Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
8 Tevet 5779 | domingo diciembre 16, 2018
donativo

Israel Sabía Que Irán Mentía. Ahora Tiene Las Pruebas.


En un operativo de Inteligencia sin precedentes, Israel consiguió pruebas detalladas que  demuestran que la República Islámica de Irán mintió durante muchos años al mundo entero al alegar que su programa nuclear no estaba destinado a desarrollar una bomba atómica y que tenía solamente fines civiles.

El Primer Ministro Biniamin Netanyahu reveló públicamente el material el lunes último, mostrando copias de lo obtenido por el Mossad de las entrañas mismas del régimen de los Ayatolas, el secreto más guardado de Irán: 110.000 documentos escritos, archivos en CDs, media tonelada en total, que incluyen textos, ilustraciones, fotos, videos, diagramas, detalles únicos del programa nuclear iraní.

Todo estaba guardado en grandes cajas fuertes en un lugar que de afuera podía parecer un depósito abandonado y adentro era de hecho la estructura más clasificada de Irán. El material es absolutamente incriminatorio y confirma la intención iraní: lograr desarrollar en primera instancia cinco bombas atómicas del poder de la de Hiroshima cada una de ellas, y colocarlas como cabezales nucleares en misiles balísticos.

“Irán ha mentido. Y a lo grande”, recalcó Netanyahu tras recordar con imágenes de video en pantalla gigante, cómo el líder supremo de Irán Ali Khamenai, el Presidente Hassan Rouhani y el Canciller Zavad Zarif, negaron durante años que la República Islámica haya buscado en algún momento tener armas nucleares.

El éxito del Mossad es indiscutible y sin precedentes. Esto no está en discusión. Irán no puede sentirse seguro sabiendo que el servicio de Inteligencia de un país ubicado a más de 1000 kms de sus fronteras, logra arrebatarle su secreto más cuidado. Esto tiene un valor sicológico de gran importancia.

 

EL MATERIAL REVELADO. ¿HAY ALGO NUEVO?

-Sí, hay muchos elementos nuevos desconocidos hasta ahora. Hay datos sobre lugares, personas y equipos de los que no se tenía ninguna información, sobre lo hecho en el marco del “Proyecto Amad”-el programa nuclear de Irán- y sobre la preservación de todo el material, lo cual Israel interpreta claramente como reflejo de la intención de volver a usarlo y retomar todo apenas sea posible, por ejemplo al expirar el acuerdo nuclear del 2015, que es válido sólo por unos años más.

Este es el resumen de la respuesta que nos dio al respecto al  Dr. Ephraim Asculai del INSS (Instituto de Estudios de Seguridad Nacional) en Tel Aviv, que trabajó en el pasado en la Comisión Israelí de Energía Atómica así como también en la Agencia Internacional de Energía Atómica en Viena: “Ya en su conferencia el Primer Ministro mostró varios detalles técnicos que no eran conocidos, entre ellos la planificación del mecanismo detonador, la planificación del cabezal nuclear para los misiles, sitios elegidos como potenciales escenarios de experimentos nucleares. Evidentemente, en el material hay mucho más que eso: detalle de diversas instalaciones, sus respectivas ubicaciones, de lo que se hacía en cada una y los programas que se llevaban a cabo, nombres de la gente involucrada, materiales nucleares, equipos especiales, y demás”.

– Pero la gran novedad es que ahora hay pruebas claras para todas las sospechas, para cosas que “se sabía” pero no se podían demostrar en forma contundente.

Israel siempre sabía que Irán miente, porque había una desconfianza básica hacia el régimen de los Ayatolas y porque tenía en su poder indicaciones de Inteligencia que mostraban-al menos hasta el 2010-que Irán continuaba con su actividad nuclear, a pesar de haber dicho en el 2003 que había  cerrado  su programa, el cual de todos modos siempre alegó era de dimensión civil  y no militar.

