Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
8 Tevet 5779 | domingo diciembre 16, 2018
donativo

El mal existe


El antisemitismo es la prueba de que el mal existe y es celoso de lo que hace el bien, celoso y resentido. Los sufíes creen que Alláh expulsó a Lucifer del coro de los ángeles por negarse a darle la bienvenida al ser humano como la obra más asombrosa de la Creación, cosa que el resto de las criaturas angélicas hicieron. Lucifer tuvo, entre otras patologías, la de la envidia, le irritó   mucho que se  dijera del hombre que era imagen y semejanza del Creador. De manera que se negó a inclinarse delante de él, delante de Adán, y entonces cayó. De manera que el mal cae y hace caer, exactamente lo que creen los antisemitas que deben hacer los judíos: caerse de una vez por todas del árbol de la prosperidad, renunciar a su genio y sus talentos. Pero la voluntad de lo que Diamond llamó the indestructible Jews, sigue  viva. Está en pie en su tierra ancestral y también fuera de ella. Incrementando aquí y allá las posibilidades de la vida en todas sus formas, convirtiendo hojas de tabaco en pulmones 3D; mejorando la calidad de los alimentos y del agua, llevando a los desiertos de la tierra que así lo soliciten el espíritu de la resurrección vegetal. Ya es extraño que el color del Islam sea el verde y que los musulmanes no se hayan ocupado, por ahora, de resurrecciones sino de crímenes fraternos y de toda clase. Globos incendiarios y patrañas sin fin.

Naturalmente que nuestros enemigos nos querrán convencer de que los satánicos somos nosotros, ¡pero es tan fácil constatar lo contrario! Tan evidente que el odiador indiscriminado se disfrazará de lo que sea para continuar sembrando cizaña en lugar de mejorar la calidad del suelo que pisa y purificar la atmósfera que respira. Es tan obvio constatar que el antisemita es el malo de la película como que ni en Europa ni en Estados Unidos se hace lo bastante para asignarle a la OMS la tarea de considerarlo una plaga que es necesario combatir como se lucha contra la malaria y otras catástrofes sanitarias. Estamos ante un caso de salud pública que requiere vacunas obligatorias. Mientras no se trate seriamente al antisemitismo como una enfermedad grave y recurrente, no se inventará la vacuna que nos exima de tener que padecerlo. Todos, judíos y no judíos, aquí y allá, por la palabra envenenada y el acto maléfico.

No existen, en ningún caso, soluciones fáciles a los problemas humanos, sobre todo entre seres que no aprenden de las experiencias pasadas. Tampoco es sencillo combatir la maldad de Irán, que se hunde ahora bajo el peso de una ideología teocrática que no proporcionó felicidad a sus gentes y menos aún  a otros fuera de sus fronteras. Se ha especializado en llamar Satán a EEUU y a Israel y exportar terrorismo. Y todavía queda tiempo antes de que acabe de vomitar todo su azufre y mediocridad. Digo Irán porque en nuestros días su gobierno encarna de pe a pa todo lo que establece el antisemitismo de manual. Mientras una parte importante del mundo árabe sunnita comienza a entender hasta qué punto es bueno reconocer a Israel y al pequeño lugar que los judíos ocupan en el mundo, otros insisten en su destrucción y pagan a los alborotadores y perversos de siempre por boicotear, asesinar y maldecir esparciendo la bilis de la desdicha sin contemplaciones. Es, a veces, fatigoso para nosotros estar en un estado de alerta constante, pero no nos queda otra. El pueblo judío se ha afilado contra piedras mayores que las que enfrentamos ahora, pero tal vez nunca contra las potencialmente letales que no dejan de acecharnos.

 

 

 
Comentarios

Si fuese antisemita o anti-israeli (valga la redundancia) cosa que por fortuna no soy, y si en mi quedáse un minimo temor de D- leeriá con atencion los siguientes pasajes recogidos de la Biblia, y los tendriá desde ahora en consideracion por la cuenta que me tiene …
Entre los muchos de los que disponiá, he elegido los siguientes, a saber:

“Bienaventurado tu óh Israel
¿Quien como tu
Pueblo salvo por D-
Escudo de tu socorro
Y espáda de tu triunfo?
Asi que tus enemigos seran humillados
Y tu hollarás sobre sus alturas”
(Deuteronómio/ Devarim; 33; 29)

“Porque D- ha elegido Sion
la quiso por habitacion para si
Éste es para siempre el lugar de mi repóso
Aqui habitaré porque lo he querido …”
(Salmo/Tefilim; 132-13. 15)

“Mas tu Señor permanecerás para siempre
y tu memória de generacion en generacion
Te levantarás, y tendrás misericordia de Sion
Porque es tiempo de tener misericórdia de ella
porque el plazo ha llegado
porque tus siervos aman sus piedras
y del polvo de ella tienen compasion
Entonces las naciones temeran el nombre del Señor …”
(Salmo/ Tefilim, 102, 12-16)

“Asi ha dicho El Señor
He aqui yo tómo a los hijos de Israel
de entre las naciones, a las cuales fueron
y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra
Y los los haré una nacion en los montes de Israel ..”
(Ezequiel/ Yehezkel; 37-21. 22)

“Oidme costas, y escuchad pueblos lejanos
El Señor me llamó desde el vientre
desde las entrañas de mi madre, tuvo mi nombre en su memória
Y puso mi boca como espada aguda
me cubrió con la sombra de su mano
y me puso por saeta bruñida
me guardó en su aljába
Y me dijo; Mi siervo eres óh Israel, porque en ti me gloriaré …”
(Isaias/ Yeshayá; 49-1. 4)

“Asi ha dicho El Señor
cuando recoja a la casa de Israel
de los pueblos entre los que está esparcída
entonces me santificaré en ellos a los ojos de las naciones
y habitaran en su tierra, la cual dí a mi siervo Jacob
Y habitaran en ella seguros, y edificaran casas
y plantaran viñas
y viviran confiadamente
cuando yo haga juicios en todos los que les despojan en sus alrededores
y sabran que Yo, soy El Señor su D- …”
(Ezequiel/ Yehezkel; 28-25)

“TEHILIM” EN VEZ DE “TEFILIM” como por error situé al lado de Salmos …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.