Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
7 Tammuz 5778 | miércoles junio 20, 2018
donativo

Israel se apura para evitar la ‘lista negra’ de asentamientos de la ONU


Consejo de Derechos Humanos de la ONU (Foto: AFP)

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Cerca de 100 empresas israelíes que operan en la Margen Occidental y en Jerusalén oriental recibieron cartas de advertencia que se espera que aparezcan en la lista negra, así como de unas 50 compañías internacionales. El enviado de la ONU de Israel dijo: -el Consejo de Derechos Humanos de la ONU se convertirá en “el mayor promotor mundial de BDS”.

Semanas antes de la finalización prevista de una base de datos de las Naciones Unidas de empresas que operan en los asentamientos de Judea y Samaria,  la Administración Trump e Israel están trabajando febrilmente para evitar su publicación.

Mientras que Israel generalmente se apresura a rechazar las críticas de la ONU, los funcionarios dicen que toman en serio la llamada ” lista negra “, temiendo que su publicación pueda tener consecuencias devastadoras alejando a las empresas, impidiendo que otros acudan e impulsando a los inversores a deshacerse de acciones de empresas israelíes. Se espera que decenas de grandes compañías israelíes, así como multinacionales que hacen negocios en Israel, aparezcan en la lista.

“Haremos todo lo que podamos para asegurarnos que esta lista no vea la luz del día”, dijo a la AP el embajador de Israel ante la ONU, Danny Danon.

El máximo órgano de derechos humanos de la ONU, el Consejo de Derechos Humanos, ordenó la compilación de la base de datos en marzo de 2016 y pidió al jefe de derechos de la ONU, Zeid Ra’ad al-Hussein, que “investigue las implicaciones de los asentamientos israelíes en los palestinos”.

Funcionarios israelíes dicen que alrededor de 100 compañías locales que operan en Cisjordania y al este de Jerusalén han recibido cartas de advertencia que estarán en la lista. Además, unas 50 compañías internacionales, principalmente estadounidenses y europeas, también han sido advertidas.

Las empresas no han sido identificadas públicamente, pero un funcionario dijo que incluyen bancos israelíes, supermercados, cadenas de restaurantes, líneas de autobuses y firmas de seguridad, así como gigantes internacionales que proporcionan equipos o servicios utilizados para construir o mantener asentamientos.

La única compañía que confirmó haber recibido una carta de advertencia fue Bezeq , la compañía telefónica nacional de Israel. La presidenta ejecutiva de Bezeq, Stella Handler, publicó una copia de la carta enviada por la oficina de Zeid en septiembre en su página de Facebook. Acusó a Bezeq de utilizar terrenos de Cisjordania para infraestructura, proporcionar servicios de telefonía e Internet a asentamientos y oficinas de ventas operativas en Cisjordania y el este de Jerusalén.

Handler escribió con enojo que Bezeq brinda servicios a todos los clientes, independientemente de la raza o el lugar donde vivan.

“La parcialidad del consejo contra Israel es tan extrema que ha perdido toda relevancia en el mundo”, escribió. “No cooperaremos con una movida que es, en definitiva, propaganda antiisraelí”.

Pero horas después, Handler eliminó la publicación, diciendo que lo había hecho a pedido del gobierno. El funcionario israelí confirmó que el gobierno ha pedido a las empresas que no hablen sobre el tema. Bezeq no quiso hacer ningún comentario.

Israel ha acusado durante mucho tiempo a las Naciones Unidas, y particularmente al Consejo de Derechos Humanos, de ser parcial en contra de esto.

Israel es el único país que enfrenta un examen de su historial de derechos en cada una de las tres sesiones del Consejo cada año. Aproximadamente 70 resoluciones, o aproximadamente la cuarta parte de las resoluciones específicas del país del consejo, se han dirigido a Israel. Eso es casi el triple del número del país que ocupa el segundo lugar: Siria, donde cientos de miles han sido asesinados en una devastadora guerra civil de seis años.

Los líderes israelíes y muchos grupos no gubernamentales también se quejan que algunos de los peores violadores de los derechos humanos en el mundo, incluidos Venezuela, Arabia Saudita, el Congo y Cuba, forman parte del Consejo.

