Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
8 Heshvan 5779 | miércoles octubre 17, 2018
donativo

El Gobierno de Suecia financia el antisemitismo


La sinagoga en Gotemburgo, Suecia fue bombardeada el 9 de diciembre de 2017. (Fuente de la imagen: Lintoncat / Wikimedia Commons)

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Debido a que las principales ciudades suecas como Malmö se han convertido en lugares donde los judíos están amenazados, el antisemitismo en Suecia ha atraído la atención internacional . ¿Suecia, sin embargo, realmente merece esta mala reputación o hay algún malentendido?

En diciembre de 2017, cuando el presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, reconoció a Jerusalén como la capital de Israel, estallaron manifestaciones en Malmö. Los manifestantes, a menudo personas con antecedentes, árabes, gritaban : “Queremos que nuestra libertad regrese y vamos a fusilar a los judíos”, y una capilla en el cementerio judío fue atacada con bombas incendiarias. En Gotemburgo, la sinagoga de la ciudad también fue atacada con bombas incendiarias.

El periódico local en Malmö, Kvällsposten , describió cómo la congregación judía en Malmö – no los israelíes, judíos suecos, trata de protegerse a sí misma:

“En la sinagoga de Malmö, la congregación judía ha establecido postes para evitar ataques con vehículos. Además, el edificio está protegido por una valla alta alrededor. El área ha estado custodiada durante mucho tiempo por la policía, como la congregación tiene un servicio, las instalaciones están custodiadas por la policía “.

Se podría decir con justicia que los judíos de Malmö están bajo asedio. Los informes también señalan que los judíos en Malmö no pueden usar símbolos judíos en público sin el riesgo de ser atacados.

Solo los medios suecos informan sobre los actos antisemitas más descarados y explícitos. Muchas organizaciones que difunden el antisemitismo implícito no reciben atención de los medios suecos ni de los llamados movimientos “antirracistas”. El grupo Jóvenes contra los asentamientos (YAS), por ejemplo, que tiene su base en Hebrón, visita las escuelas secundarias y realiza conferencias en Suecia, y está llevando a cabo una campaña contra los residentes judíos de Hebrón. Un estudiante describió lo que se dijo cuando YAS visitó la escuela Glokala Folkhögskolan en Malmö el 28 de febrero de 2018:

  • “Hablaron que hay puntos de control en todo el país [Israel] y que los árabes son constantemente detenidos y golpeados, asesinados. También dijeron que los palestinos vivían en campos de concentración, algo así como la Segunda Guerra Mundial. Y que Israel ve y oye todo. Como si tuvieran cámaras en todas partes y lo observaran todo. Quiero decir que hubo una gran cantidad de tonterías que dijeron. Hacia el final, todos tuvieron que tomar fotos con su bandera. Tuve que fingir ir al baño para evitarlo. Realmente muy enfermo! “

Otro estudiante dijo sobre la visita de YAS:

“Lo más controvertido que se mencionó fue que los judíos controlan Estados Unidos y los medios”.

Estas entrevistas con los estudiantes fueron conducidas por un blogger sueco, Tobias Petersson, quien las publicó en su blog. Que las escuelas secundarias públicas reciban visitas de una organización que demoniza a Israel y hace declaraciones antisemitas falsas e indignantes deberían, al menos, haber sido investigadas por los medios. Pero los medios suecos ignoraron la difamación y no verificaron ni repudiaron la información.

En cambio, los dos individuos que representaban a YAS y que estaban de gira en Suecia, Zleikha Al Muhtaseb y Anas Amro, fueron descritos como “activistas por la paz”. En sus páginas de Facebook , sin embargo, se celebran ataques con cuchillos, martirio e intifada. YAS también apoyó los recientes disturbios en la frontera entre Israel y Gaza, a pesar de estos disturbios que han llevado a más palestinos a la muerte, empeorando el conflicto entre israelíes y palestinos, y habiendo sido organizado por Hamas , una organización terrorista antisemita que abiertamente busca destruir a Israel .

