Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles diciembre 4, 2019
donativo

El plan de Hamas para tomar la Margen Occidental


Traducida para Porisrael.org por Dori Lustron

 

  • Hamas y sus aliados están trabajando abiertamente y alentando la erupción de un nuevo levantamiento antiisraelí en Cisjordania, y se han visto envalentonados por el reciente fracaso de la Asamblea General de la ONU para adoptar una resolución patrocinada por Estados Unidos que condena a Hamas y otros grupos palestinos. Por disparar cohetes contra Israel e incitar a la violencia.

 

  • Los ataques diseñados por Hamas no son solo una amenaza para los civiles y soldados israelíes; también socavan la Autoridad Palestina (AP) de Mahmoud Abbas, financiada por Occidente. Cada ataque «exitoso» llevado a cabo por Hamas lo hace más popular en Cisjordania, a costa de Abbas y su régimen.

 

  • Ahora que Hamas está obteniendo lo que quiere en la Franja de Gaza, millones de dólares y ninguna guerra con Israel, está tratando de cambiar la atención a Cisjordania, todo con la ayuda de sus amigos en Teherán. Esto tiene un doble objetivo: socavar o derrocar a la Autoridad Palestina, infligir grandes bajas a Israel y frustrar cualquier plan de paz presentado por la administración de los Estados Unidos

 

 *********************

Ya está claro que Hamas está detrás de algunos de los recientes ataques terroristas contra israelíes en Cisjordania. Estos ataques sirven a los intereses de Hamas y sus amigos y patrocinadores, especialmente la organización Jihad Islámica Palestina, e Irán.

Hamas y sus aliados tienen un plan , y ni siquiera lo mantienen en secreto: exportar su «lucha armada» contra Israel más allá de la Franja de Gaza y, en última instancia, tomar el control de Cisjordania.

El último ataque terrorista tuvo lugar el 9 de diciembre fuera del asentamiento de Ofra en la Ribera Occidental, al este de Ramallah. Amichai Ish-Ran, ciudadano canadiense-israelí y su esposa embarazada, Shira, se encontraban entre las siete personas heridas en un ataque con disparos desde un vehículo. El bebé nacido prematuramente como resultado del ataque terrorista murió el 12 de diciembre, después  que los médicos lucharon para salvar su vida por cerca de 72 horas.

Hamas, que más tarde se atribuyó la responsabilidad del ataque, fue la primera facción palestina en felicitar a los terroristas. Hasta el momento, ni una sola facción palestina se ha manifestado contra el ataque, incluida la facción de Fatah del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas.

Al describir el ataque con disparos como una «operación heroica y cualitativa», representantes de Hamas y varias facciones palestinas dijeron que demostraba que la «resistencia palestina todavía estaba viva en Cisjordania». También pidieron a los palestinos que «intensifiquen la intifada (levantamiento) contra Israel, específicamente los colonos y los soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel.

«Cisjordania tomó la iniciativa de resistir la ocupación», dijo Hamas en un comunicado publicado en la Franja de Gaza poco después del ataque terrorista. El ataque, agregó Hamas, «llegó a afirmar el derecho legítimo de nuestro pueblo a resistir la ocupación en un momento en que la ocupación, junto con Israel, había tratado de criminalizar nuestra resistencia».

Esta postura de Hamas apunta a dos factores importantes; primero, que Hamas y sus aliados están trabajando abiertamente y alentando la erupción de un nuevo levantamiento antiisraelí en Cisjordania; y, segundo, que Hamas y sus amigos han sido envalentonados por el reciente fracaso de la Asamblea General de la ONU para adoptar una resolución patrocinada por Estados Unidos que condena a Hamas y otros grupos palestinos por lanzar cohetes contra Israel e incitar a la violencia.

El sueño de Hamas de difundir su ideología a todos los palestinos es tan antiguo como su fundación hace 31 años. A Hamás no le interesa gobernar solo la Franja de Gaza. Quiere la Ribera Occidental, Jerusalén y toda la tierra, «desde el río [Jordán] hasta el mar [Mediterráneo]«. Hamas no cree en las negociaciones ni en los acuerdos pacíficos. Más bien, cree que la única forma de «liberar» la tierra musulmana es a través de la jihad. Este objetivo es el motivo por el cual, dice, sigue comprometido con la opción de la «lucha armada» contra Israel.

Como Hamas claramente establece en su carta :

«El Movimiento de Resistencia Islámica se esfuerza por levantar la bandera de Alá en cada centímetro de Palestina, ya que bajo el ala del Islam los seguidores de todas las religiones pueden coexistir en la seguridad y la protección de sus vidas, posesiones y derechos». (Artículo 6)

La carta de Hamas no deja ninguna duda sobre los métodos que cree que deberían utilizarse para resolver el conflicto árabe-israelí:

«No hay una solución para el problema palestino, excepto a través del jihad. Las iniciativas, propuestas y conferencias internacionales son una pérdida de tiempo y esfuerzos vanos». (Artículo 13)

La carta de Hamas, que hoy es más relevante que nunca, afirma sin ambigüedades que el movimiento «cree que la tierra de Palestina es un Waqf islámico consagrado para las futuras generaciones musulmanas hasta el Día del Juicio. No debe ser desaprovechado o cualquier parte de ella, no debe ser entregada (Artículo 11).

