Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
23 Kislev 5778 | lunes diciembre 11, 2017
donativo

Palestinos: “Si no nos das todo, no podemos confiar en ti”


Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Los palestinos están una vez más enojados, esta vez porque la administración Trump no parece haber respaldado su posición con respecto al conflicto israelí-palestino. Los palestinos también están enojados porque creen que la administración Trump no quiere obligar a Israel a cumplir con todas sus demandas.

Así es como lo ven los palestinos: si no estás con nosotros, entonces debes estar en contra de nosotros. Si no acepta todas nuestras demandas, entonces debe ser nuestro enemigo y no podemos confiar en que usted desempeñará el papel de un agente “honesto” en el conflicto con Israel.

La semana pasada, informes no confirmados sugirieron una vez más que la administración Trump ha estado trabajando en un plan integral para la paz en Medio Oriente. Los detalles completos del plan permanecen desconocidos en este momento.

Sin embargo, lo que es seguro, según los informes, es que el plan no cumple con todas las demandas de los palestinos. De hecho, ningún plan de paz, ni los estadounidenses ni ningún otro partido, podría proporcionar a los palestinos todo lo que piden.

Los requisitos palestinos siguen siendo tan poco realistas como siempre. Incluyen, entre otras cosas, la exigencia que se permita el ingreso de millones de “refugiados” palestinos a Israel. Además, los palestinos quieren que Israel se retire a fronteras indefendibles que acercarían a Hamas y otros grupos a Tel Aviv.

La Autoridad Palestina (AP) y su líder, Mahmoud Abbas, de 82 años, ahora en el duodécimo año de su mandato de cuatro años, continúan insistiendo en que aceptarán nada menos que un estado palestino soberano e independiente, con el este de Jerusalén. como su capital, en todas las tierras capturadas por Israel en la Guerra de los Seis Días de 1967.

Lo más peligroso es que, incluso en el improbable caso que Abbas firme algún trato, otro líder puede aparecer más tarde y decir legítimamente que Abbas no tenía autoridad para firmar nada, ya que su mandato había expirado hace mucho tiempo.

Hamas, el grupo terrorista islamista palestino que controla la Franja de Gaza, sostiene que nunca aceptará la presencia de Israel en tierras de “propiedad musulmana”. Hamas quiere toda la tierra que supuestamente Israel “tomó” en 1948. Traducción: Hamas quiere la destrucción de Israel para establecer un califato islámico donde a los no musulmanes se les otorgaría el estatus de dhimmi (“persona protegida”).

A diferencia de la Autoridad Palestina, Hamas merece crédito por ser claro y consistente con respecto a su verdadero objetivo. Desde su creación hace tres décadas, y a pesar de las recientes esperanzas ilusorias expresadas por los expertos occidentales, Hamas se ha negado a cambiar su ideología o suavizar su política. Resiste decididamente a su postura  que ningún musulmán tiene derecho a ceder ninguna parte de las tierras de propiedad musulmana a los no musulmanes (en este caso, los judíos. Lo mismo se aplica a la “limpieza” de Turquía de los no musulmanes armenios y griegos).

Por otro lado, la Autoridad Palestina con rostro de Janus continúa hablando en múltiples voces, enviando mensajes contradictorios tanto a su gente como a la comunidad internacional. Nadie sabe realmente si la Autoridad Palestina tiene una estrategia clara y unificada para tratar con Israel.

Mahmoud Abbas sabe cómo sonar extremadamente agradable, y a menudo lo hace cuando se encuentra con israelíes y líderes occidentales. Pero cuando habla en árabe a su propia gente, a veces es difícil diferenciar a Abbas del líder de Hamas Ismail Haniyeh.

Debido a que los líderes de la Autoridad Palestina y sus representantes hablan en más de una voz, envían mensajes contradictorios al mundo sobre sus intenciones reales, a menudo logran engañar a todos. Con demasiada frecuencia, el mundo cree los mensajes que quieren escuchar en lugar de los reales menos cómodos.Algunos de los altos funcionarios de Abbas suenan aún más extremos que Hamas. Excepto, por supuesto, cuando estos funcionarios palestinos educados en el oeste y de voz suave son enviados a hablar con los occidentales. Entonces, de repente, viene la miel.

