Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
8 Heshvan 5779 | miércoles octubre 17, 2018
donativo

A pesar de la violencia en Gaza, Sderot resiliente, ‘floreciente’, dice el residente del sur de Israel


Soldados israelíes caminan junto a una batería de defensa aérea de Iron Dome, 29 de mayo de 2018. Foto: Reuters / Ronen Zvulun.

Traducido para  porisrael.org por Dori Lustron

La ciudad de Sderot, en el sur de Israel, sigue siendo extraordinariamente resistente frente a los ataques con cohetes aparentemente interminables, dijo a The Algemeiner, el miércoles un terapeuta que trabaja con pacientes de trauma Sderot .

A pesar de la difícil situación de seguridad, Sderot está creciendo rápidamente y muchos han elegido mudarse allí.

“Hay una comunidad realmente grande que ha venido a vivir allí porque quieren estar allí”, dijo Judith Spanglet. “Y están construyendo una ciudad. Es increíble. Está floreciendo”.

Sderot, que está situado cerca de la frontera con la Franja de Gaza gobernada por Hamas, ha sido blanco de ataques con cohetes durante casi dos décadas, desde el comienzo de la Segunda Intifada. Los residentes solo tienen 15 segundos para alcanzar refugio cuando suena la sirena de alerta roja.

Esto a menudo ha tenido consecuencias trágicas . En 2014, un niño de cuatro años, Daniel Tragerman, fue asesinado por fuego de mortero en el cercano kibutz de Nahal Oz cuando no pudo llegar a tiempo a un refugio.

Esta semana, después de casi cuatro años de silencio relativo desde la Operación Plomo Fundido, la situación de seguridad empeoró una vez más. El martes, docenas de bombas de mortero y cohetes fueron disparados al sur de Israel desde Gaza. Muchos fueron interceptados por el sistema de defensa Iron Dome, pero uno explotó en el patio de una guardería y jardín de infantes, causando daños extensos, poco antes que los chicos llegaran. El fuego de ametralladoras desde Gaza también causó daños a un automóvil y a una casa privada.

Se cree que el grupo terrorista Jihad Islámico palestino estuvo detrás de la mayoría de los lanzamientos, pero Israel responsabiliza a Hamas -que gobierna Gaza- por todos los incendios desde el enclave costero, y respondió con ataques contra objetivos vinculados a ambos grupos.

El residente de Sderot, Dov Trachtman, describió los eventos del martes a The Algemeiner .

“Desde el principio recibí una notificación en mi teléfono inteligente que hay alarmas”, dijo. “Más tarde escuchamos algunas explosiones. Probablemente fue la intercepción del Iron Dome o una represalia de IDF. No estoy seguro. Estaba en camino al trabajo. Yo trabajo con una organización estudiantil. Dirijo una comunidad de estudiantes. Iba a una reunión con mi equipo, mi jefe y otros líderes de la comunidad. Fue entonces, cuando recibí la notificación, envié un mensaje a nuestro grupo de WhatsApp para decirles a todos que esto estaba sucediendo y también quería verificar con los estudiantes si todos estaban bien “.

“Unos minutos más tarde recibimos otra notificación que todos deberían permanecer cerca de un refugio”, continuó. “Es una recomendación del gobierno o del ejército”. Entonces, básicamente, esperamos unos 20 minutos hasta que descubrimos que la recomendación fue cancelada. Dijeron que se podia volver a salir “.

Trachtman luego participó en una reunión de todo el día, durante la cual “escuchamos aviones no tripulados sobre la universidad y explosiones de las interceptaciones o los ataques de las FDI en la Franja de Gaza”, recordó. “Escuchamos explosiones todo el día y todos estábamos estresados ​​por la situación. Estaba preocupado por mi familia y mis alumnos “.

El ambiente en la ciudad era “realmente tenso” porque la gente “no sabe lo que vendrá después”, agregó. “Hay mucha tensión”.

El fuego de la ametralladora fue particularmente preocupante, dijo Trachtman, porque demostró que “realmente pueden dispararle a alguien en Sderot con bastante facilidad”. Si realmente intentaran apuntar a Sderot en una casa específica o una persona específica, en realidad podrían golpear y matar a alguien. Así que están sucediendo muchas cosas y así es como las personas lidian con eso en este momento “.

