Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
6 Kislev 5778 | viernes noviembre 24, 2017
donativo

Destacado economista uruguayo-israelí, en la Dirección del Banco Central de Israel.

Entrevista especial con el Profesor Michel Strawczynski


El Profesor Michel Strawczynski, economista uruguayo-israelí, asumió hace pocos días como Director del Departamento de Investigación de Bank Israel, el Banco Central de Israel. Volvió a esta institución clave de la economía israelí –donde había sido sub Director del mismo departamento que hoy encabeza, entre el 2000 y el 2011-tras cinco años como docente en la Universidad Hebrea.

A través suyo aprendemos no solamente sobre lo que siente como desafío personal sino también sobre las luces y sombras de la economía israelí.

 

P: Michel, es un gusto volver a entrevistarte y muy especialmente que ello sea porque te han llamado a trabajar nuevamente en el Banco Central de Israel, nada más ni nada menos que al frente del Departamento de Investigación. Ante todo pues, que sea con éxito. ¿En qué consiste exactamente tu cargo?

R: Es un gusto también para mí retomar el contacto contigo. Te cuento que el departamento de investigación otorga un soporte analítico a la Presidente del Banco de Israel en lo relacionado a la Política Monetaria. Además, existe en Israel una función importante según la cual ella es la Consejera Económica del Gobierno, función que es ejercitada en la práctica a través de nuestro Departamento.

 

P: ¿Qué implica tu nuevo cargo como Director del departamento, una responsabilidad mayor que la que tuviste años atrás?

R: La dirección del departamento implica formar parte de la Dirección del Banco de Israel, la cual dirige todos los procesos referentes a la actividad del Banco. En lenguaje gráfico la mayor diferencia con respecto a mi cargo anterior es la necesidad de encargarme del timón del barco, encauzarlo por las mejores rutas y permitir que navegue con seguridad en un medio donde parte del tiempo se viven tormentas y situaciones que requieren calma, experiencia y liderazgo.

 

P: ¿Cómo explicar el papel del Banco Central de Israel? ¿Cuál es su paralelo en Uruguay?

R: En Uruguay el organismo paralelo a nuestra institución es el Banco Central del Uruguay, cuyo Presidente Mario Bergara tuve el gusto de conocer en su visita a Israel. El Banco Central es el banco de los bancos: cuando estos últimos quieren depositar dinero lo hacen en el banco central, como una forma segura de responder a sus clientes cuando estos requieren recibir sus fondos en efectivo a cuenta de sus depósitos.

Otra tarea del Banco es recibir depósitos de los Bancos Privados, supervisar la tasa de encaje (porcentaje de efectivo en los depósitos de la población) en la práctica y actuar como regulador de la moneda extranjera, situación que llevó al Banco de Israel a intervenir en el mercado de moneda extranjera.

Uno de los ejemplos más notorios es la compra de divisas como sustituto de la importación de carbón por el gas natural que fue descubierto en los últimos años.

 

P: Cuando te contacté para pedirte esta entrevista, me dijiste que esto significaba  volver a estar involucrado en el manejo de la economía israelí y que resultaba muy interesante, una gran responsabilidad.  Y mi pregunta es cómo se reparten las responsabilidades de la elaboración de la política económica en Israel.

R:  Ejercer la profesión en cargos relacionados directamente con decisiones que influyen en la realidad diaria tienen su propio dialecto, y requieren experiencia específica, la cual se adquiere participando en las discusiones y decisiones que se toman .Y el marco es fundamentalmente el  Ministerio de Finanzas. Israel es el país con el presupuesto más centralizado (o sea, con mayor cantidad de decisiones tomadas por la dupla Ministro de Finanzas y Primer Ministro) que existe comparado con todo el resto de los países de la OCDE.

 

P : Aún así , imagino que los asesores y profesionales en el sistema pueden incidir ¿verdad?

R:  Yo considero que los últimos años en la Universidad me han ayudado a renovar  mi inventario de conocimientos teóricos, así que espero tener la posibilidad de aplicarlos en la práctica a través del cargo de asesor económico del gobierno. Personalmente, la posibilidad de aplicar mis conocimientos para mejorar la realidad es una de las principales razones por las cuales estudié economía.

 

UN CUADRO ECONÓMICO QUE DEBE HACER PENSAR

P: ¿Cómo presentarías hoy el cuadro general de la economía israelí?

R: A nivel macroeconómico Israel se encuentra en un buen momento, con una tasa de desempleo de las más bajas a nivel histórico. Mientras en otros países como España hay una tasa de desempleo muy alta para jóvenes, en Israel  hay un alto nivel de dinamismo empresarial y es posible – si bien no siempre es fácil o inmediato e implica un esfuerzo persistente – conseguir trabajo e insertarse en el mercado laboral.

