Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
8 Tevet 5779 | domingo diciembre 16, 2018
donativo

La “tregua” de Oriente Medio: por qué no se puede confiar en Hamas


Manifestantes palestinos en Gaza queman el cruce de Kerem Shalom, utilizado para transferir mercancías de Israel a la Franja de Gaza, 4 de mayo de 2018.  Imagen: IDF

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

  • Estos beneficios para Hamas son exactamente la razón por la cual la tregua propuesta es peligrosa y envía un mensaje equivocado a Hamas y otros terroristas palestinos. Una tregua ahora dice que si te involucras en actos violentos y extorsionadores, obtienes lo que quieres.

 

  • Esta victoria para Hamas, por supuesto, solo aumentará el apetito y la motivación de los terroristas para continuar sus intentos de matar a tantos judíos como sea posible. Verán cualquier tregua como un retiro por parte de Israel frente a la violencia y el terrorismo.

 

  • Hamas ahora tendrá más tiempo para prepararse para la próxima guerra contra Israel. La tregua propuesta le dará a Hamas un respiro para contrabandear más armas a la Franja de Gaza, abrir nuevos túneles y reclutar a miles de palestinos en sus filas.

 

  • Una verdadera tregua entre Israel y la Franja de Gaza se logrará solo después  que los terroristas yihadistas sean destituidos del poder y no sean recompensados ​​por la violencia y las amenazas.

************

No es un secreto que la mayoría de los países árabes no confían en Hamas, el grupo islamista palestino. La Autoridad Palestina del presidente Mahmoud Abbas, por ejemplo, así como muchos palestinos, no tienen confianza en Hamas, particularmente después del verano de 2007, cuando el movimiento islamista tomó violentamente el control de la Franja de Gaza. A principios de este año, Abbas amenazó con que “se derramarán zapatos” sobre los jefes de los líderes de Hamas.

Ahora, sin embargo, se le está pidiendo a Israel que confíe en Hamas. Esta solicitud proviene de Egipto, Qatar y las Naciones Unidas, cuyos representantes han estado trabajando arduamente durante las últimas semanas para organizar un acuerdo de tregua entre Israel y Hamas.

Según informes no confirmados , la tregua propuesta llama a reabrir todos los cruces fronterizos entre la Franja de Gaza por un lado, e Israel y Egipto por el otro. Al parecer, la tregua también exige ampliar la zona de pesca en la costa de la Franja de Gaza a 9 millas; pagando salarios a miles de empleados de Hamas y aumentando el suministro de combustible a la única central eléctrica de Gaza. De acuerdo con el acuerdo de tregua propuesto, Qatar, un país que ha apoyado a la Hermandad Musulmana y su filial, Hamas, deberá pagar el combustible y los salarios.

¿Qué recibirá Israel a cambio? Calma. Esto significa que Hamas promete temporalmente dejar de lanzar ataques terroristas contra Israel desde la Franja de Gaza. Esta promesa de Hamas también incluye detener temporalmente los disturbios semanales, patrocinados por Hamas, a lo largo de la frontera entre la Franja de Gaza e Israel.

El fin de semana pasado, ya había señales que Hamas estaba interesado en llegar a un acuerdo con Israel. Las protestas que Hamas lanzó el 2 de noviembre a lo largo de Gaza-Israel fueron menos violentas que las anteriores. Este cambio fue el resultado de órdenes directas emitidas por los líderes de Hamas, que aparentemente han llegado a la conclusión  que un acuerdo de tregua, en esta etapa, será bueno para su grupo.

“Los esfuerzos incansables de Egipto, Qatar y la ONU para poner fin al bloqueo en la Franja de Gaza están llegando al éxito”, dijo el líder de Hamas, Khalil al-Haya. Hamas y los otros grupos palestinos en la Franja de Gaza, agregó, ahora estaban esperando la respuesta de Israel a los esfuerzos de mediación realizados por Egipto, Qatar y la ONU.

Hamas tiene excelentes razones para estar contento con la tregua propuesta con Israel. El acuerdo no requiere que Hamas haga concesiones reales, aparte de detener temporalmente sus ataques terroristas contra Israel.

