Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
5 Kislev 5778 | jueves noviembre 23, 2017
donativo

Falsedades islámicas presentadas como verdades


En los atentados perpetrados por muyahidines (yihadistas) caen mortalmente muchas veces niños no-musulmanes. Pero esto no es ningún problema para la conciencia del salafista – yihadista por tres razones:

La primera es que está permitido islámicamente atacar a los infieles con la posibilidad de que caigan niños y mujeres. Dice el hadiz de Bujari 52:256: “El Profeta … Se le preguntó si estaba permitido atacar a los guerreros paganos en la noche con la probabilidad de la exposición de sus mujeres y niños al peligro. El Profeta respondió: “Ellos (es decir, mujeres y niños) son de ellos (es decir, de los infieles)”.

En este mandamiento, Muhammad establece que está permitido asesinar a no combatientes en el proceso de matar a un supuesto enemigo. Esto le proporciona al yihadista la justificación para cometer los atentados terroristas islámicos.

La segunda es que los niños no-musulmanes, los “hijos de los idólatras” que fallecen antes de la pubertad van al Paraíso de Alá, la Yannah, a diferencia de sus padres (infieles) que si van directos al infierno. [1]  ¡Por lo que aún podrían estar agradecidos los familiares de las víctimas infantiles y éstas! según el salafismo-yihadismo.

La tercera es que el yihadista no debe tener remordimientos de los asesinatos que perpetra en la Yihad, pues el responsable es Alá, Alá es quien mata: “Creyentes! Cuando os encontréis con los infieles marchando, no les volváis la espalda! Quien ese día les vuelva la espalda -a menos que sea que se destaque para acudir a otro combate o para incorporarse a otra tropa- incurrirá en la ira de Alá y tendrá la gehena por morada. Qué mal fin…! No erais vosotros quienes les mataban, era Alá Quien les mataba. Cuando tirabas, no eras tú quien tiraba, era Alá Quien tiraba, para hacer experimentar a los creyentes un favor venido de Él. Alá todo lo oye, todo lo sabe.” [Corán 8:15-17]

Es recurrente entre los apologistas del Islam afirmar que el Corán se opone a las masacres y matanzas y se aduce que es comparable el asesinato de un vida humana con el genocidio contra la humanidad entera: “Si alguien mata a una persona, sería como si matase a toda la humanidad; y si alguien salva una vida, sería como si hubiera salvado la vida de toda la humanidad.” Y afirman que esto está escrito en el Corán 5:32.

El portavoz de la Comunidad Ahmadía del Islam en España, Qamar Fazal, ha tildado de “antimusulmanes” y “antirreligiosos” a los salafistas yihadistas que perpetraron el atentado del 17-A en Barcelona y Cambrils asesinando a 15 personas e hiriendo a otras 131. Fazal ha asegurado que “Una religión que no tiene bondad no es religión. El santo Corán dice que quien mata a un inocente es como si hubiera matado a toda la humanidad. El crimen de Barcelona es como si hubieran asesinado a todo el mundo.” [2]

Pero esta aleya (versículo) no se puede encontrar en ninguna copia impresa del Corán, ni por Internet, independientemente si esté o no en el original árabe o en una de sus muchas traducciones al español, inglés, francés, alemán. Y la razón de esto es porque este texto en cuestión no existe. Lo que en realidad presentan falazmente estos apologistas es un parafraseo distorsionado, fuera de contexto y engañoso de la siguiente aleya (versículo): Corán 5:32: “Por esta razón decretamos (hubimos decretado) para los Hijos de Israel que quien mata a una persona sin que ésta haya cometido un crimen o sembrado la corrupción en la Tierra es como si matase a toda la humanidad. Y quien salva una vida es como si salvase a toda la humanidad. Por cierto que Nuestros Mensajeros se presentaron ante ellos con las evidencias. Pero muchos, a pesar de esto, se excedieron en la Tierra.”

En esta aleya la orden está escrita en pasado, (????? y no ????), en español no se refleja por la conjugación, pero en inglés sería “ordained” y no “ordain”. [3]

Clara y explícitamente esta orden no está aplicada para los musulmanes sino para los “Hijos de Israel” es decir, los judíos quienes, según el Islam, recibieron un conjunto anterior de escrituras, el Tanaj [Antiguo Testamento]. En realidad este texto no está en el Tanaj (Antiguo Testamento) sino que es un comentario rabínico, -realizado por rabinos-, del Talmud; y los que escribieron el Corán lo atribuyen erróneamente como si fueran palabras de Alá dirigidas al Pueblo de Israel cuando no es más que una interpretación hermenéutica rabínica en el Talmud, de la cual tuvieron conocimiento a oídas Muhammad y los que escribieron el Corán.