Ahora está claro, con el material revelado, que no lo había cerrado, que cambiaron el nombre, el marco, que pusieron a la misma gente a trabajar en otros marcos supuestamente no relacionados pero dedicados a lo mismo. Y en el nuevo material está inclusive la orden explícita del entonces Ministro de Defensa iraní  Shamkhani,  de dividir el trabajo en dos partes, una encubierta y otra abierta. Y en base a eso, el Dr. Mohsen Fakhrizadeh, que encabezaba entonces el proyecto nuclear, considerado la pieza clave en todo este tema,  indicó que la parte abierta se presentaría como “actividades especiales bajo el nombre de desarrollo de conocimiento científico”. Está escrito explícitamente. Ese mismo Fakhrizadeh es quien encabeza hoy el programa llamado SPND, presentado como el programa nuclear científico, dentro del Ministerio de Defensa de Irán.

– Lo clave es que hay pruebas concretas y detalladas de que contrariamente a todos sus desmentidos, el programa nuclear iraní nunca fue para fines civiles sino militares, para alcanzar poderío nuclear. Ya no se trata sólo de suposiciones de Inteligencia que atan cabos, sino de documentos , videos, fotos, diagramas de todo tipo, que confirman categóricamente la dimensión militar del programa nuclear iraní.

Entre muchos otros, hay un documento que proclama cuál es la misión: diseñar, producir y probar cinco cabezales nucleares, cada uno de ellos de 10 kilotons de TNT para ser integrados en un misil. “Eso es como cinco bombas de Hiroshima”, comentó Netanyahu al mostrar el documento escrito.

Hay documentos que detallan las distintas etapas del proceso nuclear: la producción de uranio enriquecido, el trabajo de las centrifugas, el proyecto del cabezal nuclear, el proyecto de simulación (de la detonación) y los experimentos , para los que habían sido elegidos cinco lugares diferentes en el Este del país.  Hasta está el mapa en el que aparecen esos cinco sitios. Y están las pruebas de cada una de las etapas, en cientos de documentos.

Y también están los diseños para la colocación de los cabezales nucleares en misiles Shahab 3. Se ve el cabezal, la bomba. Los misiles son el medio planeado para lanzar la bomba nuclear.

No hay absolutamente ninguna duda-pero ahora también hay pruebas- de que el plan nuclear de Irán jamás fue civil sino militar, contrariamente a lo que alegó Irán siempre y sigue alegando hoy.

El ex jefe del Servicio de Inteligencia General (hoy retirado) Amos Yadlin, nos dijo que en lo presentado por Netanyahu hay “una enorme cantidad de información sobre el modelo de comportamiento iraní a lo largo de los años, que escondía las metas verdaderas de su programa nuclear”. Y resumió: “Lo más nuevo de todo, son las pruebas. Antes, en un rompecabezas de 250 partes, teníamos sólo 10, demasiado poco para convencer a las potencias. El nuevo operativo trajo todas las partes, la caja y la foto”.

Y el experto nuclear Dr. Ephraim Asculai también confirmó: “Sabíamos que Irán miente. Ahora tenemos las pruebas”.

 

¿HAY ACÁ SÓLO MENTIRAS “VIEJAS” DE IRÁN?

No, no solamente viejas.

El General Yadlin, hoy Director del Instituto de Investigaciones de Seguridad Nacional, nos dice: “Aquí el tema no es que Irán mintió solamente respecto a lo que hizo en el marco de su Proyecto Amad hasta el 2003.  Como jefe de Inteligencia, cargo que ocupé hasta el 2010, yo sabía que Irán seguía desplegando actividad de desarrollo nuclear, aunque había dicho en el 2003 que había cerrado su programa. Pero acá lo clave es entender que Irán mintió en el 2015 al firmar el acuerdo nuclear , que por ende está  basado en una declaración falsa de su parte. Y mintió la semana pasada el Canciller Zarif al declarar en Estados Unidos que su país nunca buscó desarrollar un arma nuclear. Y ahora tenemos las pruebas”.

Yadlin se refirió a una entrevista concedida por Zarif al programa televisivo “Face the Nation”, que se puede hallar en YouTube. Es de hace pocos días, el 24 de abril. En el minuto 13 y 28 segundos, dice: “Nosotros nunca quisimos producir una bomba”.

Mentira.

¿ACASO TODO ESTO SIGNIFICA QUE IRÁN VIOLA EL ACUERDO NUCLEAR?

