Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
1 Heshvan 5778 | sábado octubre 21, 2017
donativo

Las figuras públicas libanesas hablan en contra de Hezbollah


La Conferencia

Traducido para PorIsrael.org por Yetty Blum

En una exposición rara y arriesgada, decenas de renombrados personajes chiítas, entre profesores, escritores, periodistas y empresarios, se reúnen en Beirut para expresar su oposición a Hezbollah y su llamado a una transferencia de poder, reclamando opresión y provocando la ira de los partidarios del grupo terrorista.

A principios de este mes, 60 figuras públicas de renombre de la comunidad musulmana chiíta en Líbano se reunieron para una conferencia en un hotel en Beirut en un intento de desafiar el dominio del grupo terrorista Hezbollah y promover el partido político chií Amal en su país.

Los organizadores de la conferencia dijeron que la reunión tenía la intención de expresar diferentes opiniones dentro de la comunidad chií.

“Nos reunimos y debatimos y encontramos que hay una cosa que nos reúne es lo concerniente a la construcción de un estado fuerte con soberanía sobre sus tierras y fronteras”, dijo el grupo. “Un estado que asegure la transferencia de poder de manera periódica de acuerdo con las fórmulas establecidas en la constitución. Un estado que haga cumplir su soberanía a través de su ejército y sus fuerzas de seguridad sin distracciones”.

Según los informes, este reciente movimiento de resistencia cuenta a su favor con que el Hezbollah está involucrado en Siria,   y así pudo aumentar su propio poder en las elecciones libanesas, que no se han celebrado desde 2009.

El periódico Al-Arab, con sede en Londres, conocido por su cobertura parcial contra Hezbollah, dijo que el evento no fue el primero de su tipo.

De acuerdo con su informe, en los últimos años se han celebrado reuniones con personalidades chiítas independientes en un intento de desafiar la hegemonía de los dos movimientos, especialmente Hezbollah, en la arena política libanesa y la comunidad chiíta en particular.

Sin embargo, esta reciente convergencia creó una ola de respuestas negativas en los medios sociales, con partidarios de Hezbollah y Amal llamándolos “traidores” y acusándolos de ser comprados e influenciados por agentes extranjeros, insinuando que aquellos detrás de la conferencia eran los países hostiles a Hezbollah y sus socios, como Arabia Saudita.

“Nos enfrentamos a rumores ofensivos si tomamos una posición independiente contra el dúo chií de Hezbollah y Amal. Sabemos que lo pagaremos”, dijo el doctor Harith Sulaiman, académico y uno de los miembros prominentes del grupo de resistencia.

“He sido un activista político y un patriota durante los últimos 40 años, estudié en Francia, y podría haber tenido ciertas ambiciones, pero no intenté alcanzar mis metas a través de cualquiera de las dos potencias chiíes”, agregó. “Ahora he decidido retirarme porque no quiero seguir a ninguno de los dos”.

El momento, al parecer, no es coincidencia.

Esta conferencia tiene lugar sólo unos meses antes de las próximas elecciones parlamentarias del Líbano. Los que asistieron manifestaron un fuerte deseo de establecer “un frente de oposición nacional que corrija la división de la política libanesa” o, en otras palabras, preparan el terreno para una elección alternativa para la comunidad chiíta en la votación, aunque es muy dudoso que tengan éxito.

Desde la intervención de Hezbollah en Siria a favor del régimen de Assad, ha habido algunos en la comunidad chiíta que ocasionalmente hablan en contra de la organización, pero son pocos y distantes entre ellos.

“Existe un dilema chiíta en el Líbano: No podemos soñar con poder romper el dominio de Hezbollah”, admitió el activista de medios Ali Al-Amin en la reunión. “Hezbollah es una fuerza armada regional que utiliza su poder para practicar la movilización sectaria y está preocupada por la existencia de chiíes que declaran que se oponen a sus políticas e ideologías.

“Estamos pagando por nuestras posiciones contra las campañas que nos acusaron de traición, y hemos sido oprimidos en varias ocasiones.” Cualquier chiíta que se opone a Hezbollah es acusado de traición.

La mayoría de los que asistieron a la reunión acordaron que el cambio en la movilización de Hezbollah vino después de la Segunda Guerra del Líbano en 2006 contra Israel, lo que les llevó a cambiar “de llamar a una lucha contra Israel a clamar por una guerra santa – jihad” y volcar su enfoque agresivo y belicoso hacia la resolución de problemas regionales.

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5026454,00.html

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.