Pero el texto coránico continúa en Corán 5:33-34: “Retribución de quienes hacen la guerra a Alá y a Su Enviado y se dan a corromper en la tierra: serán muertos sin piedad, o crucificados, o amputados de manos y pies opuestos, o desterrados del país. Sufrirán ignominia en la vida de acá y terrible castigo en la otra. Quedan exceptuados quienes se arrepientan antes de caer en vuestras manos. Sabed, en efecto, que Alá es indulgente, misericordioso.”

Ahora, la cláusula que permite la matanza sin piedad, crucifixión, amputación de manos y pies opuestos de infieles está en tiempo presente y estas aleyas (versículos) son dirigidos a los musulmanes (nótese la referencia al Enviado y Mensajero de Alá y el cambio a tiempo presente), lo que parecía ser a la primera lectura un mensaje de paz, es pura y llanamente una advertencia a los no creyentes, a los no-musulmanes. Los más importantes exegetas del Islam y contemporáneos de Muhammad lo aplican como “sólo el que mata a un musulmán auténtico, no a un no-musulmán-, es el que derrama la sangre de todas las personas, sólo si derrama la sangre de un auténtico musulmán como Alá manda-.” [4]

¿Pero que pasa si un musulmán asesina a un no-musulmán? La vida de cualquier no-musulmán no es sagrada. La vida de un judío, cristiano, ateo, agnóstico, budista, musulmán “light”, no es sagrada, según el hadiz Sahih, en el cual Muhammad dice que la vida de un no musulmán no es sagrada. Aún más: Muhammad también dio el veredicto (fatwa) que un musulmán no puede ser condenado a muerte por asesinar a un no-musulmán. La amplia mayoría de los eruditos musulmanes apoyan esta visión, mientras que una escasa minoría cree que un musulmán puede ser ejecutado si él mata a un inocente no-musulmán dhimmi cuando está bajo la “protección” de la comunidad musulmana. En Occidente en general, y en España en particular –aún- no se está gobernado por la Sharía ni bajo la “protección” de la Umma, la comunidad musulmana. [5] , por lo que ni aún amparándose en esta interpretación minoritaria se puede condenar a muerte a un musulmán por el asesinato de un infiel (judío, cristiano, ateo, etc.)

Por lo que si un musulmán asesina a un no-musulmán no puede ser condenado a muerte y no se le considera en absoluto que asesina a la humanidad. Los apologistas del Islam conocen muy bien la gran ignorancia de los líderes de opinión y políticos occidentales sobre su religión y sus leyes y se permiten hacer taqiyya de la manera más infantil. No en vano mentir para el avance y defensa del Islam es correcto desde el punto de vista coránico. Además, el libro sagrado del Islam afirma que Alá es el mayor de los intrigantes/mentirosos, Corán 3:54: E intrigaron y Alá intrigó también. Pero Alá es el Mejor de los intrigantes. [6]

Aquellos que hacen la guerra a Alá y a Su Enviado y se dan en corromper en la tierra serán muertos sin piedad, o crucificados, o amputados de manos y pies opuestos. [7]

Pero, ¿qué es corromper la tierra para los Sahaba –los Compañeros- de Muhammad? corrupción en la tierra es desobedecer a Alá, así como también la apostasía. [8]

En Europa en general y en España en particular no se obedece a Muhammad, y la península Ibérica, el Al-Andalus para el Islam, es una tierra que ha hecho apostasía, está gobernada por infieles, por lo que es legítimo desde el punto de vista coránico para todo salafista y yihadista atentar y asesinar su población, pues esta corrompe la tierra del Al-Andalus.

La afirmación de: “Si alguien mata a una persona, sería como si matase a toda la humanidad; y si alguien salva una vida, sería como si hubiera salvado la vida de toda la humanidad.” que repiten los cínicamente apologistas del Islam para mostrar dicha religión como una religión de amor, bondad y paz, no sólo está desmentida por los hechos, sino que no tiene base teológica islámica. El texto que se nos ofrece propagandísticamente como la más alta de las enseñanzas morales del Corán resulta que es una copia de una cita del Talmud hebreo, y ordenado para el Pueblo de Israel, y el tiempo que emplea el Corán es pasado, mientras que concluye en un intolerante llamado a la criminal violencia para el presente, presente continuo. Y que continuará desgraciadamente llenando las calles europeas y españolas de sangre. A no ser que se tomen las medidas oportunas, medidas contra el salafismo y los predicadores salafistas.

