Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
12 Tishri 5779 | viernes septiembre 21, 2018
donativo

Así es Nechama Rivlin, la primera y modesta primera dama de Israel


 El presidente de Israel junto a la primera durante la visita de Estado a Madrid TWITTER

Dejó su carrera por la política de su marido. Su carácter afable la ha hecho conectar con Doña Letizia y Melania Trump

Comida ‘kosher’ y la ‘reconciliación’ con Caprile, anécdotas de la recepción al presidente israelí

La primera dama de Israel es famosa por no querer ser famosa. Nechama Rivlin (72) huye del protagonismo que inevitablemente le corresponde como esposa del presidente Reuven Rivlin. Seguramente ahora no estará cómoda con la batería de flashes y comentarios en la visita a España en la que Felipe VI y Letizia le dispensaron un cálido recibimiento.

Sin separarse nunca de su concentrador de oxígeno que le ayuda a combatir sus graves problemas respiratorios, Rivlin perdió su anonimato mundial el pasado mes de mayo cuando conquistó a Melania Trump durante la visita del presidente estadounidense Donald Trump. Pese a sus grandes diferencias (en edad, origen, currículum y presencia física) Nechama y Melania conectaron en Jerusalén. Parecían dos íntimas amigas unidas por la conversación y siempre de la mano. Esta sensación de autenticidad, poco habitual en las cumbres entre dirigentes mundiales, se convirtió en viral.

Letizia no ha sido menos. Desde el primer momento en la solemne recepción oficial en Madrid, estuvo atenta a lo que necesitara la Guiveret Rishona(primera dama en hebreo). Para muchos, este paseo con todos los honores es un bello y solemne acto. Para Nechama Rivlin, también un reto físico. La imagen de Felipe VI inclinándose ante ella nada más salir de su vehículo ha emocionado a muchos en Israel.

Según comentan por teléfono a LOC desde la organización de la visita, “es muy difícil no quedar impresionado por su modestia, personalidad y fortaleza”. Un carácter forjado en el campo. En la tierra y en las dificultades. Rivlin nació en la cooperación agrícola Herut (norte de Tel Aviv) fundada, entre otros, por sus padres. A los cinco años, su padre falleció de un tumor cerebral. Su madre, procedente de una familia judía ucraniana asesinada en el Holocausto, se entregó en cuerpo y alma al trabajo en el Moshav. Su familia no era rica pero tampoco tenía deudas. Suficiente en los duros años 50.

No le interesa la política

La joven, que por motivos de salud no realizó el servicio militar obligatorio, se trasladó a Jerusalén que ya nunca abandonó. Nechama se graduó en la Universidad Hebrea de Jerusalén y trabajó en los departamentos de Zoología y Ecología. En 1970 se casó con su Rubi que ya tenía un hijo de su anterior relación. Reuven y Nechama tuvieron tres. A él, la política hervía en sus venas. A ella no. Tras una dilatada carrera como diputado, ministro y presidente de la Knésset (Parlamento israelí), Reuven Rivlin accedió a la Presidencia de Israel en verano del 2014. Un importante cargo ya que, aunque supone funciones de protocolo y representación, simboliza el nexo de unión en una sociedad tan fragmentada.

“Cuando la Knésset eligió a Rubi como presidente de Israel, fue un momento muy feliz pero realmente no me hice a la idea de lo que significaría para mí“, contó al Canal 2 meses después de ingresar en la blindada residencia en Rehov Hanassi, situada en un tranquilo barrio de Jerusalén. Para los trabajadores era un cambio. Su antecesor Simon Peres no llegó acompañado de su esposa Sonia, que prefirió seguir su conocida senda en la discreción más absoluta. Nechama deseaba seguir viviendo en su casa y cuidar de su jardín pero los servicios de seguridad lo impidieron.

Rivlin se convirtió en el décimo presidente de la historia de Israel gracias a votos en la derecha, centro e izquierda. Varios diputados árabes israelíes también le votaron en reconocimiento por su lucha por la igualdad de árabes y judíos. A diferencia de Sarah Netanyahu, Nechama Rivlin no interviene en las decisiones políticas de su marido ni está siempre en el centro de la polémica en los medios. De hecho, una de las razones de la tensión entre los dos dirigentes fue una frase de Rivlin en el 2010: “Mi mujer no realiza nombramientos”. La indirecta fue muy directa.

Grave enfermedad

La fibrosis pulmonar diagnosticada hace unos años no impide su activismo en la lucha contra el tabaco y en defensa del Medio Ambiente, los derechos de la mujer y los niños, los minusválidos y el acercamiento entre los diferentes sectores de su país.

Mientras su marido es un gran aficionado al fútbol y experto en contar chistes, ella es una apasionada del arte, danza, la naturaleza y los animales. “Tiene un espíritu bohemio y sobre todo es muy modesta”, comentan en Jerusalén. “Mi salud no es buena y en el último año me sentí cada vez peor aunque tomo medicinas. Tengo problemas respiratorios y cuando voy de un lado a otro, el oxígeno se reduce…”, señaló en el 2015 antes de lamentar: “Es una enfermedad que no se cura”.

¿Qué se siente al tener que ir siempre con la máquina de oxígeno? “No es una situación agradable ir con este aparato y menos en mi posición“, reconoce con una sonrisa de resignación y timidez.

http://www.elmundo.es/loc/celebrities/2017/11/07/5a01e756468aeb51168b4654.html

NOTA DE PORISRAEL.ORG

***Nechama Rivlin ha tenido una brillante carrera a sus espaldas, la Primera Dama comenzó sus estudios de Biología en la Universidad Hebrea de Jerusalén, en la que se graduó como experta en Botánica y Zoología. En 1967 comenzó a trabajar como profesora en la misma universidad que había estudiado y durante su carrera también ha formado parte de los departamentos de Ecología y Genética. Después de casada con Rivlin se licenció en Historia del Arte, su otra pasión junto a la Biología. Es una luchadora contra el tabaquismo y por el aire limpio. La señora Rivlin, debido a su trayectoria profesional, se ha centrado especialmente en las actividades relacionadas con el medio ambiente, la naturaleza y el arte, así como en la atención a niños con necesidades especiales.

Reina Letizia y Nechama Rivlin, complicidad

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.