Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
5 Kislev 5779 | martes noviembre 13, 2018
donativo

¿Por qué los líderes palestinos se oponen a ayudar a su pueblo?


Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

  • Mahmoud Abbas y su gobierno con sede en Cisjordania buscan prolongar el sufrimiento de los palestinos en la Franja de Gaza. Quieren que la comunidad internacional continúe creyendo que Israel es responsable del constante e intenso sufrimiento de los palestinos. Esperan usar la crisis allí para perseguir su campaña para deslegitimar a Israel.
  • Los líderes palestinos preferirían ver a su pueblo morir de hambre que hacer cualquier tipo de concesiones por la paz con Israel. Sin embargo, Al-Aloul y Abbas no son los que se enfrentan al hambre. No hay nada más cómodo que sentarse en su casa de moda en Ramallah o Nablus y hablar sobre la inanición y la ayuda humanitaria.
  • Los palestinos de la Franja de Gaza, que están desesperados por conseguir un trabajo y una vida mejor, en realidad no les importa el próximo plan de paz de Trump. Tampoco les importa un asentamiento o un puesto de control en Cisjordania.
  • Esta es la esencia del conflicto israelí-palestino: la prioridad número uno de los palestinos -el liderazgo palestino y los palestinos en general- es destruir a Israel. Preferirían morir antes que abandonar su sueño de destruir a Israel.

********************

Durante años, los líderes palestinos se han estado quejando  que la Franja de Gaza estaba “al borde de una catástrofe humanitaria”. Una y otra vez, han advertido que a menos que el mundo ayude a los palestinos que viven allí, la Franja de Gaza “erupcionará como un volcán”.

Israel y Estados Unidos ahora están ofreciendo ayudar a mejorar las condiciones de vida de los palestinos que viven bajo el gobierno de Hamas en la Franja de Gaza. Pero adivinen quién se opone ferozmente a cualquier intento de resolver la “crisis humanitaria y económica” en el enclave costero, hogar de unos dos millones de palestinos. Respuesta: el presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas y su facción gobernante Fatah.

En las últimas semanas, tanto Israel como la administración de los Estados Unidos han presentado diferentes ideas para ayudar a los palestinos de la Franja de Gaza.

Los enviados de Estados Unidos Jared Kushner y Jason Greenblatt, que visitaron recientemente el Medio Oriente, presentaron iniciativas que incluían la provisión de servicios tales como electricidad, desalinización del agua potable, oportunidades de empleo y reactivación de la zona industrial en la Franja de Gaza.

Israel, por su parte, ha pedido a Chipre que considere la posibilidad de establecer un puerto marítimo en la isla para enviar mercancías a  Gaza. Según los informes, el ministro de Defensa israelí, Avigdor Liberman, llegó a un acuerdo con el presidente chipriota, Nicos Anastasiades, para proseguir con el plan del puerto. La oficina de Liberman dijo que Israel está trabajando internacionalmente de varias maneras para tratar de “cambiar la realidad” en la Franja de Gaza.

Uno pensaría que los líderes palestinos estarían muy contentos con estas iniciativas para aliviar el sufrimiento de su gente en la Franja de Gaza. Los planes para mejorar las condiciones de vida de los residentes de Gaza deberían ser música para los oídos de los líderes de la Autoridad Palestina, ¿Verdad? No .

¿Qué hay detrás de este deseo desconcertante de parte de los líderes palestinos de negarle a su pueblo una oportunidad para llevar una vida digna? ¿Por qué la dirección de la Autoridad Palestina, que afirma que se preocupa por el bienestar de todos los palestinos, se opone con vehemencia a cualquier plan para crear oportunidades de trabajo y otras formas de ayuda para su pueblo?

Déjanos tomarlo paso a paso.

En primer lugar, Abbas y su gobierno con sede en Cisjordania buscan prolongar el sufrimiento de los palestinos en la Franja de Gaza para que puedan continuar condenando a Israel por la crisis. Quieren que la comunidad internacional continúe creyendo que Israel es responsable del constante e intenso sufrimiento de los palestinos. Sin embargo, por difícil que parezca para la comunidad mundial, el bloqueo marítimo de Israel en la Franja de Gaza tiene como único objetivo prevenir el contrabando de armas hacia el enclave costero. La frontera entre la Franja de Gaza e Israel sigue abierta para entregar alimentos y asistencia humanitaria y médica a Gaza.

