Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
30 Av 5777 | Martes Agosto 22, 2017
donativo

Un amante pakistaní del Hebreo


 

Karachi, Pakistán. Foto: Wiki Commons

Traducido para PorIsrael.org por Yetty Blum

A pesar que mi país – Pakistán – no tiene ninguna relación diplomática con Israel, y a pesar del omnipresente antisemitismo en Pakistán, he reunido suficiente coraje para expresar mi amor por el hebreo – y el pueblo judío.

Siempre he tenido mucha curiosidad por explorar el judaísmo. Los judíos siempre son vistos como los “malos” en mi país, aunque – irónicamente – Pakistán no tiene una población judía. Pero, esta inexistente comunidad judía y los inexistentes lazos diplomáticos entre nuestros países  despiertan mi curiosidad sobre Israel y el pueblo judío.

Por desgracia, ni siquiera puedo viajar a Israel, ya que está escrito claramente en mi pasaporte paquistaní que, “Este pasaporte es válido para todos los países del mundo excepto para Israel”. En su lugar, decidí explorar Israel a través de los medios culturales de música, cine y programas de televisión.

Siempre he estado vehementemente en contra de todo el antisemitismo que es practicado y predicado por muchos en Pakistán. Pero este odio me llevó a explorar lo que realmente es Israel, y lo que realmente son los judíos. Así que películas israelíes como The House en Chelouche Street, y programas de televisión como el Factor X de Israel, se convirtieron en mis medios para explorar un Israel que es diferente de todos los estereotipos negativos que vemos en Pakistán. Películas, canciones y programas de televisión israelíes aumentaron mi interés por explorar Israel y el judaísmo, a través del estudio del hebreo.

Shiri tenía una voz hipnotizante que me tranquilizaba, aunque la canción no estuviera en un lenguaje que yo pudiera entender. Pero la canción me llevó a estudiar, y enamorarme del hebreo. Comencé a estudiar intensamente el idioma y me pareció inmensamente cautivador. También comencé a descubrir con entusiasmo los antecedentes históricos del hebreo, y me sorprendí cuando descubrí que el Griego y el Latín también habían influido en el idioma, pero que a pesar de estas presiones, el hebreo había permanecido un lenguaje distinto durante siglos. Un día, mientras buscaba una canción de Beyoncé en YouTube, me encontré con “Ahava Katana” por la cantante israelí Shiri Maimon; esa canción era incluso mejor que la canción de Beyoncé que había estado buscando.

Aprender y estudiar este gran idioma también me ayudó en el estudio de los libros sagrados judíos, como el Talmud y la Torá. Después de estudiar el judaísmo, pude averiguar por qué los judíos y los musulmanes tienen tanto en común, desde Shalom y Salaam hasta la circuncisión masculina, hasta el Corán etiquetando a los judíos como “personas del libro”. Sin embargo, lamentablemente, demasiados musulmanes hoy día no ven los lazos entre las dos religiones tal cual lo que realmente son.

He descubierto el Hebreo aún más fascinante cuando me percaté que el idioma comparte muchas palabras con el árabe, y el árabe, a su vez, tiene tantas palabras en común con el Urdu, que es el idioma nacional de Pakistán.

El Hebreo tiene palabras como “Bracha” para la bendición, y los árabes tienen casi el mismo (Baraka). En el urdu, los paquistaníes tienen “Barkat” – que muestra cómo (urdu y hebreo-parlantes) estamos conectados a través de nuestras respectivas lenguas, a pesar  que el vínculo entre el Hebreo y el urdu es lejano y tiene el Árabe en el medio.

Otras palabras comunes entre el hebreo y el urdu incluyen la palabra para el padre – ambos usan “Aba”. Los paquistaníes tienen la palabra “Ilahi” para el Divino, que es similar al Hebreo “Elohi”. También tenemos la palabra para la muerte en común, como ambos la llaman “Met”. Los que hablan hebreo tienen “Kol” para “todo”, y los paquistaníes tienen “Kul” en urdu. Hay tantas otras palabras comunes entre nuestros idiomas – pero escribiré sobre ellas pronto.

Hasta entonces, Shalom a todos.

 

*Sarmad Iqbal es un escritor, blogger y estudiante paquistaní que tiene una gran inclinación por leer, escribir, aprender idiomas y estudiar culturas, religiones y asuntos geopolíticos..

 

www.algemeiner.com/2017/08/06/a-pakistani-lover-of-hebrew/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.