El acuerdo propuesto no requiere que Hamas desarme o desmantele su milicia. A Hamás no se le está pidiendo que renuncie al control de la Franja de Gaza, o que prepare el camino para el regreso de la Autoridad Palestina a Gaza. A Hamás no se le pide que destruya los túneles de ataque terrorista que ha excavado a lo largo de la frontera con Israel. A Hamás no se le pide que detenga el contrabando de armas para usarlas contra Israel en Gaza. A Hamás no se le pide que renuncie a la violencia ni reconozca el derecho de Israel a existir. A Hamás no se le pide que acepte una solución de dos estados o que abandone su ideología peligrosa y genocida.

A todo lo que se le pide a Hamas es que se siente en silencio y se comporte bien para que el grupo y sus partidarios puedan obtener salarios y combustible, y disfrutar de otros privilegios, como la ayuda económica y humanitaria.

Estos beneficios para Hamas son exactamente la razón por la cual el acuerdo de tregua propuesto es peligroso y envía un mensaje equivocado a Hamas y otros terroristas palestinos. Una tregua ahora dice que si te involucras en actos violentos y extorsionadores, obtienes lo que quieres.

Hamas verá cualquier tregua con Israel como una victoria. El acuerdo llegará después de siete meses de violentos disturbios a lo largo de la frontera con Israel. Hamas lo verá como una victoria porque parecerá que las protestas violentas, incluido el lanzamiento de miles de cohetes, proyectiles de mortero y cometas y globos incendiarios contra Israel, finalmente lograron su objetivo: obligar a Israel y la comunidad internacional a aliviar las restricciones impuestas en la Franja de Gaza gobernada por Hamas.

Lo que es preocupante es que Hamas, la Jihad Islámica Palestina y otros grupos terroristas en la Franja de Gaza ya ven los actuales esfuerzos de mediación para lograr una tregua con Israel como una recompensa por el diluvio de los últimos meses de ataques terroristas contra Israel.

Aparentemente creen que sin las manifestaciones violentas y los ataques terroristas, que comenzaron en marzo pasado, la comunidad internacional no se habría movido en busca de una solución a su crisis económica y humanitaria en la Franja de Gaza.

Esta victoria, por supuesto, solo aumentará el apetito y la motivación de los terroristas para continuar sus intentos de matar a tantos judíos como sea posible. Verán cualquier tregua como un retiro por parte de Israel frente a la violencia y el terrorismo.

Cuando los terroristas sonríen y celebran lo que perciben como una victoria, el mundo debe preocuparse.

Israel está apostando nuevamente por una tregua. También tiene un gran riesgo al poner su fe en los egipcios, los qataris y las Naciones Unidas: Hamas ha violado repetida y sistemáticamente los acuerdos de alto el fuego anteriores con Israel.

Al continuar cavando túneles de terror a lo largo de la frontera de Gaza con Israel, Hamas ha violado los ceses anteriores . Al continuar realizando pruebas diarias de cohetes, Hamas ha violado prácticamente todos los acuerdos anteriores de alto el fuego. Al enviar a los palestinos a plantar dispositivos explosivos, infiltrarse en la frontera con Israel y lanzar cometas incendiarias y globos, Hamas ha violado todos los ceses de fuego anteriores. En los últimos meses, Hamas ha roto repetidas veces incluso ceses temporales con Israel.

En cuanto a Egipto, Qatar y la ONU, están actuando estrictamente por la preocupación de sus propios intereses y los de Hamas. Egipto quiere una tregua entre Hamas e Israel porque quiere estar tranquilo a lo largo de su frontera compartida con la Franja de Gaza. Qatar quiere la tregua porque este rico emirato árabe quiere reforzar la posición de la Hermandad Musulmana y Hamas en el mundo árabe e islámico. La ONU, por su parte, quiere demostrarle al mundo que sigue siendo relevante, influyente y capaz de contribuir a la estabilidad, la seguridad y la paz.

Ninguna de las tres partes está tratando de lograr una tregua en la Franja de Gaza por amor a Israel o por una preocupación genuina por la seguridad de cualquiera.