Segundo, la Autoridad Palestina y sus líderes se oponen a cualquier ayuda humanitaria a la Franja de Gaza porque temen que esto envalentone a Hamas al alentarlo a mantener su estricto control sobre la Franja de Gaza y absolverla de sus responsabilidades hacia los residentes que viven allí. Una vez que otros comiencen a proporcionar ayuda a los residentes de Gaza, Hamas podría continuar invirtiendo millones de dólares en la construcción de túneles para atacar a Israel y contrabandear más armas a la Franja de Gaza. Hamas ya no tendrá que preocuparse por pagar salarios a los palestinos o comprar medicinas y alimentos.

La Autoridad Palestina espera que las condiciones en la Franja de Gaza sean tan malas que los palestinos se levantarán contra Hamas. Vale la pena señalar que el liderazgo palestino en Ramallah mismo ha impuesto severas sanciones a en el último año.

Estas medidas punitivas incluyen suspender los pagos a miles de funcionarios y suspender la asistencia social a cientos de familias. Las sanciones han desencadenado una ola de protestas en toda Cisjordania y Gaza en las últimas semanas, lo que provocó que las fuerzas de seguridad de Abbas usen la fuerza para dispersar a los manifestantes.

Tercero, los líderes de la Autoridad Palestina nos aseguran que los planes de Israel y Estados Unidos para ayudar a los palestinos de la Franja de Gaza son parte de una “conspiración” más amplia para obligar a los palestinos a aceptar el plan del presidente estadounidense Donald Trump para su paz en Medio Oriente

Abbas y sus altos funcionarios están utilizando este tema para avivar los sentimientos antiamericanos y antiisraelíes entre la población palestina. Le están diciendo a los palestinos que la ayuda económica y humanitaria a la Franja de Gaza está diseñada principalmente para extraer “concesiones políticas” de los palestinos. Su argumento: los palestinos tendrían que renunciar a sus “derechos nacionales”, incluido el “derecho de retorno” de los refugiados y sus descendientes a sus antiguas casas en Israel, a cambio de mejorar sus condiciones de vida.

Los líderes de la Autoridad Palestina están incitando a su pueblo diciéndoles que Estados Unidos e Israel están tratando de “chantajear” a los palestinos. Considere, por ejemplo, lo que el primer ministro de Abbas, Rami Hamdallah, dijo el 5 de julio: “No aceptaremos ningún plan para convertir nuestros derechos nacionales en derechos humanitarios o financieros. Hemos establecido derechos políticos, históricos y legales que no son negociable.”

El 2 de julio , otro letrado de alto rango de Abbas, Mahmoud Al-Aloul, fue citado diciendo: “No queremos su harina y trigo, no queremos su ayuda humanitaria”.

Y tenga en cuenta otra declaración reciente , hecha por Al-Aloul, que sirve como adjunto de Abbas en Fatah y se promociona como el próximo presidente de la Autoridad Palestina: “Estamos dispuestos a morir de hambre, pero no podemos, a cambio de resolver nuestros problemas humanitarios, renunciar a Jerusalén y nuestros derechos básicos “.

El mensaje debería ser obvio, después de todo, se transmite de manera clara y sonora: los líderes palestinos preferirían ver a su gente morir de hambre que hacer cualquier tipo de concesión para la paz con Israel.

Sin embargo, Al-Aloul y Abbas no son los que se enfrentan al hambre. La vida en Ramallah y el resto de Cisjordania es muy buena para Abbas y su séquito. A diferencia de los palestinos en la Franja de Gaza, los líderes de la Autoridad Palestina disfrutan de libertad de movimiento y viven en apartamentos y villas de lujo. No hay nada más cómodo que sentarse en su casa de moda en Ramallah o Nablus y hablar sobre la inanición y la ayuda humanitaria.

