea logra destruir un gran número de cohetes, probablemente seguirá habiendo un número significativo, lo que plantea el riesgo que los sistemas de interceptores sean inundados, en el caso que cualquiera de los grupos – Hezbollah o Hamas – lanzara grandes andanadas de cohetes de diferentes rangos simultaneamente.

“El concepto operativo de Hamas ha cambiado desde abril de 2011 a julio de 2014”, dijo, refiriéndose al último conflicto entre Israel y el grupo terrorista basado en Gaza. El grupo ha escalado sus capacidades para lanzar no un cohete a la vez sino salvas. “Terminamos la última guerra con salvas de cohetes sobre Jerusalén, Zijron Yaacov en el norte y Mitzpe Ramón en el sur”, dijo Haimovich.

 

Durante la guerra de 2014, un total de 4.594 cohetes fueron disparados desde la Franja hacia Israel, y hacia el final, Hamas se centró en el fuego de mortero de corto alcance, con resultados mortales, matando a soldados y civiles, que tenían poca o ninguna advertencia de entrada de proyectiles

Según Haimovich, los enemigos de Israel han entendido que no es suficiente lanzar 4.500 cohetes, sino que necesitan tener cohetes más letales y precisos. Hamas se ha jactado de su creciente arsenal, probándolo sobre una base casi regular desde la conclusión de la Operación Margen Protector, en 2014.

Un informe de la Radio del Ejército en marzo, dijo que Hamas ha desarrollado recientemente un cohete de corto alcance con un radio de hasta 10 kilómetros que pueden llevar una carga explosiva pesada de docenas a cientos de kilogramos cada uno, similar al cohete de corto alcance Borkan de Hezbolá, que pesa entre 100 kg. y 500 kilogramos. Las FDI han advertido que Hamas ha restaurado sus capacidades militares a su fuerza anterior a 2014, y espera que en la próxima guerra las comunidades meridionales que bordean Gaza sean atacadas sin cesar con los cohetes y los ataques del mortero.

En previsión de una futura guerra en la zona, el Comando del Frente del IDF tiene un plan de contingencia para evacuar a los residentes que viven en las  comunidades fronterizas, dijo el jefe del Consejo Regional de Ashkelon, Yair Farjoun, a la Radio del Ejército en marzo. “Estamos preparados para cualquier evento y si necesitamos evacuar, vamos a evacuar. Los civiles no deben estar en las líneas del frente, dijo. Haimovich declaró al Post que la Operación Margen Protector fue uno de los conflictos más desafiantes, con 4.500 cohetes lanzados por Hamas durante un conflicto que apuntaba a cerca de dos tercios del país”.

Recuerdo un Shabat durante la guerra en que estaba cerca de Ashkelon, y conocí a una familia religiosa con tres hijos. Les pregunté qué estaban haciendo allí, ya que era muy peligroso. Me dijeron que confiaban en las kipot, y les dije que no bastaba confiar en Dios. Pero no era de Dios de quien  estaban hablando, era de Kipat Barzel (Iron Dome, Cúpula de Hierro). “Según Haimovich, mientras que el paraguas protector proporcionado por los sistemas de su división tiene una tasa de éxito estadísticamente alta, los civiles no pueden confiar únicamente en ellos para la protección

“Estoy a cargo, y debo decir que no hay una solución hermética. No importa si son los cohetes de Hamas o Hezbollah que caerán sobre Israel. Hay necesidad de una defensa activa de Cúpula de Hierro, pero también hay una necesidad de defensa pasiva por parte de los civiles que deben ir a los refugios “. Haimovich expresó que si bien no hay duda que los enemigos de Israel” nos desafiarán “en el próximo conflicto, él confía en que la FDI “tiene soluciones a todos los problemas que enfrentamos”. “En la próxima guerra Hezbollah y Hamas encontrarán a las FDI y a la defensa aérea preparadas y listas como siempre. Hemos puesto al día nuestros sistemas y hemos adquirido nuevos, también.¨ declaró.

Pero a pesar de toda esta tecnología, Haimovich apunta hacia muchas preocupaciones: “Lo que me mantiene despierto por la noche es cómo estar preparados tanto como sea posible. No tengo el privilegio de decir ‘fuimos buenos en la Operación Plomo Fundido’, tenemos que estar preparados para la próxima vez. Y estamos aprendiendo y creciendo, y nos aseguramos de que todo el mundo esté a salvo “, dice.” Hay una frase en la que realmente creo: “Cada día que pasa nos acerca más a la próxima operación”.

 

www.Jpost.com/International/Preparing-for-the-next-missile-onslaught-501565

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.