Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
10 Elul 5778 | martes agosto 21, 2018
donativo

La carta en manos de Netanyahu y Eisenkot


(Foto: Haim Zach / GPO)

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

La reunión entre el Ministro de Exteriores ruso, Sergey Lavrov, y el Primer Ministro Netanyahu en Israel indica que el presidente Putin entiende que Israel continuará oponiéndose activamente al establecimiento de defensa iraní y, posteriormente, a la recuperación total de Assad de los Altos del Golán y las provincias del sur.

El encuentro de altos funcionarios rusos con el Primer Ministro Benjamin Netanyahu, el ministro de Defensa Avigdor Lieberman y el jefe de personal de las FDI Gadi Eisenkot en Israel el lunes sugiere que los acuerdos alcanzados entre Netanyahu y Putin, así como Trump y Putin, solo se acordaron en principio y lejos de ser lo suficientemente concreto como para resolver el futuro de Siria y los Altos del Golán.

Lo que aún no está claro en el nivel estratégico es la demanda de Israel para evitar que un Irán establezca una presencia militar. Otro problema son las medidas de seguridad necesarias a la luz de la recuperación inevitable de las Alturas del Golán sirio y la toma de posesión de la provincia de Quneitra por el ejército de Assad.

El hecho  que no haya arreglos detallados con respecto al Golán es realmente preocupante para Israel, y esta es la razón por la cual el ejército israelí ha incrementado recientemente su actividad en los Altos del Golán y en el resto de Siria.

El objetivo es dejar claro a los rusos y a Assad que mientras no se llegue a un acuerdo detallado sobre los Altos del Golán con los rusos y los sirios que prometa la retirada de las fuerzas iraníes de Siria, Israel continuará interfiriendo con los intentos de Assad de tomar el control total de los Altos del Golán y responderá a cualquier violación de los acuerdos de separación de 1974.

Israel está especialmente preocupado por la presencia de milicias chiítas, como Hezbolá y guardias revolucionarios iraníes, entre las unidades del ejército sirio que actualmente avanzan hacia la provincia de Quneitra y otras áreas en los Altos del Golán sirio. Esto es una contradicción directa con la promesa de Putin a Netanyahu, y aparentemente también al presidente Trump, de mantener a las fuerzas iraníes al menos a 100 km del Golán.

El hecho  que el ejército sirio tiene a la milicia chiíta en sus filas es bien conocido por la inteligencia israelí, y aparentemente fue la razón por la llamada telefónica de Netanyahu a Putin hace unos días, y tal vez, incluso por el disparo de David’s Sling. misiles interceptores el lunes.

 (Foto: Wikipedia)

(Foto: Wikipedia)

Los misiles SS-21 sirios, con una ojiva relativamente precisa que pesa media tonelada, fueron aparentemente dirigidos al enclave ISIS en el triángulo fronterizo entre Israel y Jordania y Siria, pero la trayectoria de los misiles indica que podrían haber estado dirigidos al Territorio israelí

El comandante del sistema David’s Sling (Honda de David) decidió interceptarlos y ciertamente se puede suponer que no tuvo problemas para recibir una aprobación para iniciar la interceptación, en parte debido a la evaluación de Israel que los sirios tratarían de vengar el  presunto  ataque aéreo del ejército israelí en el país que fue un día antes.

Otra razón podría haber sido que era importante para Israel subrayar una vez más que no permitirá a los sirios violar los acuerdos de separación de 1947, y no permitirá que las fuerzas iraníes que operan en el país ingresen al territorio en las Alturas del Golán.

La promesa rusa a Israel con respecto a Irán fue hecha para evitar la intervención israelí en los intentos de Assad de tomar el control total de los Altos del Golán y el sur de Siria a lo largo de la frontera con Jordania, pero Israel intenta ignorarlo y entiende que los sirios lo están engañando, y no lo hace. 