YAS fue invitado a realizar conferencias para instituciones públicas en Suecia; y la ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, Margot Wallström, se reunió con YAS cuando visitó Ramallah en diciembre de 2016. Como tal, YAS se convirtió en una organización legitimada por el gobierno sueco. Cuando organizaciones como YAS visitan Suecia y son recibidas sin cuestionamientos, con los brazos abiertos, en las escuelas secundarias y otras instituciones públicas, este tipo de bienvenida legitima el tipo de antisemitismo que se presenta, sin importar cuán falso sea, como una visión supuestamente confiable de Israel.

Otra organización que claramente tiene tendencias antisemitas y es apoyada por instituciones públicas en Suecia es el Grupo 194. Su nombre, que deriva de la Resolución 194 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, adoptada el 11 de diciembre de 1948, durante la Guerra árabe-israelí de 1948-49 que siguió a la fundación de Israel. La resolución 194 dice, entre otras cosas:

  • “… a los refugiados que deseen regresar a sus hogares y vivir en paz con sus vecinos se les debe permitir hacerlo en la fecha más cercana posible, y que se pague una indemnización por los bienes de quienes optan por no regresar y por la pérdida o daños a la propiedad que, en virtud de los principios del derecho internacional o en equidad, deben ser corregidos por los gobiernos o autoridades responsables … “

La resolución es utilizada por muchos palestinos para tratar de demostrar el reconocimiento internacional de un “derecho a regresar” a lo que hoy es el corazón de Israel, para borrar a Israel, como lo muestran abiertamente los mapas de “Palestina” y ostensiblemente para reclamar hogares que 70 años más tarde es probable que ya no estén allí.

Group 194, una organización política pro-palestina, tiene estrechos vínculos con el Frente Democrático para la Liberación de Palestina ( FDLP ), un grupo terrorista que ha asesinado al menos a 36 civiles israelíes y que apoya al régimen de Assad en Siria. Es por eso que parecía extraño cuando la Junta de Trabajo y Servicios Sociales del Municipio de Malmö, el 27 de octubre de 2017 concedió 132,000 coronas (aproximadamente $ 15,000) para el Grupo 194 y otras dos organizaciones, para que pudieran patrullar el suburbio de Rosengård por la noche, supuestamente para hacer que el área sea segura. Para una divulgación completa, el autor, como miembro de esta junta municipal, y algunos de sus colegas del partido votaron en contra de esta propuesta; la mayoría de la junta, sin embargo, lo apoyó. Hoy en día, es un hecho que las organizaciones pro-palestinas son financiadas por el municipio de Malmö.

El grupo 194 apoya el extremismo violento . En su página de Facebook uno puede ver fotos de menores sosteniendo rifles Kalashnikov. También ha habido imágenes antisemitas en la página de Facebook del Grupo 194, como una caricatura  difamatoria retratando a un judío bebiendo sangre y comiendo un niño. ¿Por qué el municipio de Malmö apoya a tal organización con el dinero de los contribuyentes? La razón es que Malmö y Suecia tienen serios problemas para lidiar con el antisemitismo importado de Oriente Medio. Cuando los políticos suecos -por ignorancia o tolerancia ante comportamientos intolerantes- aceptan el antisemitismo en una importante ciudad sueca como Malmö, ese es un problema inaceptable. También es inaceptable que la mayoría de los políticos locales en la tercera ciudad más grande de Suecia apoye que el dinero de los contribuyentes vaya a una organización pro-palestina que ha hecho declaraciones antisemitas y ha promovido la violencia. Revela que demasiados políticos suecos aparentemente ni siquiera pueden reconocer cómo se ve el antisemitismo y cuándo y cómo tomar una posición en contra de él. ¿Qué piensan los judíos suecos?

