Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
13 Heshvan 5779 | lunes octubre 22, 2018
donativo

INFORME: Mitos y realidades sobre las “protestas pacíficas” de Gaza


Durante el pasado fin de semana de la Pascua unos 30.000 palestinos en Gaza se acercaron a la frontera con Israel y llevaron a cabo una variedad de actos violentos con motivo de la conmemoración de lo que ellos llaman las “Protestas del Día de la Tierra” o la “Marcha del Retorno”

Hemos asistido a un (nuevo) ejercicio sesgado de cobertura informativa, así que aquí están los principales mitos y realidades para que pueda comprender mejor la situación. También para hablar con conocimiento de causa cuando vea medios inexactos o sesgados.

 

Mito: esta es una “protesta” o una “marcha” no violenta.

Realidad: no es ninguna de las anteriores.

A pesar de su nombre oficial, que ha sido ampliamente repetido por los medios, esta no es una “protesta” ni una “marcha”, y ningún diccionario ni el sentido común pueden calificarlas como tal.

¿Te imaginas que alguien denomine actos violentos de kale borroka como una “marcha pacífica”? Piensa otra vez. Desde el principio vimos una violencia significativa que no sería tolerada por ningún país, en ningún país.

De acuerdo con la Fuerzas de Defensa de Israel y múltiples videos de civiles, la violencia comenzó con la quema de neumáticos, lanzamiento de piedras, cócteles molotov y otras variedades de bombas incendiarias. La palabra correcta para este tipo de acto violento es “disturbio“.

La violencia rápidamente se intensificó, tiroteando a militares israelíes. Disparar al ejército de un país se suele denominar “acto de guerra“.

Bajo la protección del fuego real y la cortina de humo de la quema de neumáticos, las organizaciones terroristas armadas intentaban abrir una brecha en la frontera y cruzar a Israel con armas. Eso se llama “intento de infiltración“.

VÍDEO DE LAS IDF:

https://www.youtube.com/watch?v=zeRqanG1MVg

Para un contexto adecuado, es tremendamente importante imaginar cómo los Estados Unidos o cualquier estado europeo respondería a tal violencia ejercida contra sus fronteras, llegando a recibir ataques de fuego sobre su ejército.

La terminología importa, y los periodistas deberían llamar a estos ataques como lo que son. La entradilla demasiado común, “las fuerzas israelíes matan a 16 palestinos en las protestas fronterizas”, transmite una realidad muy diferente y alejada de la descripción más precisa: “… abatido en intento de infiltración de Israel” o “… en confrontación con el ejército israelí “.

 

Mito: Israel está disparando a civiles inocentes

Realidad: De las 30.000 personas que se estima que estuvieron presentes en los disturbios, a día de hoy 17 de ellas han sido confirmadas como muertas . De ellos, al menos 10 son confirmados como combatientes activos de Hamas, Yihad Global o las Brigadas de Mártires de Al Aqsa, todos designados como organizaciones terroristas por los Estados Unidos, la Unión Europea y otras potencias democráticas. Los 17 han sido confirmados como hombres jóvenes en edad militar.

Los individuos confirmados como terroristas son los siguientes:

Hamas incluso ha reconocido públicamente a cinco de los individuos mencionados.

Mito: Israel está disparando a la gente por la espalda o mientras huyen.

Realidad: la información sobre las muertes y las lesiones que salen de Gaza proviene en última instancia del Ministerio de Salud de Gaza. El Ministerio de Salud de Gaza está, a su vez, completamente controlado por Hamas.

Repetir las afirmaciones infundadas de Hamas es como repetir las afirmaciones del Estado Islámico: ningún periodista debería hacerlo sin aclarar la (dudosa) veracidad de la fuente.

Otras fuentes de información incluyen fragmentos de video caseros con un elevado índice de edición y montaje. En la mayoría de los casos, el espectador no tiene forma de conocer ningún contexto relevante, por ejemplo: qué pudieron estar haciendo los sujetos de los videos antes de que comenzara el video, o qué actividades están ocurriendo a su alrededor.

Vídeos como este, en el que se producen falsos heridos, pone de manifiesto como debería plantearse un debate serio con respecto a cuan confiables son los videos no verificados.