El acuerdo nuclear  conocido por su sigla en inglés JCPOA (Joint Comprehensive Plan of Action) , fue suscripto el 14 de julio del 2015 por Irán y los P5+1, o sea los miembros permanentes del Consejo de Seguridad (China,  Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia) más Alemania y la Unión Europea.  La encargada de Política Exterior de la Unión Europea Federica Mogherini declaró días atrás que en el material (aunque todavía no había visto nada sino solamente los reportes periodísticos) no incluye prueba ninguna de que ese acuerdo haya sido violado por Irán.

En los últimos días hemos escrito al respecto en las redes sociales, recalcando que el Primer Ministro Netanyahu no alegó en su discurso que haya habido violaciones del acuerdo del 2015, aunque sí destaca que la firma del acuerdo mismo estuvo basada en mentiras de Irán, que ocultó la verdad a todos los firmantes y al mundo entero y que por ende es problemático.

Pero analizando más a fondo todo lo revelado , tras haber hablado desde el lunes por la noche con varios expertos en la materia y recabado opiniones de entendidos en el tema del acuerdo nuclear, habiendo leído una decena de veces todo lo escrito sobre lo revelado, debemos replantear este punto: Irán sí violó el acuerdo nuclear, no solamente porque  estuvo basado en una constante y continua mentira  sino por un hecho muy concreto que contradice en letra y espíritu un artículo del acuerdo.

Lo mencionó el martes por la noche el analista de asuntos árabes del noticiero central del canal 12 en la televisión israelí Ehud Yaari, recordando que el artículo T 82.1 del acuerdo nuclear prohíbe a Irán planear, diagramar o tener modelos computarizados de intentos de desarrollar armas nucleares. “En el momento que pasaron el archivo con todo esto a otro sitio, ya después de la firma del acuerdo nuclear, con ello estaban violando el acuerdo”, señaló. Y en efecto, el archivo en cuestión fue trasladado el año pasado de un lugar a otro. “El solo tenerlos”-dijo Yaari-“es una violación del acuerdo”.

Este miércoles por la mañana,  el Brigadier General (res) Yaakov Nagel nos lo confirmó: “Irán trasladó el archivo de donde se hallaba antes a su nuevo escondite, en enero del 2017. Eso es posterior a la firma del acuerdo del 2015, que les prohibía tener nada que ver con materiales de ese tipo. Eso es una violación del acuerdo”.

 

¿QUÉ MUESTRA EL NUEVO MATERIAL SOBRE LAS INTENCIONES FUTURAS DE IRÁN?

Podría uno plantear que aún si han quedado expuestos todos los engaños de Irán, lo principal ahora es el futuro. ¿Qué significa todo lo revelado en lo relacionado a las intenciones futuras de Irán?.

En las primeras líneas del acuerdo nuclear, en el prefacio, dice explícitamente: “Irán reafirma que bajo ninguna circunstancia buscará, desarrollará o adquirirá armas nucleares de ningún tipo”.

En la ya mencionada entrevista del Canciller iraní Zarif a “Face the Nation”, en el minuto 15 y 20 segundos aproximadamente, cuando se le pregunta sobre el tiempo de “breakout” (el necesario para llegar a tener la bomba, desde el momento en que se decide  dar los últimos pasos para enriquecer el uranio a nivel militar), cita de memoria del acuerdo: “Irán se compromete a no desarrollar jamás un arma nuclear”.

Entonces…¿para qué guarda todo el archivo detallado sobre el plan nuclear, donde hay indicaciones precisas para la construcción de la bomba atómica?

El ex alto oficial de Inteligencia Yaakov Amidror preguntó retóricamente: “Si no piensan seguir con su programa nuclear militar cuando hayan terminado las limitaciones del acuerdo nuclear ¿para qué guardaron todo esto?”. Quien realmente piensa dejar de lado un programa nuclear (como hizo la Libia de Kaddhafi en el 2003 por ejemplo), no esconde ese archivo secreto de esta forma, tal cual comentó Emily Landau, experta en el tema nuclear, del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional de Tel Aviv.

Y el ya citado Yaakov Nagel agrega: “Si guardar el archivo repleto de datos sobre cómo producir la bomba atómica no refleja que aspiran a tener armas nucleares, lo que está explícitamente prohibido en el acuerdo… ¿Qué es? ¿Para qué lo guardan?”. No es que estaba en un sitio abandonado en desuso sino en cajas fuertes especiales, todo ordenado. “Estaba guardado de modo que permita la opción de volver al plan apenas puedan. Es evidente que no renunciaron a sus ambiciones”.