El grupo 194 también recibió un premio del municipio de Malmö en una gala que organizó , y ha recibido contribuciones de varios municipios en Suecia durante varios años, incluidos Sundsvall y Landskrona , donde el municipio tiene una estrecha cooperación con el Grupo 194. Cuando Landskrona tenía su fiesta oficial de verano, uno de sus organizadores fue el Grupo 194.

Ship To Gaza es una organización que generalmente recibe mucha publicidad en los medios. Cuando uno de sus activistas, Ferry Saarposhan, declaró que el trato de Israel a los palestinos “es peor que el Holocausto”, los medios suecos permanecieron en silencio. El video clip de su declaración está publicado en la página oficial de Facebook de Enviar a Gaza-Suecia, una página que tiene más de 35,000 “me gusta”. Pero nadie ha respondido aún a su calumnia.

Diferentes factores terminan reforzándose unos a otros, como este autor ya ha notado . Crean una cámara de eco que luego lleva a una situación en la que las autoridades suecas aceptan el antisemitismo árabe y musulmán. Estos factores incluyen:

  • Inmigración a gran escala desde países donde el antisemitismo está normalizado.
  • Un fuerte compromiso pro-palestino entre los políticos suecos que ha resultado en un debate totalmente inexacto y surrealista sobre el conflicto Israel-Palestina, en el cual Israel está injustamente demonizado.
  • Un deseo entre los partidos políticos en Suecia para ganar los votos de los inmigrantes.
  • Un multiculturalismo sueco que es tan acrítico de las culturas extranjeras que no puede diferenciar entre cultura y racismo.
  • El miedo a sonar crítico con la inmigración.
  • Importantes instituciones suecas, como la Iglesia de Suecia, legitiman el antisemitismo respaldando el documento antifatual Kairos Palestina .

Hoy en día, este proceso ha llegado tan lejos que muchos en Suecia parecen haber internalizado totalmente este antisemitismo importado de Oriente Medio y lo convirtieron en una parte integral de su ideología.

Hoy en Suecia, apoyar a las organizaciones que demonizan a Israel y propagan el antisemitismo se considera completamente normal. Ni siquiera es el tema de discusión, a menos que se pronuncie una declaración extrema. Oldoz Javidi, un candidato parlamentario para el partido feminista Iniciativa Feminista, por ejemplo, dijo que todos los judíos israelíes deberían mudarse a los Estados Unidos para  que “los palestinos puedan vivir en paz y reconstruir el país que alguna vez fue suyo”. Solo después de que el Times of Israel y otros medios de comunicación no suecos escribieron artículos sobre este incidente, algunos medios de comunicación suecos comenzaron a escribir sobre el incidente y describieron las declaraciones del candidato como antisemitas. Las críticas de los medios de comunicación suecos obligaron a Javidi a retirar su candidatura.

Cuando se trata de enfrentar el antisemitismo importado de Medio Oriente, parece que hay simplemente un miedo al conflicto, y especialmente de ser llamado “racista” o “antiinmigrante”. Estos temores parecen conducir, en el mejor de los casos, a un deseo de intentar controlar los problemas mediante la celebración de ” diálogos ” para encontrar “compromisos”.

En agosto de 2017, Bassem Nasr, un representante del Partido Verde en el consejo municipal de Malmö, escribió un artículo de opinión que criticaba el antisemitismo dentro de las organizaciones pro-palestinas. Por extraño que parezca, Nasr fue acogido por el establishment sueco, que muchas veces tilda de racistas a cualquiera que critique el antisemitismo árabe y musulmán.

Nasr, sin embargo, tiene una historia que los medios no mencionaron. En 2006, invitó a la organización terrorista antisemita Hamas a Malmö. La visita nunca tuvo lugar, solo porque a uno de los representantes de Hamas se le negó la visa para ingresar a Europa. Nasr, sin embargo, nunca explicó por qué invitó a los representantes de Hamas en primer lugar; él nunca se disculpó.

En 2008, Bassem Nasr escribió, incorrectamente, en un artículo de opinión :

  • “El hecho es que no hay un primer ministro israelí a lo largo de la historia que haya tenido tan poca sangre en sus manos como el presidente iraní”.