 

NOTAS

 

[1] Samurah Ibn Yundub: “El Mensajero de Alá a menudo solía decir a sus compañeros: “¿Alguno de ustedes ha tenido un sueño?”, y quien Alá quería le respondía que sí, que había tenido. Un día él dijo: “La última noche dos personas vinieron a mí y me hicieron levantar, y me dijeron: “Vamos”. Entonces me levanté y salí con  ellos…”. Él mencionó las cosas que había visto y dijo: “… salimos y llegamos a un jardín verde, en el cual estaban los colores de la primavera, donde había un hombre que era tan alto que yo difícilmente podía ver su cabeza en el cielo. Alrededor del hombre había un largo número de niños que yo no había visto nunca…”. Entre las cosas que los dos ángeles le explicaron al Profeta, estaba lo siguiente: “El hombre alto que estaba en el Paraíso era Abrahán. Los niños que estaban alrededor de él, todos eran niños que habían fallecido en la pureza y la sumisión a Alá (es decir, a corta edad)”. Uno de los musulmanes dijo al oír esto: “Oh, Mensajero de Alá, ¿qué acerca de los hijos de los idólatras?”. Él respondió: “Y también los hijos de los idólatras”. Narrado por Al-Bujari, 7047.

 

En cuanto a la posición de los niños después de la muerte según el Islam ya que ellos no han llegado a la edad de pubertad no tienen responsabilidad religiosa no recibirán ningún castigo ni se preocuparan y su lugar está en el paraíso y más aún pueden interceder ante Alá a favor de sus padres para que Él los lleve a ellos también al paraíso.

También existen hadices que afirman que en el mundo de Barzaj que es el intermediario entre esta vida y la otra, ellos recibirán cuidado y educación de parte de los líderes religiosos puesto que Barzaj es la continuación de esta vida.

 

Según un hadiz los niños en el día Juicio Final pararan junto a la puerta del Paraíso y preguntaran por sus padres. El encargado del paraíso les dirá que vuestros padres no son como vosotros y han cometido pecados por lo que deberán rendir cuenta por ello. Los niños levantaran su voz llorando pidiendo a Alá que una a sus padres a ellos. Alá altísimo ordenará a arcángel Gabriel: Oh Gabriel entra en la gente congregada y lleva contigo a sus padres y hazlos entrar al paraíso con ellos por mi Misericordia.

(Muhaddez Nuri, Mustadrakul Uasail)

 

Cuando un niño de los creyentes (musulmanes) fallece un ser celestial exclama en lo angelical de los cielos y la tierra que tal persona ha fallecido. Si uno de sus padres o un familiar haya fallecido antes le confiaran al niño para que lo cuide y si no, lo entregaran a Fátima, la hija de Muhammad y ella lo cuidara hasta que uno de sus padres o seres cercanos se le una y en este momento le darán el niño. (Sheij Saduq, Alfaquih; tomo 3, p.490)

Dijo el Imam Sadiq: Alá, el Altísimo, ha puesto a profeta Abraham y su esposa Sara para que cuiden y eduquen a los niños de la gente creyente en un hermoso palacio paradisíaco. Y en el día Juicio Final serán entregados a sus padres en un hermoso aspecto. Ellos moraran junto a sus padres en el Paraíso y esto es la interpretación de la aleya 21 de sura veinte (at-tur) cuando Alá dice: y en cuanto a los creyentes… uniremos a sus hijos a ellos. (Sheij Saduq, Alfaquih; tomo 3, p.490)

Quien muera antes de alcanzar la edad de la pubertad está en el Paraíso bajo el cuidado de Abraham. (Shárh Muslim, por el imam An-Nawawi, reporte No. 2657)

Hay muchos hadices que hablan de niños intercediendo por sus padres en el Día de la Resurrección

Se narró que Abu Hassan dijo: “Le dije a Abu Hurairah: “Dos niños míos han fallecido. ¿Nos cuentas un reporte del Mensajero de Alá (que la paz y las bendiciones de Alá sean con él) que reconforte nuestros corazones por nuestra pérdida?”. Él respondió: “Sí, sus niños serán niños del Paraíso, y uno de ellos se encontrará con sus padres, tomará su vestimenta o su mano, como yo estoy sosteniendo el borde de esta vestimenta tuya, y no se irá hasta que Alá admita a su padre en el Paraíso”. Narrado por Muslim, 2635.

