Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
23 Kislev 5778 | lunes diciembre 11, 2017
donativo

Cambiando las actitudes occidentales


 

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

La intención estadounidense de declarar a Jerusalén como capital del Estado de Israel es la esencia del reconocimiento histórico, religioso y político… incorporado en las tres principales religiones monoteístas, según el cual Jerusalén es la capital exclusiva del pueblo judío.

La exigencia palestina que su futura capital se establezca en Jerusalén, a causa de la santidad de la mezquita Al-Aqsa  y ¡Oh, sí!  Porque “Jesús era palestino”, carece de base religiosa, histórica o política.

A la luz de las amenazas palestinas de responder enérgicamente (violentamente) a tal movimiento, está clara la idea absurda que el difunto líder de la OLP Yasser Arafat sembró en la mente de sus seguidores: que la capital de “Palestina” se establecería en Jerusalén, junto con el “derecho de retorno” y la negativa a reconocer a Israel como el estado judío – todo esto buscaba como objetivo evitar un futuro acuerdo con nuestro pueblo.

En conversaciones con el fallecido líder de Hamás, el jeque Ahmed Yassin, el mufti y el líder palestino Faisal Husseini, les noté el hecho que, desde un punto de vista histórico, nunca ha habido un estado palestino, y por lo tanto, Jerusalén nunca fue su capital. No tiene sentido que la ciudad que sirve como capital de Israel se divida en beneficio de un cuerpo político que opera desde su capital:  Ramallah.

He desafiado a estos líderes con el hecho que, de acuerdo con el Corán, no se menciona a los palestinos, ya que los herederos de esta tierra son los judíos. Agregué que la mezquita Al-Aqsa es sagrada no solo para los palestinos sino también para los musulmanes en general. Mencioné el hecho que en el mundo árabe-musulmán, ningún otro sitio sagrado en el Islam se ha convertido en capital y es por eso que ni La Meca  ni  Medina son las capitales de Arabia Saudita  y…  ¿Por qué Jordania no convirtió a Jerusalén en su capital cuando gobernó la ciudad desde 1948 hasta 1967?

Todavía tengo que encontrarme con un palestino capaz de lidiar con estos argumentos más allá de la asquerosa afirmación que no somos los verdaderos judíos los que heredaron la tierra.

Por el contrario, los líderes y columnistas de los estados árabes y del Golfo Pérsico han estado, recientemente, haciendo declaraciones religiosas, históricas y políticas a favor de Israel y de los palestinos.

Funcionarios palestinos, como el principal negociador palestino Saeb Erakat, han amenazado que el reconocimiento estadounidense de Jerusalén como la Capital del estado judío encendería todo el Medio Oriente y lo convertiría en un campo de batalla. Las organizaciones terroristas Al Qaeda, el Estado Islámico y grupos palestinos locales como la Yihad Islámica y Hamás (y Hezbollah) ya han llevado a la startup terrorista palestina a otro nivel.

El alto funcionario de Fatah, Nabil Amr, admitió de forma elocuente y pesimista en una entrevista con Al Jazeera que los Acuerdos de Oslo de 1993, que diferían tratar los problemas sobre el corazón del conflicto porque fueron un error, y que estaba claro que Israel nunca cedería en Jerusalén o los asentamientosSegún Amr, el problema palestino se había convertido en un problema menor en la arena global, precisamente porque el terrorismo y la destrucción provocó millones de refugiados.

Las amenazas de los palestinos, hechas desde un Medio Oriente en llamas, no han impedido que ningún estado árabe se suicide por su bien. Esto a pesar del conocimiento que algunos de ellos, como Hamás y Yihad Islámica, obtengan sus fondos, armas y agenda por parte de Irán. Los palestinos no entienden que, como resultado de los refugiados, la destrucción y el terrorismo global, la actitud de los “bastardos” de Occidente hacia el terror palestino ha cambiado, y cada bala que disparen los palestinos solo servirá para profundizar su alienación.

 

http://www.israelhayom.com/opinions/changing-western-attitudes/

 

 
Comentarios
Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.