Algunos diplomáticos occidentales han dicho que la base de datos podría establecer un precedente nocivo al difuminar la línea divisoria entre las empresas y los derechos humanos en cuestiones que se dejan mejor a la política comercial que el consejo de Ginebra.

Israel parece tener poca influencia sobre el Consejo. Pero su campaña ha recibido un gran impulso de los Estados Unidos. La administración de Trump ha tomado una línea dura contra la ONU, exigiendo reformas y en octubre, se retiró de la agencia cultural UNESCO debido a presuntas prejuicios anti-Israel.

En un discurso ante el consejo el pasado mes de junio , la embajadora de los EE. UU., Nikki Haley, criticó su composición y exigió que se elimine a Israel como un elemento permanente de su agenda. También insinuó que EE. UU. podría abandonar el Consejo.

El próximo lanzamiento de la base de datos podría poner a prueba ese compromiso. Ha desencadenado un esfuerzo silencioso pero de gran importancia por parte de Israel y Estados Unidos para intentar bloquear su lanzamiento.

“Simplemente consideramos ese tipo de lista negra como contraproducente”, dijo recientemente la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

Danon, el embajador israelí, acusó al Consejo de atacar injustamente a Israel en un momento de conflicto en todo el mundo, diciendo que equivalía a una “lista negra” de compañías judías y de quienes hacen negocios con el estado judío.

También dijo que convertiría al consejo de derechos en “el mayor promotor mundial de BDS”, un acrónimo del Movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones, un movimiento de boicot internacional de base contra Israel. La mayoría de las empresas vinculadas a la lista negra son objetivos frecuentes del movimiento BDS.

“¿Qué tipo de mensaje enviará esto?” Dannon dijo.

 

 

 

Israel's Ambassador to the UN Danny Danon (Photo: AP)

Embajador de Israel ante la ONU Danny Danon (Foto: AP)

Pero Nabil Shaath, un alto funcionario palestino, dijo que la lista es un “paso importante” que pasa de una condena verbal a una acción práctica contra los asentamientos. Expresó la esperanza que llevaría a las empresas a dejar de hacer negocios con los asentamientos e incluso conducir a sanciones contra los que continúan.

La resolución original que exige la lista estipula solo que el alto comisionado del consejo debe “transmitir los datos en el mismo en forma de informe” al consejo.

Con ese fin, Israel y sus aliados han estado alentando al Consejo a que abandone la lista y presente solo un informe básico y general que no indique nombres, de acuerdo con varios diplomáticos de la ONU familiarizados con las discusiones.

La campaña de presión ha mostrado algunas señales de éxito. Después de un retraso anterior, la oficina de Zeid dijo que el lanzamiento del “informe” ha sido retrasado nuevamente, de diciembre a principios del próximo año.

Por ahora, no parece que la publicación de la lista sea el disparador directo que lleve a los EE. UU. a abandonar el Consejo. La oficina de Haley dijo que está enfocada en implementar reformas en el Consejo, aunque la publicación de la lista podría hacer que la participación estadounidense sea “menos probable”.

Eugene Kontorovich, director de derecho internacional en el Kohelet Policy Forum, un grupo de expertos conservadores en Jerusalén, dijo que estaba “profundamente escéptico” que el informe no se publique y dijo que el gobierno israelí estaría mejor tratando de desacreditar el informe antes de hora. “Creo que es importante que la gente entienda lo malo que es esto”, dijo.

La resolución, advirtió, causaría “daño a la reputación” a las empresas y pondría “una nube sobre los negocios en Israel”. Aunque no vinculante, dijo que podría usarse como base para futuras acciones legales. “El objetivo de esto es causar problemas para Israel”, dijo.

 

https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5047947,00.html

 
Comentarios

¡Nazibolches de la “comisión” de zurdos-hunanos de la judeófoba “onu”: la mesa está servida!!!!

A propósito: ¿quien es el capitoste de ese grupúsculo de retorcidos-humanos?
R: un ÁRABE MUSULMÁN.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.