 

http://www.faq.islamoriente.com/node/340

https://islamqa.info/es/71175

https://www.al-islam.org/heart-comforter-time-loss-children-and-loved-ones-sheikh-zayn-ad-din-al-amili/rewards-loss-children

[2] http://www.msn.com/es-es/noticias/espana/unidos-contra-el-terrorismo-el-grito-de-los-musulmanes-contra-el-yihadismo-en-la-puerta-del-sol/ar-AAqsl9c?li=BBpmbhJ&ocid=mailsignou

[3] En francés sería “Nous avons prescrit” y no “Nous prescrit”

[4] De acuerdo con la muy respetada “Tafsir” -exégesis coránica- de Ibn Kathir, antiguo comentador coránico y Tabi’un, Sayid ibn Jubayr (quien vivió en los tiempos de Muhammad, y fue compañero de Aisha), declaró que Sa`id bin Jubayr dijo, “El que deja derramar la sangre de un musulmán, es como aquel que permite derramar la sangre de todas las personas. El que prohíbe el derramamiento de la sangre de un musulmán, es como el que prohíbe el derramamiento de sangre de todas las personas.” En adición, Ibn Jurayj dijo que Al-A`raj dijo que Mujahid comentó en el Ayah.

También informado por otro Tabi’un (son la generación de los musulmanes que nacieron después de la muerte del Profeta islámico Muhammad, pero que fueron contemporáneos de los “Compañeros” Sahaba) y mufassir -comentador del Corán- y que hace tafsir (exégesis coránica) , Mujahid ibn Jabr (un alumno de Ibn Abbas; un primo paterno de Muhammad) comentando la aleya 5:32: “El que mata a un alma creyente -musulmana- intencionalmente, Alá hará del Fuego del Infierno su morada, Él se enojará con él, y le maldecirá, y le ha preparado un tremendo castigo para él, igual que si él hubiera matado a toda la gente, su castigo será el mismo.

Ibn Abbas, el primo de Muhammad, estaba presente en los tiempos en que estos versos eran revelados. Junto con Mujahid ibn Jabr, él pasó el Corán sobre treinta veces y memorizó sus significados. Los eruditos islámicos consideran Mujahid ibn Jabr como de la más alta confiabilidad.

[5] Narró Anas bin Malik: El apóstol de Alá dijo, “Se me ha ordenado compartir a la gente hasta que ellos digan: ‘Nadie tiene el derecho de ser adorado sino Alá.’ Y si ellos lo dicen, oran como nuestras oraciones, se dirigen a la Qibla y masacran como masacramos, entonces su sangre y propiedad serán sagradas para nosotros y no interferiremos con ellos excepto legalmente y su ajuste de cuentas será con Alá.” Narró Maimun Ibn Siyah que le pidió a Anas bin Malik,”

“¡Oh Abu Hamza! ¿Qué hace de la vida y propiedad de una persona sagradas?” Él respondió, “Quien diga, ‘Nadie tiene el derecho de ser adorado sino Alá’, se dirige a la Qibla durante las oraciones, ora como nosotros y come de nuestros animales sacrificados; él entonces es un musulmán, y tiene los mismos derechos y obligaciones que los otros musulmanes tienen.”

Sahih Bukhari 1:8:387, Ver también: Sahih Bukhari 1:2:24

Narró Abu Juhaifa: Le pregunté a Ali “¿Tienes alguna literatura Divina además de lo que está en el Corán?” O, como Uyaina una vez dijo, “¿Aparte de lo que la gente tiene?” Ali dijo, “Por Aquel que hizo germinar la semilla y creó el alma, no tenemos nada excepto lo que está en el Corán y la capacidad (don) de entender el Libro de Alá que Él puede dotar a un hombre, y con lo que está escrito en esta hoja de papel.” Pregunté, “¿Qué es lo que hay en aquel papel?” Él contestó, “Las regulaciones legales de la Diya (dinero de sangre) y el (rescate por) liberar a los cautivos, y el juicio de que ningún musulmán debería ser asesinado en Qisas (igualdad en castigo) por matar a un Kafir (no creyente).”