 

Mito: “El día de la Tierra” realmente sólo aboga por la coexistencia pacífica.

Realidad: La demanda principal de los manifestantes del “Día de la Tierra” es que todo Israel debe ser “devuelto” a los palestinos. Yahya Sinwar, el líder de Hamas en Gaza, enfatizó en un discurso el viernes que:  “la Marcha del Retorno es para afirmar que nuestra gente no puede renunciar a una pulgada de la tierra de Palestina“.

Dejando de lado las inexactitudes históricas, esta es una demanda que supone, lisa y llanamente, el fin del único estado judío del mundo. Los periodistas deberían aclarar este punto crítico.

 

Mito : Estos actos son espontáneos, vienen desde abajo.

Realidad: el Ministro de Defensa de Israel informa que la organización terrorista Hamas ha invertido 15 millones de dólares para organizar esta violencia. Aunque Hamas no ha confirmado la cifra, es de sobra conocido que la banda terrorista gasta grandes sumas de dinero en promover la violencia.

Los fondos se han utilizado para transportar a miles de civiles a un área que Hamas ha convertido en una zona de combate, desplegar una variedad de ataques terroristas y para intentar incursiones fronterizas bajo la cobertura de los disturbios que ellos mismos han organizado.

La inversión de 15 millones de dólares en este tipo de violencia debe medirse con la necesidad de Gaza de contar con infraestructura básicas: electricidad, instalaciones médicas y otras. Cada periodista debería hacerse la pregunta: ¿Cómo tiene Hamas tanto dinero disponible para la violencia, pero tan poco disponible para las necesidades básicas de las personas que viven bajo su dominio?

 

Mito: las cifras de heridos citadas por los funcionarios de salud de Gaza son fiables.

Realidad: los funcionarios de salud de Gaza están empleados por Hamas y carecen de credibilidad. Si bien la mayoría de los servicios de noticias no calificaron las cifras ni hicieron un intento de verificación independiente, CNN en esta ocasión lanzó una advertencia:

“Sin embargo, parece haber una disparidad en el número de palestinos heridos por balas reales. Manelis dijo que solo “algunos puntos fueron alcanzados por munición real”, mientras que el Ministerio de Salud palestino en Gaza dijo que 758 personas resultaron heridas.”

Además, la gran cantidad de presuntas lesiones podría incluir prácticamente cualquier cosa, desde sufrir un shock, inhalar humo o gas lacrimógeno, o incluso un arañazo en la rodilla. Para Hamas, cuanto mayor sea el número de lesiones reclamadas, mayor será el valor de relaciones públicas y el reclamo de desproporcionalidad dirigido a la IDF.

 

Mito: Este es un conflicto que enfrenta al ejército israelí contra los civiles palestinos.

Realidad : Israel ha enfatizado repetidamente que no tiene conflicto con los palestinos en Gaza, solo con Hamas y las organizaciones terroristas relacionadas que están organizando ataques violentos contra los israelíes.

Un ejemplo particularmente escalofriante: la FDI relata que Hamas envió a una niña de siete años a cruzar la frontera con Israel, y la abandonó en la línea de fuego (presumiblemente con la esperanza de que la matarán con fines publicitarios). Con un riesgo personal significativo, los soldados israelíes entraron en la línea de fuego, recuperaron a la niña y la devolvieron a sus padres sin daño.

Y mientras esto sucedía, en la frontera de El Líbano con Israel se producían disturbios con participantes palestinos. Fueron rechazados por el ejército libanés. Pero de esto no se ha hablado en los medios internacionales.

Cualquier persona que realmente se preocupe tanto por palestinos como israelíes debe esperar y exigir una cobertura precisa de los medios de comunicación. Hamas está dañando a civiles palestinos mientras los usa simultáneamente como cobertura para atacar a Israel. Al otorgarle a Hamas victorias de relaciones públicas, los medios en realidad juegan un papel directo en fomentar más violencia.

Además, los ciudadanos de cualquier país deberían considerar qué peligros pueden enfrentar en su hogar cuando los terroristas ven que su violencia es justificada, encubierta y recompensada con victorias de relaciones públicas. Alentar el terror en cualquier lugar pone en peligro a personas inocentes en todas partes.

 

Basado en informe de Honest Reporting

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.