Hay un superávit persistente en la Balanza de Pagos, es decir – desde el 2003 año tras año las exportaciones son mayores a las importaciones lo cual si lo escuchara un economista que profesó en los años setenta u ochenta pensaría que se trata de una utopía.

 

P: Pero no faltan amenazas en el horizonte ¿verdad?

R: Hay varios temas estructurales que atender. El primer tema se refiere a la continuidad del proceso de crecimiento – la cual no está asegurada y requiere una constante evaluación de las políticas económicas en un marco competitivo global, en el cual quien no avanza se queda atrás. Es una gran equivocación pensar que los números presentes representan la situación estructural, cuando al mismo tiempo se están generando las condiciones para que no sigamos avanzando en un futuro.

Existe una necesidad documentada de realizar una reforma educativa que prepare a los jóvenes Israelíes a la estructura económica del siglo 21 con más hincapié en la parte científica la cual es la base de la Alta Tecnología, y una necesidad de diversificar la ventaja comparativa Israelí para que no esté basada solamente en start-ups o situaciones que no aseguran continuidad en el proceso productivo.

Este tema urge cuando además en la práctica el gasto público en Israel está por debajo del promedio de la OCDE y en educación las aulas son de las más densas comparadas con estos países.

 

A PESAR DE TODO…

P: Hay pues varias luces rojas a las que hay que prestar atención. Aún así, Israel ha logrado un desarrollo impresionante en pocas décadas , aún en medio de la adversidad. ¿Cómo lo explicarías?

R: El modelo de desarrollo está basado en el Capital Humano,lo cual no necesariamente va a jugar a nuestro favor en el futuro dado los rápidos cambios en la economía global. En la década de los noventa se dieron dos fenómenos paralelos: una liberación de recursos humanos y financieros del ejército en favor de la economía civil tras la firma de los acuerdos de paz y el fin de la guerra fría en el mundo, junto con el comienzo de la globalización – que cesó las barreras de flujos de capitales entre los países, los cuales salieron en busca de los retornos que proporciona la alta tecnología.

Esto último es exactamente lo que Israel supo ofrecer. El despegue en una sincronización espectacular frente a un mercado global sediento de estos productos junto con capitales que buscan retorno, ayudó a crear la base de la industria de alta tecnología Israelí, basada en equipos médicos, accesorios electrónicos, programación, ciber, start-ups y un montón de productos adicionales. Las exportaciones de media y alta tecnología crecieron desde los años 90 hasta hoy en día de un 50 por ciento a un 78 por ciento, al mismo tiempo que los productos tradicionales (como los textiles) fueron sustituidos a nivel de consumo nacional por importaciones de los países con salarios bajos como China e India. La simultaneidad de los procesos permitió que muchos de los inventos que se realizaron en el área de defensa sean transportados a la economía civil, creando empresas muy exitosas a nivel internacional como por ejemplo Check-Point.

Hoy en día el gobierno tiene que trabajar constantemente al lado del mercado para señalar y complementar al mercado en forma inteligente con respecto a las industrias futuras. Por ejemplo – un área donde resulta fácil distinguir que debemos mejorar es con respecto a la reducción de la burocracia.

 

IMPRESCINDIBLE

P: ¿Cuál es el desafío en este análisis de luces y sombras?

R: Entender que no se podrá seguir  creciendo basándose en la suerte del pasado. Las circunstancias particulares del pasado, las cuales significan una excelente herencia para el presente de la economía Israelí, no serán suficientes en el mundo del futuro.

De acuerdo a los pronósticos demográficos los jóvenes del futuro serán en una alta proporción árabes y ultra-ortodoxos, dos poblaciones que tienen una representación ínfima en las empresas de alta tecnología y que llegan a las universidades en una representación mucho menor a su proporción en la población (30 por ciento en total hoy en día y se estima que significarán un 50 por ciento dentro de 50 años).

Resulta urgente realizar una reforma de educación que sea más inclusiva, que mejore la educación para la ciencia y que mejore la situación relativa de la universidades. Esta posición fue expresada por el Banco de Israel en los últimos años y yo estoy de acuerdo con ella.

 

PAZ, SEGURIDAD,  ECONOMÍA…Y FUTURO.

P: Siempre se habló del alto costo de la defensa nacional en Israel, de lo duro del hecho que haya que dedicar tantos recursos a eso en el presupuesto. ¿Cuál es el lugar de la seguridad en el gasto nacional?