Spanglet, una veterana inmigrante de Israel, trabaja extensamente con víctimas de trauma en el sur de Israel, principalmente utilizando técnicas de mente y cuerpo. Ella vive en la ciudad de Ashkelon, pero trata a muchos residentes de Sderot. Tres de sus hijos y 18 de sus nietos viven en la ciudad.

“En su mayor parte, creo que en este momento las personas comienzan a asustarse”, le dijo a The Algemeiner . “Y comienzan a estar tensos. Puede afectar todo su sistema nervioso. Serán inseguros y si se trata de niños pequeños e incluso mayores, no  pueden dormir y comienzan la enuresis incluso si son mayores, y no es porque no sepan qué hacer. Simplemente no tienen control sobre sus sistemas “.

“Descubrí que la mejor manera es enseñar a las personas a familiarizarse con estas formas antes de cómo calmarse”, señaló sobre sus técnicas terapéuticas. “Porque este tipo de cosas ha estado sucediendo desde hace 18 años. Es un largo tiempo. Tengo nietos que nacieron en esto. Entonces esto es toda su vida “.

“Creo que hay un cierto porcentaje de personas que pueden superarlo”, dijo. “Hay otras personas que tienen cicatrices de por vida. Depende de si se ayudan o les ayudan a sus hijos lo suficientemente temprano. O deciden hacer algo y llegan a la persona adecuada y pueden deshacerse de la tensión que hay en sus cuerpos”.

A veces, sin embargo, todos los esfuerzos fallan. Spanglet contó su experiencia con una mujer que dijo “no tenía esperanza”. Y lo dijo frente a sus hijos “.

“La gente definitivamente tiene cicatrices”, agregó, “y no hay suficientes personas que realmente se den cuenta de lo que las personas están pasando”.

Los ataques tienen un efecto particularmente atroz en los niños de Sderot. “Tengo muchos niños que tienen miedo y no pueden dormir, y tienen todo tipo de problemas diferentes en la escuela, no se pueden concentrar, son como bolas de nieve”, dijo.

Señaló, sin embargo, que a pesar de la volátil situación de seguridad, Sderot estaba “floreciendo” y expandiéndose tanto en tamaño como en población.

“Si vas allí, verás que la construcción sigue como nunca creerías”, dijo. “La gente no puede encontrar apartamentos para alquilar o comprar. Es increíble. Toda la ciudad está floreciendo “.

Cuando se le preguntó por qué este es el caso, Spanglet atribuyó la notable resiliencia de Sderot tanto a la ideología como a un fuerte sentido de solidaridad y comunidad.

“Creo que tienen personas que creen en lo que hacen y por qué están allí”, dijo. “Y hay una comunidad realmente grande que ha venido a vivir allí porque quieren estar allí. Y están construyendo una ciudad. Realmente están construyendo una ciudad. Es increíble. Construyendo, construyendo, construyendo. Nuevos proyectos de apartamentos y nuevos barrios. Nuevas casas particulares están apareciendo A pesar de todo “.

“Tengo tres hijos que fueron a la  yeshiva hesder,  y terminaron quedándose allí”, continuó diciendo. “Se quedan allí y han construido una comunidad”. Están construyendo una ciudad. Todos están activos a su manera al hacerlo. Y hay mucha gente que viene. Es increíble “.

Cuando se le preguntó si este sentido de comunidad le daba a los residentes la fortaleza para resistir los efectos de ese terrorismo implacable, ella respondió: “Creo que sí. Están muy en sintonía entre ellos y con sus necesidades. Creo que hay un verdadero cuidado. Hay muchas personas que llegaron como pioneros y luego dijeron: ‘Nos quedaremos aquí, vamos a construir nuestras casas aquí’. He visto a mis nietos y niños con los que he trabajado, están orgullosos de estar allí “.

https://www.algemeiner.com/2018/05/30/despite-gaza-violence-resilient-sderot-flourishing-southern-israel-resident-says/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.