Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
6 Kislev 5778 | viernes noviembre 24, 2017
donativo

¿Qué opinas de ésta postura? – Así es como Israel puede provocar que los farsantes europeos dejen de difundir sus declaraciones antisemitas


El Estado de Israel debería lanzar declaraciones de apoyo a Cataluña o a los armenios solo para que los españoles o los turcos, o cualquier otro pueblo hipócrita, se revuelquen con inquietud.

Con amigos como este… ¿Quién necesita enemigos? El Ministro de Asuntos Exteriores español Alfonso Destis dijo esta semana, sin pestañear, toser o rasguñarse, que su país estaba comprometido con la línea de la UE para resolver el conflicto israelo-palestino. También dijo que España se ve a sí misma como una amiga de Israel. Podría terminar el artículo aquí y ofrecerle al Ministro de Asuntos Exteriores español un lugar permanente en el programa cómico israelí “Gav Ha-Uma” (la parte de atrás de la nación).

Un chico divertido. Para agudizar el punto, imaginemos  qué habría sucedido si la situación fuese a la inversa. Supongamos que el Ministro de Relaciones Exteriores de Israel anunciase que su país está comprometido con las normas morales internacionales o alguna otra mentira y defendiese a Cataluña en su lucha por la independencia. “Por cierto”, recordará, “mi país se ve a sí mismo como un amigo de España y esta relación de largo plazo es importante para nosotros, y la respaldaremos en todo momento”.

¿Conoces la frase “el enemigo de tu enemigo es tu amigo”? Bueno, también funciona a la inversa: el amigo de tu enemigo es tu enemigo. Y que no te taladren con cosas diferentes. Los palestinos son nuestros enemigos. No son socios para la paz, no son amigos, no son nuestros compañeros de viaje. Ellos son la razón por la que hacemos durante tanto tiempo la reserva militar. Es por ellos que estamos protegiendo nuestros autos en ciertas rutas. Es por ellos que hay guardias de seguridad en los centros comerciales. Que cerramos las puertas dos veces. Tenemos que construir caminos de circunvalación. Que estamos desarrollando sofisticados “componentes de seguridad” y que exigimos que se les asigne un presupuesto a todos los asentamientos para protegerlos. Son la razón por la que cuando Waze lleva a dos mujeres soldadas a un pueblo palestino,  aparecen en nuestras caras marcas de preocupación y el ejército se agita. No son nuestros amigos, son nuestros enemigos.

Los catalanes, a diferencia de los palestinos, no asesinan, secuestran, queman, mutilan, torturan o aterrorizan a los españoles. Solo quieren libertad y autodeterminación. Y aun así, Israel nunca se atrevería a apoyarlos. España no tiene problemas en hacer lo opuesto.

Tras haber demostrado que no hay ningún examen objetivo de la situación por parte de los europeos y que no hay una aplicación de valores antes de formular una opinión y expresarla, sino que todo se resume en antisemitismo… ¿Alguien me puede explicar por qué demonios nos estamos reprimiendo y no los atacamos de vuelta?

Me gustaría experimentar una vez, que el Estado de Israel liberará una declaración de apoyo para los catalanes o incluso más simple que eso, a favor de los armenios o apoyando la autonomía de los kurdos. No tengo miedo de la respuesta colectiva mundial después de ese paso, pero quizás ellos sientan cierta vergüenza la próxima vez que se le venga a la cabeza difundir sus declaraciones hipócritas.

 

Publicado en http://www.maariv.co.il/journalists/Article-608169   

Traducido por Hatzad Hasheni

 
Comentarios
Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.