R: El presupuesto de Defensa de Israel es tres veces superior al promedio de los países de la OCDE, lo cual permite mantener una ventaja estratégica frente a países que no han firmado aún acuerdos de Paz con Israel. En realidad los gastos de defensa como porcentaje del producto se reducen paulatinamente año tras año, y la ventaja de esta reducción es que permite transferir recursos a las áreas civiles o reducir impuestos. No hay duda que las amenazas sobre la existencia de Israel son menores  en comparación con el pasado, y por eso los gastos de defensa como porcentaje del producto son también mucho menores. Uno de los desafíos actuales en esta área es como lograr esquemas económicos para que el propio ejército internalice las consecuencias económicas de hacer posible que  gente joven empiece  a estudiar y contribuir a la economía desde trabajos civiles, tal cual fue recomendado hace ya muchos años por un comité sobre este tema.

 

P:  ¿Y crees que si hubiera paz se podría subsanar carencias  en otros ámbitos o es más un mito que otra cosa?

R: La importancia de la Paz ya fue probada en el pasado – dado que los acuerdos de paz fueron fundamentales para la economía Israelí. El acuerdo con Egipto y el fin de la guerra fría hacia la década de los noventa salvaron a una economía que llegó casi a la bancarrota en 1985 con una hiper-inflación y un déficit permanente en la balanza de pagos. Gracias a ello se logró reducir los gastos de defensa y la tasa de impuestos, lo cual otorgó a la economía el oxígeno necesario para salir adelante.

Los beneficios de acuerdos futuros serán claramente de una menor magnitud, pero muy significativos en determinadas áreas como por ejemplo el turismo. Además, puertas abiertas y mercados por conquistar son excelentes metas para los dinámicos empresarios Israelíes.

 

P: ¿Cuál es tu sueño  para la economía israelí?

R: Los economistas venimos anunciando desde hace varios años acerca de la necesidad de conservar o quizás hasta “re-inventar” las ventajas comparativas de Israel. El cambio en la composición de la población hacia una población más veterana (aunque en un ritmo mucho menor que en la mayor parte de los países de la OCDE) y  hacia un porcentaje alto de juventud que de antemano no considera a los títulos universitarios como una opción viable (por razones varias entre las cuales se destacan las razones sociales y las culturales) es una doble amenaza para el país, la cual a mi juicio no está siendo debidamente enfrentada. Si bien se trata de un fenómeno de largo plazo, el hecho de que no se comienza con el proceso de cambio a un ritmo adecuado  puede llevar al país a una situación que nadie desea – un deterioro en la privilegiada posición que adquirió Israel a través de los años, por encima de países como España y Portugal. Deseo para Israel que sepamos encarar debidamente el ritmo de la política económica para que dentro de 50 años cuando miremos hacia atrás se pueda decir que Israel supo manejar este difícil desafío.

 

DESIGUALDAD

P: Si se habla de problemas o riesgos, creo que algo notorio es la creciente desigualdad en la sociedad, en la posición económica de distintos sectores.

 

R: Así es. Este tema requiere sin duda atención. Las nuevas teorías económicas se refieren a la reducción de la desigualdad como un mecanismo posible de crecimiento futuro, dada la posibilidad de acercar grandes poblaciones que no aprovechan hoy en día su potencial a un uso efectivo de sus recursos humanos como instrumento de futuro crecimiento. Si bien este tema sigue siendo discutido por los economistas, existe un consenso que la expresión extrema de desigualdad como lo es la pobreza, es un fenómeno negativo – y como es sabido Israel ocupa uno de los últimos lugares en este tema comparado con el resto de los países de la OCDE.

 

CALIDAD DE VIDA, UN BALANCE EN EVOLUCIÓN

P: El análisis de la economía de un país no pasa únicamente por los números ¿no es así?

R: En los países desarrollados se adoptó un enfoque según el cual para entender la situación del país es necesario mirar la “Calidad de Vida” en el sentido amplio del término, y también Israel se sumó desde hace tres años a los países en los cuales el gobierno decidió adoptar este modelo como forma de evaluación de la situación del país.

Los indicadores incluyen además del ingreso per-cápita e indicadores materiales diversos,  la situación en el área de la salud, la educación, el balance trabajo/ocio, la vivienda, la seguridad personal y el medio ambiente.

 

P: ¿Y dónde está Israel al respecto?

R: En el tema material ocupamos el puesto 21 entre los 35 países de la OCDE por encima de España y Portugal. Un tema en el cual Israel figura relativamente bien comparado con el resto de los países es el de la salud, área en la cual si bien hay mucho por mejorar, la imposición de una ley de salud generalizada desde 1994 transformó a Israel en un país con un modelo que recibe una buena calificación en el “Better Life Index” de la OCDE.

Pero en el resto de las áreas Israel está por debajo del promedio de la OCDE y las políticas económicas tienen aún una ardua tarea por delante para mejorar la situación .