Desde aquí, es fácil comprender por qué Hamás sigue celebrando y aplaudiendo cada ataque terrorista contra Israel, ya sea en la Franja de Gaza, en Cisjordania o dentro de Israel. Hamas ve estas «operaciones heroicas y valientes» como una implementación de su ideología de librar la jihad para «liberar la tierra de Palestina». Incluso si los terroristas que llevaron a cabo los recientes disparos en Cisjordania no pertenecen a Hamas, sus ataques son completamente compatibles con los objetivos y ambiciones declarados de Hamas , el más destacado de los cuales es ver a Israel retirado del mapa.

Hamas tiene buenas razones para celebrar no solo los ataques, sino también lo que percibe como una serie de «logros» que ha obtenido en las últimas semanas. Estos «logros» incluyen los $ 30 millones en donaciones en efectivo de Qatar que se entregaron a Hamas en las últimas semanas para que pueda pagar salarios y estipendios a decenas de miles de sus empleados y simpatizantes, así como el fracaso de la Asamblea General de la ONU. Adoptar la resolución anti-Hamas. Estos dos pasos han dejado a los líderes de Hamas riéndose todo el camino hasta el próximo ataque con disparos contra Israel.

Los fondos de Qatar se están entregando a Hamas como parte de los entendimientos no escritos con respecto al alto el fuego en la Franja de Gaza. El propósito de los fondos es ayudar a resolver la crisis humanitaria en la Franja de Gaza y evitar la erupción de otra gran confrontación militar entre Hamas e Israel. Sin embargo, Hamas no ha hecho nada para detener la violencia, incluidas las protestas semanales que comenzaron en marzo pasado en la frontera con Israel. Al contrario, Hamas ahora está diciendo , y hay buenas razones para creerlo, que las manifestaciones continuarán. Hamas también está diciendo que no estaba obligado a pagar ningún «precio político» por un supuesto alto el fuego.

Los entendimientos de alto el fuego entre Hamas e Israel, que según se informa se lograron a través de la mediación de Qatar, Egipto y la ONU, solo están relacionados con la Franja de Gaza y no tienen nada que ver con Cisjordania. Debido a que estos entendimientos se limitan a la Franja de Gaza, Hamas cree que tiene luz verde para continuar lanzando y dirigiendo ataques terroristas desde Cisjordania sin ser acusado de violar el alto el fuego.

La ONU, Qatar y Egipto deberían haber exigido que cualquier acuerdo de alto el fuego incluya a Cisjordania, donde Hamas todavía tiene varias células armadas, así como un importante apoyo.

Los ataques diseñados por Hamas no son solo una amenaza para los civiles y soldados israelíes; También socavan la Autoridad Palestina de Mahmoud Abbas, financiada por Occidente. Cada ataque «exitoso» llevado a cabo por Hamas lo hace más popular en Cisjordania, a costa de Abbas y su régimen.

Evidentemente, los miembros y amigos de Hamas han interpretado el hecho  que no se haya adoptado la resolución de los Estados Unidos como un pase de la ONU y de la comunidad internacional para continuar su «resistencia» contra Israel. Perciben el fracaso de la administración estadounidense como un «gran logro», uno que permite a los palestinos continuar con todas las formas de «resistencia» contra Israel, incluida la «lucha armada». No es casual, entonces, que Hamas haya respondido a la debacle en la Asamblea General de la ONU al comprometerse a seguir en una «lucha armada» contra Israel.

Cada dólar y cada concesión que se le otorga a Hamas solo aumentará su apetito por continuar su plan para extender su control más allá de la Franja de Gaza. Desde el punto de vista de Hamas, su plan ha ganado la legitimidad de la ONU y de importantes actores en la región, como Qatar y Egipto. Mientras Hamas sienta que está avanzando en la dirección correcta, es probable que veamos un aumento en los ataques armados y otras formas de violencia en Cisjordania.

Ahora que Hamas está obteniendo lo que quiere en la Franja de Gaza, millones de dólares y ninguna guerra con Israel, está tratando de centrar su atención en Cisjordania, todo con la ayuda de sus amigos en Teherán. Esto tiene un doble objetivo: socavar o derrocar a la Autoridad Palestina de Abbas, infligir grandes bajas a Israel y frustrar cualquier plan de paz presentado por la administración estadounidense. En otras palabras, Hamas e Irán ahora tienen la vista puesta en Cisjordania, y esta es una razón no solo para que Israel se preocupe, sino también para Abbas.

Khaled Abu Toameh, un galardonado periodista residente en Jerusalén, es becario de periodismo Shillman en el Instituto Gatestone.

 

https://www.gatestoneinstitute.org/13405/hamas-west-bank

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.