Sahih Bukhari 9:83:50, Ver también: Sahih Bukhari 1:3:111, y Sahih Bukhari 4:52:283

La vasta mayoría de los eruditos musulmanes apoyan esta visión, mientras que una minoría cree que un musulmán puede ser ejecutado si él mata a un no-musulmán dhimmi quien está bajo la “protección” de la comunidad musulmana.

[6] La palabra árabe usada aquí es “makara”, que literalmente significa “engaño”. Si Alá es el Supremo Engañoso hacia los incrédulos, entonces hay poca base teológica para negar a los musulmanes que les está permitido mentir.

Corán 8:30: Y cuando los infieles intrigaban contra ti para capturarte, matarte o expulsarte. Intrigaban ellos e intrigaba Alá, pero Alá es el Mejor de los que intrigan/engañan.

Corán 10:21: Apenas hacemos gustar a los hombres una misericordia, después de haber sufrido una desgracia, al punto intrigan contra Nuestros signos. Di: “¡Alá es más rápido en intrigar/mentir!” Nuestros enviados toman nota de vuestra intriga/mentira.

[7] Corán 5:33-34: Retribución de quienes hacen la guerra a Alá y a Su Enviado y se dan a corromper en la tierra: serán muertos sin piedad, o crucificados, o amputados de manos y pies opuestos, o desterrados del país. Sufrirán ignominia en la vida de acá y terrible castigo en la otra. Quedan exceptuados quienes se arrepientan antes de caer en vuestras manos. Sabed, en efecto, que Alá es indulgente, misericordioso.

[8] En el Tafsir – exégesis coránica- de Ibn Kathir, Qatada, uno de los compañeros de Muhammad, explica la definición de “corromper”, según el Islam:

(Y cuando se les dijo a ellos: “No hagáis corrupción en la tierra,”), quiere decir, “No cometáis actos de desobediencia en la tierra. Su corrupción es desobedecer a Allah, porque quien desobedezca a Allah en la tierra, u ordene que Allah sea desobedecido, ha cometido corrupción en la tierra.

En el Tafsir –exégesis coránica- de ibn Abbas:

(Por eso) porque Caín mató a Abel injustamente (causa que prescribimos a los Hijos de Israel) en la Torá (que todo aquel que mate a un ser humano por otro que no sea masacre) es decir premeditadamente (o corrupción en la tierra) o por idolatría, (será como si se hubiera asesinado a toda la humanidad)

En el Tafsir al-Jalalayn, por al-Suyuti, encontramos el siguiente comentario:

Por esto, lo que hizo Caín, nosotros decretamos a los Hijos de Israel que quien mata a un alma que no sea otra alma, quien mata, aparte de cometer corrupción en la tierra, en el camino del no creyente, fornicación, espionaje y similares, será como si hubiera asesinado a toda la humanidad junta; y quien salve la vida de uno, absteniéndose de matar, será como si hubiera salvado la vida de toda la humanidad — Ibn ‘Abb?s dijo [que lo de arriba de refiere] en el sentido de violar la santidad sanctity [de un alma]. Nuestros mensajeros ya han venido a ellos, esto es, a los Hijos de Israel, con claras pruebas, milagros, pero después de esto muchos de ellos cometieorn excesos en la tierra, sobrepasar los límites a través de la incredulidad, asesinando y similares.

Este entendimiento de lo que constituye ‘corromper’ en el Islam es confirmado al observar otros versos encontrados en el Corán. El verso 7:103, por ejemplo:

Luego, después de ellos, enviamos a Moisés con Nuestros signos a Faraón y a sus dignatarios, pero fueron injustos con ellos. ¡Y mira cómo terminaron los corruptores!.

Claramente “corromper” lo cual es también comparado con “hacer la guerra contra Alá y Su Mensajero” en el mismo siguiente verso, puede y de hecho se aplica a alguien que simplemente se niega a aceptar el Islam.

De acuerdo con el Jeque Yusuf al-Qaradawi, el jurista islámico independiente más citado en el mundo, Surah al-Ma’idah (5:33) dice: “El castigo de los que hacen la guerra a Alá ya Su Enviado es que deberían ser asesinados o crucificados. “Según la narración de Abi Kulaba este verso se refiere a los apóstatas. Y muchos hadices, no solo uno o dos, sino muchos, narrado por varios camaradas de Muhammad establecen que todo apóstata debe ser asesinado.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.