Israel también exige que a los rebeldes sirios del grupo de los Caballeros del Golán se les permita permanecer en la zona desmilitarizada entre las fronteras israelí y siria en los Altos del Golán, pero solo como una organización civil.

También quedó claro para Israel que los iraníes parecen estar ignorando las promesas rusas y que Assad les ha permitido enraizarse en su ejército. Por lo tanto, es seguro asumir que Israel ha informado a los rusos que no permitirá que Assad recapture los Altos del Golán, que es lo que ha traído al Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y al Jefe de Estado Mayor, Valery Gerasimov, a Tel Aviv el lunes.

 (Foto: Haim Zach / GPO)

(Foto: Haim Zach / GPO)

De hecho, Israel no solo está exigiendo la reimplementación del acuerdo de separación de 1974, sino también el regreso de las fuerzas de la ONU que huyeron del área cuando comenzó la revuelta contra Assad. Más importante aún, quiere garantías que habrá un arreglo detallado que evitará que las milicias chiítas que operan bajo las órdenes de los Guardias Revolucionarios se acerquen a la frontera israelí.

Además, Israel exige, en principio y en la práctica, que no se permita que ningún misil iraní o sistema de defensa permanezca en Siria, especialmente sistemas de misiles antiaéreos, que pondrían en peligro el espacio aéreo y la libertad de Israel para actuar en los cielos. Por lo tanto, Israel exige la extracción de las fuerzas iraníes de toda Siria y solo a 100 kilómetros de la frontera israelí.

Israel ha mostrado su disposición a aceptar el restablecimiento por parte de Assad de su dominio en toda Siria, incluido el lado sirio de los Altos del Golán. Pero solo con la condición  que a los iraníes se les prohíba establecer una presencia militar a largo plazo en Siria. Esta es una carta que Israel intentará aprovechar

 (Foto: Reuters)

(Foto: Reuters)

Israel también exigió que no se permita a los iraníes tomar el control de los pasos fronterizos entre Irak y Siria, lo que les permitirá mantener un corredor de tierras desde Teherán a través de Iraq, Siria y, desde allí, hasta el Líbano.

Es especialmente importante para Israel que los iraníes y sus representantes no tomen el control de la ciudad de Abu Kamal (Bukhmal), situada en el río Eufrates, y de hecho controla el principal cruce fronterizo entre Iraq y Siria y la carretera principal que conduce a Damasco.

Todo esto no solo permitiría a los iraníes suministrar armas a Hezbolá, sino también establecer un frente unificado contra Israel en suelo sirio.

Esto no era algo que Putin estaba dispuesto a prometerle a Netanyahu o al presidente Trump. El presidente de Estados Unidos aparentemente no entendió el truco que jugó el líder ruso cuando le dijeron que Rusia también quería eliminar a Irán de Siria, pero por el momento no es práctico.

 (Foto: AFP)

(Foto: AFP)

Israel quiere una promesa tanto de los sirios como de los rusos que Irán no podrá establecer una presencia militar en Siria y abandonará su bastión en Abu-Kamal.

La llegada del alarmado Lavrov y el jefe del Estado Mayor Gerasimov el lunes demuestra el hecho  que la amenaza israelí se entiende bien en Moscú, porque es muy importante para Putin permitir que Assad tome el control de toda Siria para alcanzar un acuerdo político que pondría fin a la guerra civil en curso. En ese momento, el propio Assad querrá recuperar los Altos del Golán y el sudoeste de Siria como un acto simbólico que representaría su victoria.

Como se mencionó anteriormente, el primer ministro Netanyahu y el jefe de personal Eisenkot tratarán de aprovechar al máximo la carta que tienen para llegar a un acuerdo por escrito detallado que será vinculante para todas las partes y evitará que se establezca un nuevo frente a lo largo de la frontera siria de manera similar a la situación actual en el Líbano.

Esto es lo que el Estado de Israel quiere evitar, y esta es aparentemente la verdadera razón de las conversaciones con los rusos.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.