En el momento en que Nasr hizo esta declaración, Mahmoud Ahmadinejad, que negó que el Holocausto hubiera sucedido, fue presidente de Irán. El hecho que Irán sea una dictadura islamista y que solo supere a China en la mayoría de las ejecuciones en el mundo, e incluso ejecuta a menores, hace que la declaración de Nasr sea aún más extraña.

Lo que parecía haber convenido al establishment sueco fue que Nasr no tenía sugerencias sobre cómo contrarrestar el antisemitismo en Malmö y Suecia, excepto que era “la tarea de los profesores”. El hecho que Nasr haya invitado una vez a Hamas a Malmö y haya estado activo en organizaciones pro-palestinas durante varios años evidentemente creó la sensación de un “diálogo” cómodo y no confrontativo que muchos legisladores en Suecia parecen imaginar que pueden luchar contra el antisemitismo.

Una fuente del antisemitismo en Medio Oriente son los mensajes que provienen de las mezquitas de Suecia. En abril de 2017, una mezquita en la ciudad sueca de Borås invitó a un orador que había sido condenado en Alemania por pedir el asesinato de judíos. En julio de 2017, un imán en una mezquita en la ciudad sueca de Helsingborg dijo que los judíos eran descendientes de simios y cerdos.

Cuando el gobierno, después de varios escándalos relacionados con el extremismo en las comunidades religiosas musulmanas, quiso investigar los criterios de apoyo financiero del estado, Ulf Bjereld, que tiene una historia de islamistas defensores en diferentes contextos, fue designado para dirigir la investigación. Bjereld también es presidente de los Social Demócratas Religiosos de Suecia. Esta organización ha sido criticada varias veces por excusar y legitimar el antisemitismo, y es parte del Partido Socialdemócrata, el partido gobernante de Suecia.

El nombramiento de alguien como Bjereld para esta investigación muestra que los gobiernos nacionales y locales de Suecia no están preparados para enfrentar el antisemitismo árabe y musulmán, pero preferirían tener un “diálogo” agradable y tranquilo al respecto.

En Suecia, el antisemitismo importado de Oriente Medio se financia con dinero de los contribuyentes, por lo que cuando ocurren escándalos, a menudo son dirigidos por las mismas personas que han participado en la difusión de su mensaje.

No se están tomando medidas efectivas contra la propagación del antisemitismo en Suecia.

En diciembre de 2017, este autor presentó una moción al consejo municipal de Malmö para mapear y analizar el antisemitismo en la ciudad. Es una medida que daría a los políticos una idea clara de por qué el antisemitismo se ha incrementado allí, para que se puedan tomar medidas correctivas. Pero esta propuesta es impopular, porque tal análisis del antisemitismo en Malmö obligaría a las autoridades a darse cuenta que el antisemitismo árabe y musulmán es un gran problema.

Así como el antisemitismo europeo fue derrotado al rechazar y condenar la ideología después de la Segunda Guerra Mundial y aislar a sus defensores, también debe derrotarse el “nuevo” antisemitismo sueco aislando a sus defensores y marginando a todas las organizaciones que difunden sus ideas. Esto significa que todos los fondos gubernamentales directos e indirectos de estas organizaciones deben terminar. Mientras esto no suceda, los judíos en Suecia seguirán viviendo con miedo e inseguridad.

 

***Nima Gholam Ali Pour es miembro del consejo de educación en la ciudad sueca de Malmö y está involucrado en varios think tanks suecos preocupados por Medio Oriente. También es editor del sitio web social conservador Situation Malmö. Es el autor de los libros ” Därför är mångkultur förtryck ” (“Por qué el multiculturalismo es opresión”) y ” Allah bestämmer inte i Sverige ” (“Alá no decide en Suecia”).

 

 

https://www.gatestoneinstitute.org/12814/sweden-antisemitism

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.