Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
1 Heshvan 5778 | sábado octubre 21, 2017
donativo

La indignación contra Hamas incrementa la oposición a las reuniones previstas entre la familia gobernante de Qatar y los grupos judíos de Estados Unidos


Un terrorista de Hamas es entrevistado en un informe de 2014 que exalta la “resistencia” palestina por la emisora de televisión de Qatar, Al Jazeera. De archivo: Captura de pantalla.

Traducido para PorIsrael.org por Yetty Blum

La oposición está creciendo dentro de la comunidad judía de Estados Unidos ante una serie de reuniones planeadas durante la próxima semana entre líderes judíos estadounidenses y altos representantes de Qatar, incluyendo el emir del Estado del Golfo, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani y otros miembros de la familia gobernante.

Las preocupaciones se centran en la condición de Qatar como el principal respaldo del grupo terrorista palestino Hamas. En los últimos tres años, Qatar ha prometido al menos 1.400 millones de dólares a la Gaza gobernada por Hamas. Varios terroristas fugitivos de Hamas viven en Qatar, país que el grupo terrorista utiliza como base para recaudar fondos e incluso para planear ataques terroristas.

Judea Pearl -un profesor de cancillería de la UCLA y presidente de la Fundación Daniel Pearl, que promueve la comprensión intercultural- dijo el miércoles a The Algemeiner que instó a los “líderes judíos a abstenerse de reunirse con el emir de Qatar, país que ha servido de centro de la ideología de la cría de terrorismo en las últimas dos décadas “.

Pearl recordó que su difunto hijo Daniel, un destacado reportero del Wall Street Journal asesinado por terroristas islámicos en Pakistán en 2002, había entrevistado al principal clérigo de la Hermandad Musulmana, Sheikh Yusuf al-Qaradawi, con sede en Qatar, un mes después Al Qaeda del 11 de septiembre de 2001.

“Fue entonces cuando el jeque primero proclamó la idea de que los ciudadanos israelíes son blanco legítimo del terrorismo, porque” la sociedad israelí está generalmente armada “, dijo Pearl. “Tres meses después, Daniel fue víctima de las ideas de Qaradawi.”

Eviscerando a los gobernantes de Qatar por ofrecer “refugio y apoyo ilimitado a Qaradawi y su anfitrión” – la emisora qatarí Al Jazeera – Pearl agregó que si el emir “busca mejorar la imagen empañada de su país, permita abordar dos temas que son actualmente de gran importancia y preocupación para la comunidad judía: Que declaren inaceptable la ideología yihadista de Al Jazeera y que proclame la zionofobia de Qaradawi como una forma de racismo”.

La protesta de Pearl tras el anuncio del martes por Morton Klein, presidente de la Organización Sionista de América (ZOA), de que había rechazado una invitación a reunirse con los líderes de Qatar.

“No quiero ser un apoyo para ayudar a la imagen de Qatar cuando en este momento no han hecho nada para reformar y cambiar”, dijo Klein a The Algemeiner el martes, poco antes de tomar su decisión pública.

“No voy a reunirme con ellos”, continuó. “Ellos financian a Hamas, transmiten propaganda nazi en Al Jazeera, tienen relaciones cercanas con Irán”.

Klein dijo que si Qatar toma “medidas significativas para demostrar que están dispuestos a cambiar y reformar, a poner fin a la ayuda a Hamas, a facilitar la liberación de los cuerpos de soldados israelíes muertos a sus familias – si hacen algunas de esas cosas para mostrar que el cambio real está sucediendo, entonces estaría encantado de reunirme “.

Mientras tanto, un anuncio publicado por otra organización judía en el New York Times el pasado fin de semana advirtió que “aquellos involucrados en los esfuerzos para rehabilitar y legitimar a Qatar se atraerán vergüenza hacia sí mismos y arruinarán a innumerables víctimas más “.

“El emir está seguro que puede conseguir una imagen completamente nueva entre los judíos estadounidenses, incluso mientras trafica con el antisemitismo global a través de Al Jazeera y concede un santuario a los asesinos en masa”, declaró el anuncio- auspiciado por la World Values Network, un grupo encabezado por Shmuley Boteach con base en Nueva York – .

Un anuncio publicado en el New York Times mostrando al emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad al-Thani. Imagen: cortesía de WVN

Aunque algunos altos líderes judíos estadounidenses estaban dispuestos a dejar constancia de las reuniones previstas con la delegación de Qatar, Algemeiner habló con varios funcionarios que señalaron que las organizaciones judías a menudo se reúnen con líderes extranjeros autocráticos con registros establecidos de hostilidad hacia Israel o incluso hacia judíos más ampliamente, como el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Muchos de estos mismos funcionarios subrayaron que tales reuniones, que pueden tocar asuntos delicados relacionados con las comunidades judías vulnerables, no deben ser entendidas como endosos políticos.

Por otra parte, en los últimos dos decenios, los principales grupos judíos de Estados Unidos han enviado delegaciones a todos los países del Golfo, incluido Qatar, además de conferenciar regularmente con diplomáticos del Golfo Pérsico en Nueva York y Washington DC, resultado de la mejoría de las relaciones entre Israel y los estados árabes durante los años noventa, lo que abrió nuevas oportunidades diplomáticas para los grupos judíos estadounidenses.

Jason Isaacson – Director Ejecutivo Asociado para Políticas en el Comité Judío Americano (AJC) – dijo que su organización había “hablado con funcionarios de la administración y escribió a los miembros del Congreso nuestras preocupaciones sobre las relaciones de Qatar con Hamas y sobre el provocador papel de incitación que Al Jazeera ha desempeñado y sigue desempeñando “. Isaacson dijo que había planteado las mismas preocupaciones con funcionarios de Qatar en visitas a Doha como en los Estados Unidos. Agregó que cualquier debilitamiento de la posición estratégica estadounidense en la región, junto con profundas divisiones entre los aliados estadounidenses en el Golfo, sería “capitalizado con entusiasmo por Irán”.

Según un analista líder de Oriente Medio, las reuniones con representantes judíos rara vez involucran a los altos eslabones de las familias gobernantes del Golfo comunicándose personalmente con los líderes laicos de las organizaciones judías estadounidenses -como se dice que es el caso de las reuniones planeadas en Qatar- “El emir normalmente se reúne sólo con altos funcionarios gubernamentales”, Jonathan Schanzer “Este tipo de acceso no se concede a menudo, que es lo que hace a estas reuniones dignas de mención”, dijo Schanzer.

Como se dice en el informe de la Fundación para la Defensa de las Democracias (FDD) como parte de su intento de mejorar su imagen entre los judíos estadounidenses, Qatar ha contratado a Nick Muzin, ex subjefe de gabinete del senador Ted Cruz (R-TX) y una figura familiar en círculos pro-israelíes, para gestionar sus esfuerzos de divulgación. En una declaración el 7 de septiembre anunciando la iniciativa, Muzin dijo que creía que los qataríes eran “sinceros” en su deseo de mejorar las relaciones con “los EE.UU. y la comunidad judía en todo el mundo”. Muzin recibe 50.000 dólares mensuales para representar a Qatar, según un informe en la revista de la industria publicitaria O’Dwyer’s Report. Un portavoz de Muzin dijo a The Algemeiner la semana pasada que no comentaría más sobre el acuerdo.

https://www.algemeiner.com/2017/09/13/outrage-over-hamas-fuels-opposition-to-planned-meetings-between-qatar-ruling-family-and-us-jewish-groups/

 

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.