Cuando Al-Aloul y otros altos líderes palestinos hablan sobre las duras condiciones en la Franja de Gaza, olvidan convenientemente mencionar que son, en parte, sus propias sanciones las que han agravado la crisis. Pero a los palestinos de Gaza, que están desesperados por conseguir empleos y una vida mejor, en realidad no les importa el próximo plan de paz de Trump.

Tampoco les importa un asentamiento o un puesto de control en Cisjordania. Abbas y sus funcionarios parecen muertos para llevar a cabo su jihad contra Israel y Estados Unidos a expensas del último palestino superviviente. Siguen vendiendo a sus pueblos antiguos lemas sobre “derechos y principios nacionales y Jerusalén” mientras los ven morir en las calles.

La última lección que debe extraerse de las declaraciones de los líderes de la Autoridad Palestina contra los planes para mejorar las condiciones de vida de los palestinos en la Franja de Gaza es que el conflicto israelo-palestino no se trata de cuestiones económicas o humanitarias.

Al insistir en todos los “derechos nacionales” palestinos, incluido el “derecho de retorno”, y al negarse a reconocer a Israel como la patria del pueblo judío, los palestinos de hecho están señalando que su verdadero objetivo es ver a Israel retirado del Medio Oriente. ¿Cómo sabemos que quieren destruir a Israel? Abbas dice que ve a Israel como un “proyecto colonialista que no tiene nada que ver con el judaísmo”.

Esta declaración significa que él no ve a Israel como un estado legítimo. A Abbas y sus funcionarios no les importa el sufrimiento de su gente en la Franja de Gaza porque esperan usar la crisis allí para perseguir su campaña para deslegitimar a Israel. Hamas, por su parte, está afirmando claramente que no abandonará su sueño de “liberar Palestina, del río al mar”, incluso si eso significa el hambre y la muerte de su pueblo. Tanto la Autoridad Palestina como Hamas podrían haber asegurado una vida mejor para su pueblo hace mucho tiempo, pero esto no es lo que tienen en mente. Se preocupan menos por su gente y más por encontrar formas de socavar y deslegitimar y demonizar a Israel y a los judíos.

Abbas y sus partidarios lo dicen en un lenguaje fácil de entender: “Puedes darnos todo el dinero que quieras, no cambiaremos nuestra postura hacia Israel y no renunciaremos a ninguna de nuestras demandas”. En este sentido, al menos, están diciendo la verdad.

Este conflicto no se trata de dinero o ayuda económica. Se trata de la existencia de Israel, cuya presencia los palestinos se niegan a tolerar en el Medio Oriente.

Esta es la esencia del conflicto israelí-palestino: la prioridad número uno de los palestinos -el liderazgo palestino y los palestinos en general- es destruir a Israel. Preferirían morir antes que abandonar su sueño de destruir a Israel.

Bassam Tawil es un árabe musulmán radicado en el Medio Oriente

 

https://www.gatestoneinstitute.org/12663/palestinian-leaders-gaza-crisis

 

 
Comentarios

Porque son cerdos demoniacos legiones de maldad posible son los que se desbocaron al pecipicio

Solo hay una razón, ABBAs pierde el dinero que es para el pueblo, porque si alguien pidiera cuentas del dinero que ese canalla tiene….uuuuyyyyy le ganaría a cualquier saudí..Y el otro ..Está recién amasando su fortuna , si eso sucediera….el perdón ….y La Paz ….se hiciera realidad….se terminarian, con las mentiras de ese grupo …saldrían todas las mentiras, el engaño que los habitantes de Europa todavía quieren seguir creyendo, ….las patrañas para seguir una luz de esperanza , que por ese camino si siguen así , no tendrán , porque el terrorismo, no perdona, si estuvieron o no en las manifestaciones a favor del grupo….terrorista…eres iluso , si crees que con eso, te salvarás en un ataque , en caso de encontrarte ahí….eres ..Esos….y no somos….. tu no eres igual ,…y perdiste toda tu vida gritando por apollar ….al grupo equivocado…..

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.