Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
9 Elul 5778 | lunes agosto 20, 2018
donativo

Columnista palestino estadounidense Ray Hanania: Los árabes cristianos reciben más apoyo de Israel que de los árabes musulmanes


En una columna reciente en el diario saudita en inglés Arab News, el columnista cristiano palestino-estadounidense Ray Hanania lamenta que los árabes cristianos reciban más apoyo de Israel que de sus compatriotas árabes. A modo de ejemplo, este presenta al cineasta palestino-cristiano Shady Srour, cuya nueva película, Aire Santo, es celebrada por los israelíes pero muy probablemente los activistas árabes la ignoren porque se hizo con financiamiento israelí. Los activistas árabes, dice Hanania, le rinden homenaje a la idea de que los árabes cristianos y musulmanes son hermanos, pero en la práctica no consideran a los cristianos árabes como sus iguales, especialmente si estos cristianos desafían los principios árabes de corriente principal como el apoyar al movimiento BDS o rechazar la normalización de relaciones con Israel. Al enfatizar que las películas son mucho más efectivas que las protestas como medio para influir sobre la opinión pública, Hanania sugiere que, en lugar de rechazar la normalización de relaciones con Israel, los árabes deberían hacer películas de calidad que muestren a los israelíes y al resto del mundo la cara positiva de los palestinos y de los árabes.

Lo siguiente es su columna:

“Shady Srour, cineasta palestino-cristiano radicado en Nazaret, ha producido una película tipo comedia llamada ‘Holy Air’ – en español ‘Aire Santo’, que ha recibido un enorme apoyo promocional por parte de activistas israelíes. Se trata de un personaje ficticio que diseña un plan ardid para vender aire embotellado de la Tierra Santa para de esta manera enriquecerse y pagar las cuentas de su familia. Es una de las muchas películas palestinas que encabezan el Festival de Cine Israelí de este año en Los Ángeles.

“El mensaje en la película de Srour es que el dinero atraviesa de lleno las diferencias en el Medio Oriente y reúne a árabes e israelíes. Aunque la película no es política, debido a su financiamiento israelí, es poco probable que obtenga apoyo de los activistas árabes.

“En general, creo que los árabes cristianos tienden a obtener más apoyo de Israel que de los propios árabes. Israel reconoce la importancia de los cristianos árabes en la guerra por los corazones y las mentes del mundo, especialmente en obtener apoyo de los Estados Unidos. Los árabes tienden a ser insinceros con los árabes cristianos, repitiendo como loros la frase políticamente correcta de que los cristianos y los musulmanes han compartido los mismos sufrimientos y los mismos desafíos y han derramado su sangre por las mismas causas.

“Pero los cristianos no son iguales a los musulmanes ante los activistas árabes. Los cristianos árabes que desafían los principios árabes dominantes, tales como el movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) contra Israel y el rechazo de la solución de dos estados se encuentran marginados, demonizados como “shionistas” y etiquetados de “traidores a la causa palestina”. Los activistas no quieren que se cuestione su ‘sabiduría’. Quieren silenciar a estas voces moderadas.

“Existen solo unos pocos lugares donde los árabes cristianos pueden buscar apoyo. Uno de esos lugares es Israel, que constantemente se ocupa de sus necesidades. Los israelíes hablan de nosotros, los activistas árabes quieren que nos esfumemos. Estoy seguro de que Israel está motivado por la valoración de la propaganda, pero el punto es que apoya a los árabes cristianos. Esta es una razón por la cual tantos árabes cristianos huyen del Medio Oriente hacia las naciones occidentales, donde son acogidos y pueden integrarse.

“A Israel le encanta mostrar a los palestinos que se oponen a las políticas anti-normalización de los extremistas del movimiento BDS y otros grupos. Y nada recibe más atención que un mensaje incrustado en una película. Los festivales de cine se presentan como entornos culturales, pero sus productos pueden transmitir mensajes poderosos. El cine es muy eficaz en la entrega de mensajes políticos fuertes a través del drama, el humor y la narración de historias.

“En la década de los años 60, Israel utilizó la película ‘Éxodo‘ para calificar sus mensajes de propaganda en las mentes de los estadounidenses. La película estuvo basada en el libro de Leon Uris de 1958, que había sido comisionado por activistas pro-Israel para crear el éxito en taquilla ficticio. La película fue protagonizada por algunos de los actores más populares de Hollywood, incluyendo a Paul Newman, hijo de padres judíos y cristianos.

“Israel conoce el poder del cine y muchos israelíes y judíos estadounidenses han desempeñado papeles destacados en Hollywood. Los críticos han argumentado que la industria ha sido tradicionalmente racista contra los árabes debido a prejuicios personales y políticos. Al haberme criado en los Estados Unidos, vi más de 200 películas de Hollywood que presentaban a los árabes solo como personajes siniestros, terroristas y asesinos. Los estadounidenses rara vez llegaban a ver el verdadero rostro de la cultura árabe.

“Solo unas pocas películas incluyeron imágenes positivas, tales como la película de 1976 financiada por los árabes ‘El Mensaje’, que relató la historia al ascenso del Islam y que destacó la potencia del actor de Hollywood Anthony Quinn.

“Otras películas modernas incluyen ‘Reino del Cielo’, protagonizada por Liam Neeson, sobre las cruzadas, ‘El Fundamentalista Reacio‘ y ‘Oriente Norteamericano‘, que examinó los desafíos que enfrentan los árabes estadounidenses luego de los ataques del 11-S, protagonizada por mi amigo Sayed Badreya.

“¿Por qué el mundo árabe no produce películas con relatos convincentes que puedan atraer a audiencias que no hablen árabe? La región produce muchas películas excelentes, pero la mayoría evita tocar el tema de la política y están habladas en árabe en lugar de inglés. Esto echa de menos a un público importante que necesita escuchar la voz árabe.

“El movimiento BDS no está de acuerdo conmigo. Pero en lugar de apartar a los israelíes y rechazar la ‘normalización de relaciones’, debemos alejarlos de las políticas racistas y de apartheid en su país. Debemos mostrarles la cara positiva de los pueblos árabes y palestinos, incluso cuando estén en desacuerdo con sus políticas. Y deberíamos apoyar a los palestinos de Israel, tales como Srour, cuyas voces son más importantes que la retórica en las protestas del movimiento BDS.

“El film de Srour debería exhibirse en todo el mundo árabe y en la comunidad activista árabe. Es más fácil protestar frente a una embajada israelí que financiar y producir una película convincente que cuente la narrativa árabe de una manera positiva y efectiva a gente que necesita escucharlo. Una película convincente sobre el sufrimiento palestino sin una retórica política e ideología puede hacer mucho más que la mayor protesta que pudiese organizarse”.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.