Los mensajes contradictorios de la Autoridad Palestina han creado la impresión  que es a la vez un compañero de paz y un enemigo, dependiendo de a quién haya escuchado y cuándo lo haya escuchado.

Una cosa está clara: desde el ángulo palestino, no hay amor perdido entre los EE. UU. y ellos. Desde su punto de vista, y este es un punto de vista que han mantenido durante un tiempo agotador, Estados Unidos no puede desempeñar un papel imparcial como mediador en el conflicto con Israel. Lo que se come a los palestinos es la fuerte y estratégica alianza entre EE. UU. e Israel.

Los palestinos han acusado a todas las administraciones estadounidenses en las últimas cuatro o cinco décadas de estar “predispuestas” a favor de Israel. Los palestinos ciertamente desearían que los cientos de millones de dólares en ayuda financiera que reciben cada año de los EE. UU. continúen. Sin embargo, sin importar lo que Estados Unidos haga por los palestinos, los estadounidenses siempre serán denunciados por su presunta parcialidad a favor de Israel.

La administración Trump está a punto de recibir una lección sobre política palestina. ¡Si!  Cuando la administración Trump haga público su plan de paz, los palestinos serán los primeros en rechazarlo, simplemente porque no cumple con todas sus demandas.

Mahmoud Abbas sabe que no puede volver a su pueblo con nada menos de lo que le prometió a su pueblo: 100%.

Los últimos días ya nos han dado indicios de la respuesta palestina. Aquí, por ejemplo, lo que el vocero de Abbas, Nabil Abu Rudaineh, tuvo que decir cuando le pidieron que comentara los informes sobre el plan de paz y la amenaza de Estados Unidos de cerrar la misión diplomática de la OLP en Washington: “La administración estadounidense ha perdido su capacidad para desempeñar el papel de mediador en la región. Estados Unidos ya no puede ser visto como el patrocinador del proceso de paz “.

Los comentarios de Abu Rudaineh fueron bastante más moderados que los comentarios sobre la administración Trump realizados por otros funcionarios y facciones palestinos.

El jefe negociador de la OLP, Saeb Erekat, llegó incluso a amenazar que los palestinos suspenderían todas las comunicaciones con los Estados Unidos si la misión diplomática de la OLP se cierra.

Por supuesto, nadie parece tomar en serio la amenaza de Erekat. La suspensión de contactos con los EE. UU. equivale a un suicidio para los palestinosSin el apoyo financiero y político de los Estados Unidos, la Autoridad Palestina y Erekat desaparecerían de la escena en cuestión de días. En esta etapa, no está claro si la charla de Erekat sobre la suspensión de contactos con los estadounidenses incluye la negativa a aceptar la ayuda financiera estadounidense.

Sin embargo, las amenazas de Erekat deben verse en el contexto de la creciente ira palestina y la hostilidad hacia la administración Trump. Esta ira ahora se está traduciendo en un ataque retórico contra Trump y su administración. Los palestinos ahora acusan a la actual administración de trabajar y conspirar para “liquidar” la causa palestina con la ayuda de algunos países árabes, como Arabia Saudita y Egipto.

Los palestinos han tomado una decisión: el plan de paz de Trump es malo para nosotros y no lo aceptaremosEl plan es malo porque no obliga a Israel a darle todo a los palestinos. Para los palestinos, el plan es malo porque se lo ve como parte de una conspiración inventada por Jared Kushner y el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman. Los palestinos se han convencido  que Trump quiere “liquidar” su causa, no resolverla.

Trump está a punto de pasar por el mismo proceso que el presidente Bill Clinton experimentó en Camp David hace 17 años. Luego, para asombro de Clinton, Yasser Arafat rechazó rotundamente una oferta asombrosamente generosa del entonces primer ministro israelí Ehud Barak. Trump pronto aprenderá que para Mahmoud Abbas y los palestinos, el 99% simplemente no es suficiente.

Bassam Tawil, un musulmán, tiene su base en el Medio Oriente

 

https://www.gatestoneinstitute.org/11402/palestinians-trump-peace-plan

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.