Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
15 Heshvan 5779 | miércoles octubre 24, 2018
donativo

Cómo un juego peligroso entre Israel y Hamas podría desencadenar una guerra


PA Presidente Abbas; Líder de Hamas Sinwar (Foto: AFP, EPA)

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Un aumento reciente en el terrorismo incendiario y la violencia fronteriza es la forma en que Hamas ejerce presión sobre Israel para que reanude las conversaciones sobre un acuerdo a gran escala mediado por los egipcios. El grupo terrorista cree que Israel a su vez presionará a la Autoridad Palestina, que paga los salarios y las cuentas de Hamas, para que acepte la reconciliación interna. Sin embargo, esto puede obligar a las FDI a lanzar una operación terrestre en Gaza

El liderazgo de Hamas quiere atención; no tanto del liderazgo israelí, sino de Egipto, el enviado de la ONU para el Medio Oriente, y especialmente el presidente palestino Mahmoud Abbas.

Israel es solo el medio: la palanca que está destinada a facilitar un acuerdo de alto el fuego en las condiciones que busca Hamas.

Como en un juego de billar: Hamas golpea la pelota israelí para que golpee las otras bolas, Egipto, la ONU y Abbas, y los lleva a la posición que Hamas desea.

De hecho, las frustraciones de Hamas comenzaron a fines de marzo con la Marcha del Retorno y los globos y cometas incendiarios en un esfuerzo por encontrar una manera de salir de la rutina en la que se encuentra.

La demanda oficial de Hamas es el levantamiento del bloqueo israelí, pero en la práctica lo que Hamas quiere es que Israel presione a Abbas para que pague los salarios de los funcionarios públicos de Gaza y financie la electricidad para los residentes de la Franja de Gaza.

Abbas se niega a hacerlo mientras Hamas no consigne a sus hombres armados bajo su mando, y por lo tanto la organización terrorista sigue enviando jóvenes a la muerte en la cerca fronteriza y lanzando globos incendiarios al territorio israelí.

Las provocaciones marítimas de Hamas (Foto: AFP)

Las provocaciones marítimas de Hamas (Foto: AFP)

Estas provocaciones se calculan cuidadosamente para no provocar una escalada durante la cual las FDI entrarán de nuevo en la Franja de Gaza, un escenario que Hamas no quiere, al igual que Israel no lo quiere. Y entonces las partes llevan a cabo una especie de baile extraño en el que ambos están del mismo lado.

Lo que es aún más extraño es que Hamas está usando a Israel a través de provocaciones a lo largo de la valla y las cometas terroristas y globos, y no al revés.

Los habitantes de Gaza se reúnen en la región fronteriza

Los habitantes de Gaza se reúnen en la región fronteriza

El débil, disuadido Hamas sabe que el gobierno israelí, justificadamente, no está interesado en una guerra en la Franja de Gaza, porque no quiere bajas, especialmente porque está interesado en centrarse en su principal enemigo, el iraní y Hezbollah intentan establecer ellos mismos en Siria.

Hamas lo sabe e incluso crearon un comité que organiza estas provocaciones, incluso de noche.

El juego funciona así: Hamas lanza globos terroristas en ciudades israelíes en la región fronteriza de Gaza sabiendo que los residentes de estas comunidades no son indiferentes a estas amenazas implícitas, y Hamas espera que estas violaciones rutinarias obliguen a los residentes de las comunidades fronterizas de Gaza a presionar a su gobierno y al Shin Bet para que, a su vez,  presionen al enviado de la ONU y a los egipcios para presionar a Mahmoud Abbas.

Un globo incendiario de Gaza que aterrizó en una guardería

Un globo incendiario de Gaza que aterrizó en una guardería

Hubiera sido ridículo si este extraño juego no hubiera incluido el riesgo real de una escalada no planificada; que es bastante previsible si, por ejemplo, uno de los niños israelíes en la región fronteriza de Gaza encuentra una granada unida a un globo de helio, le quita el alfiler y es asesinado o herido.

Bajo tal escenario, las FDI lanzarían una operación terrestre en Gaza de inmediato, y ambas partes no desean tal resultado.

El problema ahora es que Abbas no está dispuesto a ceder ni un milímetro desde sus posiciones. Israel ya aceptó el esquema propuesto por el enviado de la ONU Nickolay Mladenov y los egipcios, pero el presidente de la AP no se mueve.

Puede que se entienda la intransigencia de Abbas, pero debemos saber que la Franja de Gaza puede explotar sin advertencia mientras esta situación continúe.

 

https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5356124,00.html

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.