Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
6 Tishri 5778 | martes septiembre 26, 2017
donativo

Prioridades de las FDI: Alistarse para la Guerra


RESUMEN: Las treguas realizadas con Hezbollah y Hamás le permiten a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) enfocarse en los programas de entrenamiento y combate junto a fortalecer el poderío como parte de la presión que ejerce el Jefe del Estado Mayor Teniente General Gadi Eizenkot en obtener un alto grado de preparación para propósitos de guerra. La necesidad de lograr esta preparación consistente tiene como base la evaluación que el Medio Oriente del futuro será significativamente mucho más peligroso, menos estable y más complejo de lo que es hoy, debido en parte a la proliferación de armas mucho más poderosas en toda la región. Las FDI deben estar en condiciones de lidiar simultáneamente con múltiples frentes, cercanos y lejanos y ser capaces de derrotar tanto a actores y grupos sin estado y con estados.

Israel disfruta en estos momentos de un período de relativa calma, pero en cinco o diez años, su entorno estratégico probablemente será mucho más complejo y desafiante de lo que es hoy día. Por esta razón, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), dentro del marco del plan de trabajo plurianual Gideon, colocaron los entrenamientos en combates y el prepararse para la guerra en el tope de su agenda.

El Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel ha identificado el objetivo de alcanzar un buen estado de preparación para la guerra y mantener esta alta preparación como objetivo crucial para Israel a mediano y a largo plazo. Es un objetivo que ha sido descuidado en los últimos años debido al factor de inestabilidad presupuestaria y a la falta de una directiva estratégica clara en situar el prepararse para la guerra como objetivo central y de primer plano.

Este peligroso punto ciego parece haber sido corregido. El Jefe del Estado Mayor de las FDI Teniente General Gadi Eisenkot está promoviendo intensamente el objetivo de prepararse para la guerra a través de todo el ejército. Un plan de trabajo plurianual provee un entorno de financiación estable en el que esto puede ser logrado.

Las treguas estables establecidas con Hamás y Hezbollah y la congelación del programa nuclear de Irán le dan tiempo y espacio a la FDI para que se enfoquen en el área de entrenamiento de combate y la acumulación de poderío, dándole por consiguiente a Israel la capacidad de prepararse para un futuro mucho más peligroso. Las treguas son alimentadas por una disuasión israelí y una habilidad de este para aprovechar hábilmente las influencias sobre la toma de decisiones por parte del enemigo.

Ambos ejércitos guerrilleros terroristas híbridos, Hezbollah y Hamás, se encuentran atascados por sus propios desafíos. A pesar de sus ideologías, estos son reacios a iniciar un enfrentamiento a gran escala con Israel en esta etapa, ya que esto los expondría al devastador poder de fuego israelí.

Tal disuasión pudiera sin embargo, ser limitada con el tiempo. La posibilidad de combatir con estos enemigos, aunque no sea intencional, parece ser que se incrementa con el tiempo. Al riesgo de enfrentamientos con Hezbollah y Hamás también se le unirán con tiempo nuevas amenazas, cuyas semillas ya pueden percibirse.

Tal como dijo en junio el Mayor General Herzl Halevi, jefe de la Dirección de Inteligencia Militar de las FDI: “El poderío de Israel disuade a todos los enemigos en todos las arenas, estados y no estados… pero existe una inestabilidad básica y un incremento de actores sin estado. Su acumulación de poderío se está intensificando, aumentando las posibilidades de escenarios de deterioro [en el área de seguridad], incluso si nadie desea que estos escenarios ocurran”.

Varios factores apuntan a un probable aumento en las amenazas. Una evaluación de estos confirma la sabiduría de la directiva Eizenkot de enfocarse en lograr y mantener una buena preparación para la guerra ya, mientras las condiciones lo permitan.

El régimen iraní no ha renunciado a su objetivo estratégico de obtener armas atómicas. Las cláusulas de expiración sobre el acuerdo en materia nuclear levantarán las restricciones claves durante los próximos ocho a trece años. Asumiendo que el bando ideológico-religioso de línea dura chiita y el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) continúan controlando la política exterior y militar de Irán, la República Islámica podrá reiniciar su programa nuclear al final de la fecha de expiración de las cláusulas (si no engaña y viola el acuerdo de antemano).

Irán pudiera comenzar a enriquecer uranio de nuevo (utilizando técnicas mejoradas que este actualmente está investigando) a fin de llevarlo a un punto de quiebre en materia nuclear y pudiera tratar de alcanzar ese punto en cualquier momento que lo desee. Su programa de misiles ya se encuentra en desarrollo. Esto significa que Israel pudiera encontrarse en un conflicto de estado-a-estado en un futuro no muy distante.

Además, los estados árabes sunitas amenazados por Irán han lanzado sus propios programas nucleares civiles. Estos pudieran llegar a ser las etapas iniciales de los programas nucleares militares, diseñados para contrarrestar la sombra de un Irán con capacidad nuclear.