 

¿Y AHORA QUÉ?

El material revelado es muy relevante ahora  porque en pocos días el Presidente Donald Trump debe anunciar si decide retirarse o no del acuerdo. Evidentemente, la aparición pública de Netanyahu, en inglés, estaba destinada al mundo en general, pero muy especialmente a preparar a la opinión pública norteamericana de cara a la posibilidad que Trump decida retirarse.

Sin embargo, esa no necesariamente sería la decisión más sabia, aún sabiéndose hoy mucho más que antes respecto al comportamiento de Irán.

El Dr. Ephraim Asculai  nos dice que “hay mucho aún que se puede hacer, sin abandonar el acuerdo: estrechar el mecanismo de supervisión de modo muy estricto, mover a la Agencia Internacional de Energía Atómica a que cumpla con su deber e inspeccione tantos sitios que deben ser revisados (como por ejemplo cinco lugares que según el material revelado, iban a ser escenario de experimentos nucleares) y agregar al acuerdo el control del programa de misiles desarrollados por Irán, dado que la intención iraní es usarlos para lanzar la bomba.

Asimismo, según nos dijo Asculai, es imperioso cambiar el cronograma del acuerdo, de modo que Irán no pueda dentro de poco volver a enriquecer uranio y a poner en actividad sus centrifugas. Es que esa es una de las grandes fallas del acuerdo: determina que después de cierto tiempo, tan solo unos años, Irán puede volver a enriquecer uranio sin limitaciones. Habiendo mantenido en su poder varias de las instalaciones-inclusive Fordow donde fueron colocadas centrifugas de avanzada dentro de una montaña, evidentemente con fines militares- podría retomar de inmediato todo el proceso nuclear y llegar  rápidamente a una bomba.

Antes de la firma del acuerdo, Israel afirmaba que Irán se hallaba a no más de 6 meses de la bomba. Eso es lo llamado “breakout” en inglés, el tiempo que lleva desde que partiendo del uranio enriquecido para fines civiles , se toma la decisión de producir una bomba y se logra llegar a ella. Con el acuerdo, por las limitaciones impuestas a Irán por unos años, ese lapso se amplió a un año. “Apenas terminen las restricciones, se vuelve a unos meses solamente. Eso hay que mejorarlo drásticamente”, resume el Dr. Asculai.

Aquí hay una gran responsabilidad de la Agencia Internacional de Energía Atómica, que no revisó debidamente, pero ante todo por cierto de los propios iraníes que ocultaron, mintieron y no permitieron el acceso debido. “Los iraníes mintieron descaradamente a la Agencia Internacional de Energía Atómica, la cual les dio una nota de aprobación en lo referente a lo conocido como PMD ( “possible military dimension” en inglés), o sea la posibilidad de que el plan nuclear iraní no fuera para fines civiles como alegaba, sino militar”, nos dice el General Yadlin.”Irán mintió sobre ese punto y consiguió el sello de la Agencia, que ahora está claro cometió un error fundamental al respecto. La Agencia fracasó”.

Y Asculai recalca que la Agencia internacional de Energía Atómica debe ir personalmente a los lugares cuya existencia fue revelada en el material de los archivos, debe confirmar si no están activos y vacíos de sus respectivos materiales.

Quien minimiza la importancia de todo lo revelado, está perdiendo de vista la mirada amplia a la situación actual.

Más allá de la problemática de un acuerdo basado en una mentira garrafal, violado ya en su prefacio, el acuerdo nuclear del 2015 fue mal concebido y  mal negociado. Si el alivio de que Irán no puede enriquecer uranio dura sólo unos años y luego expira, hay mucho aquí por corregir.

Esa es ahora una misión urgente. Hay que enmendar la situación.

Esto, mientras se debe atender también la amenaza convencional que Irán constituye para Israel y la región en general. Sus intentos de establecerse militarmente en Siria, son una luz roja con la que Israel está lidiando. Al parecer, fue eso precisamente lo que pasó días atrás, cuando en un potente ataque, fue destruido un enorme depósito en la ciudad de Hama, en el que estaban almacenados por lo menos 200 misiles sumamente poderosos y de alto poder de precisión, capaces de alcanzar gran parte del territorio de Israel.

El peligro es ante todo para Israel, pero también para la región en general.

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.