Hamas será el mayor ganador si se alcanza un acuerdo a través de Egipto, Qatar y la ONU. La ayuda económica y humanitaria a la Franja de Gaza absolverá a Hamas de sus responsabilidades hacia la población palestina allí. Hamas ya no tendrá que preocuparse por la pobreza y el desempleo porque la comunidad internacional ahora estará cuidando a la gente en la Franja de Gaza. Hamas ya no tendrá que preocuparse por pagar salarios a miles de empleados palestinos o comprar el combustible necesario para mantener la central eléctrica en funcionamiento. Qatar ya se ha comprometido a cubrir los gastos del combustible y los salarios de los empleados.

Hamas ahora tendrá más tiempo para prepararse para la próxima guerra contra Israel. La tregua propuesta le dará a Hamas un respiro para contrabandear más armas a la Franja de Gaza, abrir nuevos túneles y reclutar a miles de palestinos en sus filas. Hamas no aprovechará la tregua para construir hospitales y escuelas o crear nuevas oportunidades de trabajo o mejorar las condiciones de vida de los palestinos bajo su gobierno. Todo lo que Hamas quiere es un descanso para que pueda fortalecerse en preparación para la próxima guerra contra Israel. Egipto, Qatar y la ONU están presionando a Israel para que le brinde a Hamás la oportunidad de acumular más armas y terroristas.

Se le está pidiendo a Israel que le dé otra oportunidad a aquellos que buscan su destrucciónSe le está pidiendo a Israel que les dé a aquellos que buscan su destrucción más áreas de pesca que facilitarán su misión de contrabandear armas a la Franja de Gaza. Se le pide a Israel que abra sus fronteras para obligar a aquellos que piden su destrucción día y noche. Se le pide a Israel que envíe combustible y ayuda médica a quienes queman sus banderas y, diariamente, en las mezquitas y plazas públicas de la Franja de Gaza, piden su eliminación.

Se le pide a Israel que haga todos estos gestos a Hamas en un momento en que la mayoría de los árabes dejaron de confiar en el grupo terrorista hace años. El régimen sirio abandonó a Hamas poco después del comienzo de la guerra civil en 2011 debido a su apoyo a las fuerzas de oposición anti-Bashar Assad. En 2012, las autoridades sirias cerraron las oficinas de Hamas en Damasco y expulsaron a varios líderes del grupo terrorista.

Jordania también cerró las oficinas de Hamas en Amman hace dos décadas, y en 1999 expulsó a varios funcionarios de Hamas del reino.

Los egipcios odian cordialmente a Hamas: lo consideran una “amenaza” para su seguridad nacional debido a su afiliación con la Hermandad Musulmana y los grupos terroristas que luchan contra el régimen del presidente Abdel Fattah el-Sisi. Algunos egipcios también han acusado a Hamas de trabajar con los grupos terroristas islámicos en la península del Sinaí.

Arabia Saudita ha ido aún más lejos al denunciar a Hamas como una organización terrorista.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo los países árabes ven y tratan con Hamas. Mientras tanto, se le pide a Israel que ayude a Hamas al aliviar las restricciones en la Franja de Gaza. Es una solicitud que representa una grave amenaza para la seguridad de Israel. Irónicamente, la amenaza para Israel que presenta esta tregua es mucho más severa que los asaltos actuales a los que Israel sin duda espera que la tregua se detenga. Si los hermanos árabes de Hamas no confían en este grupo terrorista ¿Por qué debería Israel?

La tregua propuesta puede traer calma a lo largo de la frontera entre Israel y la Franja de Gaza, pero solo a corto plazo. Hamas no va a cambiar su ideología o sus políticas como resultado de una tregua temporal. Siempre continuará trabajando para lograr su objetivo de velar por que Israel sea “eliminado del mapa”.

Este objetivo es el motivo por el cual Israel debe permanecer en alerta máxima incluso si se alcanza una tregua. El objetivo de Hamas también es el motivo por el cual la comunidad internacional debe comprender que los acuerdos  con terroristas simplemente envalentonan a los terroristas y sus amigos de ISIS y otros grupos jihadistas. La única manera de tratar con los terroristas islamistas es asegurándose de que ellos son los primeros en “desaparecer del mapa.” Una verdadera tregua entre Israel y la Franja de Gaza se logrará solo después que los terroristas yihadistas sean destituidos del poder y no sean recompensados ​​por la violencia y las amenazas.

Bassam Tawil es un musulmán árabe radicado en el Medio Oriente.

 

https://www.gatestoneinstitute.org/13240/hamas-truce-trust

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.