Por lo tanto, la perspectiva de una carrera nuclear en la región es muy real. Esta pudiera desarrollarse como una capa añadida sobre la rápida carrera de armamentos convencionales que ya existe a través de todo el Medio Oriente.

Una carrera armamentista en una región marcada por la inestabilidad y múltiples estados fallidos pide por unas FDI que sean capaces de lidiar con actores sin estado y militares estatales que pudieran, en el futuro, caer bajo el mando de los islamistas revolucionarios. Estos últimos buscan derrocar a gobiernos pragmáticos y racionales sunitas que actualmente comparten muchos intereses conjuntos con Israel.

Mientras tanto, actores híbridos poderosos no estatales, los cuales son parte del ejército y parte guerrilla-terrorista, están construyendo sus fuerzas cerca de las fronteras de Israel. Hezbollah en particular, aunque también Hamás continúa construyendo sus capacidades ofensivas. Las fábricas de misiles iraníes establecidas en el Líbano son la última indicación del ambicioso programa de acumulación de fuerzas de Hezbollah, que amenaza el frente israelí, así como también a objetivos estratégicos dentro de Israel.

Donde una vez existió Siria como un estado centralizado, un número de fuerzas muy bien armadas respaldadas por Irán están ganando poder. El eje chiita en Siria combate a las organizaciones sunitas rebeldes (algunas de ellas fundamentalistas y yihadistas) y recibe apoyo aéreo ruso.

Varias de estas entidades no estatales se están armando a sí misma con un poder de fuego destructivo, incluyendo cohetes pesados y misiles de precisión guiados. Estas capacidades fueron reservadas una vez para las grandes potencias. Halevi describió esta situación como una en la que “el gran poderío militar está cayendo en manos de irresponsables”.

Las FDI están ocupadas edificando sus propias capacidades y esta sigue siendo la fuerza militar más poderosa en el Medio Oriente. Pero a medida que avanza el tiempo, la profundidad estratégica de Israel se está reduciendo debido a la producción masiva de armamento de precisión por las industrias militares de Irán y el tráfico de tales armas hacia los grupos satélites iraníes.

Los programas israelíes de preparación para la guerra han duplicado los entrenamientos de combate para los reclutas y reservistas. Las FDI también están trabajando para asegurar que posean suficientes municiones, combustible y otros equipos necesarios para sostener operaciones de combate prolongadas en múltiples escenarios, incluyendo aquellas que no hacen frontera con Israel.

Fuentes de las FDI indican que el programa de incremento de fuerzas en el ejército está siendo modelado sobre la evaluación de las capacidades enemigas y no en escenarios potenciales. Este enfoque mucho más flexible es significativamente más adecuado para el imprevisible y volátil Medio Oriente que se encuentra actualmente en formación.

Israel está fabricando en masa vehículos blindados de transporte de personal y tanques con el sistema de protección activa Rafael Trophy a bordo, especificando que las formaciones de las FDI que se trasladen a territorio enemigo en el futuro no se verán obstaculizados por misiles y granadas propulsadas por cohetes (GPCs).

La fuerza aérea está incrementando su capacidad para alcanzar un número sin precedentes de objetivos a corto plazo y se encuentra desarrollando un poder de fuego que el Medio Oriente aún no ha presenciado.

El servicio de Inteligencia Militar está combinando fuerte data con sensores de alta tecnología para así reunir más información sobre más objetivos que antes. Una red C4i de las FDI está tomando forma la cual será capaz de producir esa inteligencia a las unidades que lo necesiten en tiempo real.

Las FDI también están creando más batallones de seguridad fronteriza cuya única tarea es la defensa, liberando de esta manera a la infantería para así conducir más entrenamientos para la guerra.

Existen muchos problemas en el horizonte de la región. A pesar del hecho que el Medio Oriente constituye sólo el 5% de la población mundial, el 58% de los refugiados del mundo provienen del Medio Oriente que huyen de tierras devastadas por conflictos y del radicalismo.

De acuerdo a cifras de la Inteligencia Militar, 21 millones de jóvenes en el Medio Oriente no tienen acceso a un sistema educativo, queriendo decir que serán los principales objetivos a ser reclutados para las fuerzas terroristas islámicas en un futuro cercano.

Sociedades en lugares tales como Siria, Irak y Yemen se han desintegrado y una generación perdida está creciendo sin soluciones viables.

“Dudo que cualquier nuevo plan Marshall pueda aplicarse”, dijo Halevi en junio, en referencia a esta situación. “El mundo debe encontrarse explícitamente perturbado”.

Yaakov Lappin es corresponsal y analista militar. Sus áreas de cobertura se enfocan en las instituciones de defensa de Israel y en el entorno estratégico del país. Yaakov es también corresponsal de Israel para el semanario de defensa Jane y es autor de Califato Virtual: Exponiendo el Estado Islamista en Internet.

 

 

 
Comentarios

Dios mio ojala un dia todos nos alistemos para la paz. Me horroriza pensar que estos jovenes israelies tengan que salir a una muerte casi segura…..pero se que deben hacerlo para que el mal no avance. Dios los acompane

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.