El área en la cual la situación deterioró mucho en los últimos años es la vivienda. Pero también en áreas como seguridad personal y educación que en el pasado eran un punto fuerte de la sociedad Israelí nuestra situación tornó por debajo del promedio de la OCDE y hay mucho por hacer a nivel de políticas gubernamentales.

En el área balance trabajo/ocio Israel figura como uno de los países en los cuales se trabaja mucho y hay menos descanso comparado con otros países lo cual explica las recientes iniciativas de agregar algunos días de vacaciones. Un indicador en el cual Israel figura bien en la comparación internacional es el de puestos de trabajo.

 

MUJERES AL FRENTE

P: Tu jefa, la Gobernadora del Bank Israel, la Dra. Karnit Flug, es una de las mujeres más destacadas hoy en la economía israelí. Hay otras. ¿Cómo ves el papel de la mujer en este tipo de papeles?

R: Los méritos de la Presidente del Banco de Israel, Dr. Karnit Flug, fueron públicamente reconocidos por el premio que recibió de Global Finance como una de las mejores presidentes a nivel internacional por cuatro años consecutivos.  Dirigimos juntos el Departamento de Investigación durante diez años los cuales me permitieron conocer de cerca sus excelentes aptitudes como Directora. En este siglo creo que ya nadie pone en duda la capacidad de destacadas mujeres para ocupar cargos de dirección, y si ello no es más generalizado en la práctica se debe aparentemente a una especie de situación estática heredada del pasado la cual de a poco va cambiando.

Por ejemplo en el departamento de Economía en la Universidad Hebrea en el cual trabajé en los últimos años sigue habiendo aún pocas mujeres, pero cuando hay candidatas suelen ser excelentes y logran enfrentar el tema de publicar artículos lo cual significa una ardua tarea. Es importante seguir incrementando la concientización de este tema entre los que toman decisiones, para evitar un congelamiento del pensamiento que pueda obstaculizar la elección de mujeres en este tipo de cargos. En el Israel de los últimos años y a nivel del sector público este tema ha ido avanzando, como se ve en el Banco de Israel donde las mujeres representan el 50 por ciento entre los trabajadores de línea, entre los directores de nivel intermedio y entre los directores del nivel superior.

 

P: Hablando de mujeres ¿Qué dice Paula, tu esposa, de tu retorno al banco?

R: Paula me apoyó mucho en mis decisiones – tanto en el pasaje anterior del Banco a la academia, como en el retorno actual al Banco Central. Paula se identifica con mi propósito de contribuir a mejorar el sector público y participar en actividades destinadas a mejorar la sociedad en la cual vivimos – tal cual lo practica ella misma en su carrera, la cual se basa en estudiar cómo mejorar el destino de jóvenes en desventaja social. Me siento privilegiado por tenerla a ella a mi lado en esos momentos cruciales a nivel profesional.

 

P: ¿El retorno al Bank Israel significa que dejas la academia?

R: Al retornar como Director del Departamento de Investigación me queda abierta la puerta para seguir escribiendo trabajos académicos, aunque en forma natural la elección de los temas cambiará, con una mayor tendencia a investigar temas relevantes para la economía Israelí. Este año seguiré enseñando un curso que ya estaba programado en la Universidad Hebrea durante el primer semestre en el marco del Programa de Cadetes de Gobierno, el cual dirigí en sus cinco años de existencia (renuncié al cargo recientemente debido a la asunción a mi nuevo cargo). En los próximos años me veré obligado a reducir a un mínimo la carga de enseñanza.

 

PERSEVERAR

P: Al empezar una nueva vida en Israel de jovencito hace ya muchos años ¿Podías imaginar que tendrías un puesto tan alto en el Banco Central de Israel?

R: Mi venida a Israel fue impulsada por mi sionismo, el cual adquirí en Jazit Hanoar (NCI) y fue apoyado por el aprendizaje del hebreo en la Ivriá. Cuando llegué a Israel ni siquiera tenía una respuesta clara de la Universidad Hebrea con respecto a mi aceptación final de ingreso a los estudios de Master (me pedían reválidas antes de empezar, pero logré que cambien la respuesta otorgándome la posibilidad de cursarlas empezando paralelamente los estudios de Master). Más adelante ingresé al Departamento de Investigación del Banco de Israel y dado que poseía pocos años en el país, lo hice sin tener suficiente conciencia del peso histórico de este  Departamento. Te podrás imaginar que en una situación de este tipo cuando era joven no tenía  una perspectiva clara de cómo se vería mi futuro en el país.

Mi consejo a los jóvenes que transitan el mismo camino es creer en uno mismo, y poner todo lo que uno tiene de sí mismo para realizarse de acuerdo a sus metas personales.

 

 

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.