Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
30 Tishri 5778 | viernes octubre 20, 2017
donativo

Plame sabía lo que estaba tweeteando


Valerie Plame, quien retweeteó un artículo antisemita y lo llamó “pensante”. Foto: Patrimonio de Wikimedia.

Traducido para PorIsrael.org por Yetty Blum

Valerie Plame tenía que saber lo que estaba twitteando. Plame retweeteó un artículo virulentamente antisemita de un fanático bien conocido, que ella caracterizó como “pensante.” Ahora ella está tratando de formular excusas, pero no lo logra.

El artículo de Phillip Giraldi contiene los tropos antisemitas habituales: los judíos son culpables de doble lealtad; controlan a los políticos, a los medios de comunicación y al entretenimiento; quieren que Estados Unidos libere guerras por el país al que tienen verdadera lealtad: Israel; son peligrosos para América. Giraldi ha estado lanzando esta basura por años y Plame es una de sus fans.

Pero este artículo en particular va mucho más lejos en su imagen neo-nazi. Defiende que:

  • “Los medios de comunicación deberían estar obligados a etiquetar a [judíos como Bill Kristol] en la parte inferior de la pantalla de televisión cada vez que aparecen … Eso sería una especie de etiqueta de advertencia en una botella de veneno de rata – traducido más o menos como que ingerir incluso la más pequeña dosis de la tontería arrojada por Bill Kristol es a su propio riesgo.

En otras palabras, los partidarios judíos de Israel, como Kristol y yo, deberíamos tener que usar el equivalente moderno de una estrella amarilla antes de que seamos autorizados a aparecer en la televisión y envenenar a los verdaderos estadounidenses. Cosas agradables que Plame  retweeteó y caracterizó como pensante.

Esta no era la primera vez que Plame retweeteó la basura de Giraldi. En 2014, retweeteó uno de sus tropos con la siguiente notación: “Bien puesto.” Y después de twittear el actual artículo antisemita ella lo describió como: “Sí, muy provocativo, pero pensante. Muchos neocon hawks son judíos. Ugh”. Tampoco es esta la única vez que Plame ha re-Tweeteado otras tonterías de la plataforma intolerante de la que esta anotación proviene – una plataforma que ella ha pretendido ignorar. Según la periodista Yashar Ali, Plame ha tweeteado al menos otros ocho artículos de la misma página web desde 2014. Suena como si frecuentara algunos extraños sitios web.

En realidad, leí el artículo de Philip Giraldi antes de conocer el tweet de Plame. Lo leí en un sitio web neonazi, donde los artículos de Giraldi aparecen frecuentemente. Allí es adonde pertenecen los artículos de Giraldi – sobre sitios web antisemitas y neonazis. Para Plame, un ex agente de la CIA, afirmar que ella no era consciente del contenido antisemita del artículo de Giraldi, es falsear la realidad. Plame tenía que saber lo que estaba haciendo, ya que era consciente del fanatismo de Giraldi. Sus disculpas suenan huecas. Sus verdaderos sentimientos se revelaron en lo que ella dijo antes de darse cuenta de que sería ampliamente condenada por el retweet del original. Ahora debe hacer bastante más que disculparse. Debe explicar ¿cómo encontró el artículo? ¿Quién se lo envió? ¿Lee regularmente el sitio web intolerante? ¿Por qué está leyendo y re-Tweeteando un conocido antisemita? ¿Cuáles son sus propias opiniones personales con respecto al contenido del artículo de Giraldi?

El incidente de Plame refleja un problema más amplio del que he escrito [Hay una creciente tolerancia al antisemitismo. Incluso cuando algunas personas no albergan estos sentimientos, están dispuestos a apoyar a quienes lo hacen, siempre y cuando los antisemitas estén de su lado del espectro político. Este es un enfoque inaceptable, especialmente en la era posterior al Holocausto. Desafortunadamente, Valerie Plame es el engendro de esta creciente tolerancia. Debe ser denunciada por eso, como lo deben ser otros que siguen el mismo camino de intolerancia.

El problema existe tanto en la extrema derecha como en la extrema izquierda. Ambos grupos extremistas ven el mundo en términos raciales, étnicos y religiosos. Ambos participan en la política de identidad: la extrema izquierda brinda más peso a las opiniones de ciertas minorías; mientras que la extrema derecha brinda menos peso a las opiniones de estas mismas minorías. Ambos son igualmente culpables de reduccionismo y estereotipos. Ninguno de los dos grupos está preparado para juzgar a los individuos por sus méritos y deméritos individuales. Ambos insisten en juzgar a grupos enteros y de estereotipos.

Los judíos estadounidenses -como otros estadounidenses- están profundamente divididos en temas importantes, como el tratado con Irán, las perspectivas actuales de paz entre israelíes y palestinos y las políticas exteriores de la administración Trump. Generalizar acerca de “judíos” es algo que está equivocado tanto moralmente como de facto.

Lo que la extrema derecha y la extrema izquierda comparten es un fanatismo especial hacia los judíos: la derecha neonazi odia al pueblo judío; y la extrema izquierda odia al estado nacional del pueblo judío y los judíos que lo apoyan. Ambas opiniones son intolerantes y no deben ser aceptables entre liberales centristas y conservadores.

***Alan M. Dershowitz, Felix Frankfurter Profesor de Derecho, Emeritus, en la Facultad de Derecho de Harvard y autor de Trumped up! How Criminalizing Politics is Dangerous to Democracy.

https://www.gatestoneinstitute.org/11042/plame-knew-what-she-was-tweeting

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.