Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
9 Elul 5778 | lunes agosto 20, 2018
donativo

La Mentira de la “Masacre en Gaza” actúa como un boomerang


Cuando apareció el término “masacre” en la primera escena, aparecerá el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en la tercera escena, para colaborar con el Hamás. En el Consejo, como bien se sabe, existe una mayoría automática de países oscuros que actúan contra Israel. Incluso si todos los países europeos hubiesen votado contra la conformación de una nueva comisión investigadora, en donde las conclusiones de la misma sería algo conocido y escrito de antemano, la decisión hubiese sido aprobada.

El tema es que los representantes de los países oscuras no están solos. Los “iluminados” les ofrecen también munición. “Cuanto tiempo, tras la masacre de esta semana, vamos a simular que los palestinos no son un pueblo”, se preguntó Robert Fisk, el comentarista para temas de Medio Oriente el diario británico “The Independent”. Para Fisk ya se trata de una costumbre hacer esto. Cuando los palestinos lanzaban cohetes, él estaba allí para informarle al mundo que simplemente lo hacían para que el mundo supiera que habían sido desplazados por Israel. Si adoptásemos su lógica, entonces los ucranianos tendrían que lanzar cohetes contra los polacos ya que fueron desplazados. Lo mismo los alemanes a los checos que también fueron desplazados. Y los finlandeses a los rusos también  desplazados. Y los griegos a los turcos los desplazaron. Y los turcos a los griegos… todos desplazados.

Y podemos seguir. La lista es larga. Y aún no hemos nombrado a los judíos, que según la lógica de Fisk, tendrían que haber no solamente lanzado sus cohetes contra Alemania sino también borrarla de la faz de la tierra como una forma de venganza. Pero es interesante, esto no ha ocurrido. Y si sucediese nadie lo justificaría. Pero cuando se trata de los árabes está permitido. Ellos atacaron al estado judío cuando apenas había nacido para destruirla de acuerdo a lo que habían declarado. Y… los varios tipos de Hamás que hay también declaran públicamente que sus objetivos es destruir a Israel. Y ellos, justamente ellos, disfrutan de batallones de Fisks, incluso algunos judíos e israelíes, que les brindan justificativos.

Existen infinitos periodistas y académicos que repiten la misma mentira según la cual Israel nació desde el pecado, y continúa cometiendo crímenes sin descanso. La campaña más destructiva pertenece, como siempre, a la cadena “Al Jazzira”. Dudamos si ellos estuvieron cinco minutos durante las últimas semanas sin nombrar la palabra “masacre”. Aquellos Fisks, en los medios, en las universidades o en la política, les regalan legitimidad a estas transmisiones de odio.

La campaña de incitación actúa como un boomerang. El objetivo es contra Israel pero está provocando una extremización de las comunidades musulmanes en Europa. Ya que cuando entre los musulmanes de Europa existe un consenso que Israel cometió durante la semana pasada una masacre en Gaza, la respuesta requerida es que esta permitida una reacción cometiendo otra masacre. No hay necesidad que miles reaccionen. Solamente bastan con unos pocos. El clima de apoyo ya existe por lo que todas las manipulaciones de los medios de comunicación que transforman a Israel como una criminal, le agrega adeptos a las ideas salafistas que ya están presenten en Europa.

Solamente hace unos días se informó que un barrio de Francia llamado La Verriere se ha transformado en un nido de salafistas. Aquí y allá, de vez en cuando, los franceses adoptan una mano dura y expulsan a imanes que incitan. Pero, cuando en ciertos barrios hay una “policía religiosa”, que es más fuerte que las fuerzas de seguridad estatal, el próximo atentado es solo cuestión de tiempo. Los que ejecutan dicho atentado, contra los judíos o contra países europeos, aúllan que se tratan de acciones que desean vengar lo que hace Israel. Por supuesto que ellos creen con todo su corazón en dichas mentiras. Los Fiskes y Al Jazzira les ofrecieron un efectivo lavado de cerebro.

A veces es necesario recordar que hay instituciones israelíes que le agregan aceite a la fogata del odio. Es cierto que el Hamás ya ha confesado que 50 de los muertos eran miembros de su movimiento mientras que la Yihad Islámica también agregó que tres de los muertos eran mártires de su movimiento… pero eso no ha servido en nada para evitar que la utilización del término masacre sea cotidiana entre la progresía, en el mundo y dentro de Israel. Así lo vemos en el titular del New York Times: “Israel ha matado a decenas en Gaza” acompañada de fotos de cuerpos. Todo ser humano que no está inmerso en los detalles se sentiría consternado por lo que aparente ser crímenes contra la humanidad. No se trata de otra mentira, ya que la mayoría de los periodistas conoce que el Hamás envía a sus miembros hacia la alambrada de seguridad, a sabiendas que no se trata de una manifestación civil pacífica. Sin embargo, ellos no dudan y se esfuerzan en proveer la cuota de litros de odio. Ellos y Erdogan son como uno. Es lo que los transforma, según ellos mismos, en iluminados.

El resultado va a ser otro aumento en los niveles de antisemitismo, antisionismo, de odio y de terror y cuando se vierta la sangre, y ella se verterá, los Fisks van a seguir en su andanada. En una primera etapa ellos van a mostrar a Israel como quien ejecuta una aberración. Cuando el terrorismo ataque nuevamente en Occidente, estos mismos van a explicarnos que es necesario entender a quienes ejecutaron dicha locura.

Traducido por Hatzad Hasheni

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.