Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
3 Tevet 5779 | martes diciembre 11, 2018
donativo

Nadie ha pisoteado las esperanzas palestinas para conseguir un estado como su liderazgo


En sus respuestas hacia la declaración de Trump, los funcionarios palestinos y sus partidarios árabes y musulmanes cometieron todos los errores posibles. Nadie ha humillado a la causa palestina como lo hicieron en la reciente conferencia en Estambul.

En sus reacciones ante la declaración de Trump – declararon días de rabia, una declaración de que Estados Unidos no es digno de ser mediador, boicot a recibir la visita del vicepresidente Mike Pence que en breve llegará a Israel, el plan para dirigirse al Consejo de Seguridad y la cita a una conferencia de emergencia de los países árabes y musulmanes – los líderes palestinos y sus partidarios árabes y musulmanes han hecho todas los errores posibles. El mundo entero se burla de las declaraciones de la Casa Blanca, no las de los palestinos. Algunas palabras sobre el Muro de los Lamentos que permanecerá bajo soberanía israelí, y el fuego y la furia se intensificaron.

Hay una regla de hierro en el ámbito internacional: No pelearse con Estados Unidos Incluso si tienes razón, al final perderás. Esta regla se ha intensificado con la elección de Donald Trump, que se relaciona con el mundo exterior a los EE.UU. con desdén, desprecio y de forma desafiante.

De acuerdo con diplomáticos en la ONU, los palestinos socavaron y dañaron esta vez la popularidad de su causa en las bases de la ONU y perjudicaron su imagen de ser la parte “débil”, que hasta este momento les ha jugado a su favor. “Al final del día, Trump dejó el estatus de Jerusalén en una situación bastante vaga y sujeto a cambios durante las negociaciones. En lugar de tomar ventaja de este hecho, absteniéndose de actuar agresivamente y confeccionando políticamente un plan conveniente para formular como respuesta, una situación que desafíe y ponga a prueba seriamente tanto a Israel como a la Casa Blanca… los palestinos eligieron su respuesta conocida y antigua – “manifestaciones y violencia”, explicó un diplomático occidental.

El gran error del liderazgo palestino es su dependencia de la ONU y el cortejo que hacen al Consejo de Seguridad. Este es un viejo fracaso, que hasta el día de hoy no les ha reportado beneficios ni logros significativos. La arena de la ONU puede darles como máximo un momento de satisfacción en la forma de una gran mayoría en contra de Israel mediante una votación en el pleno de la Asamblea. El Consejo de Seguridad tampoco los salvará, porque la actual administración de los EE.UU. ciertamente vetará la recomendación de elevar la representación palestina pasando a ser un estado miembro. Todas las administraciones estadounidenses desde el presidente Ronald Reagan han trabajado para evitar que las Naciones Unidas medien entre Israel y los palestinos. Esta es un área que cada administración se ha asegurado de permanecer exclusivamente para los Estados Unidos. Trump, orgulloso en su desprecio hacia las Naciones Unidas, conservará esta exclusividad incluso más que sus predecesores.

Traducido por Hatzad Hasheni

 
Comentarios

Probablemente porque el mundo pagano los apoya

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.