Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
14 Adar II 5779 | jueves marzo 21, 2019
donativo

¿Siria regresa a la Liga Árabe?

El Ministerio de Información sirio acaba de anunciar la reapertura de la Embajada de Emiratos Árabes Unidos en el país. Una serie de visitas y declaraciones de líderes indican que la crisis en Siria ha llegado a su fin, con la victoria del Gobierno sirio, y que los países que querían el derrocamiento de ese Gobierno ahora no tienen más remedio ahora que entrar en conversaciones y cooperar con él.


Los indicios de cambio habían comenzado con la visita del presidente de Sudán, Omar al-Bashir, a Damasco. La llegada y permanencia de al Bashir – imputado en la Corte Penal Internacional por genocidio, crímenes de guerra y lesa humanidad – fueron ampliamente difundidas por la agencia oficial de noticias de Assad, SANA. Del mismo modo, sus comentarios acerca de que Siria debe retomar su lugar y rol central en la región.

El analista iraní Hassan Rostami escribió en la Agencia de Noticias Tasnim: “En la situación actual, el viaje de Omar al-Bashir a Damasco es de gran importancia”. El artículo recuerda que solo ocho meses después de que comenzara la guerra civil en Siria, la Liga Árabe suspendió a ese país, le aplicó sanciones económicas y políticas, y pidió al Ejército sirio que entregue sus armas. “Siete años después, muchos líderes árabes están reconsiderando su posición de querer el derrocamiento del gobierno sirio”.

En Israel, Fadhi Ismail, investigador del Instituto de Contraterrorismo del Centro Interdisciplinario Hertzlia explica que “muchos factores en la región y en el mundo se empiezan a preparar para el día después de la guerra”.  En este contexto “Turquía y otros países ya sugirieron que podrían volver a aceptar a Bashar al Assad si es elegido en ´elecciones democráticas´, y es posible que haya un comienzo, un primer puente, para tratar de traer nuevamente a Siria al seno de las naciones islámicas”.

Para el analista iraní Rostami “el mensaje de este viaje es claro, y es que la crisis en Siria ha llegado a su fin, con la victoria del Gobierno sirio, y que los países que querían el derrocamiento de ese Gobierno ahora no tienen más remedio que entrar en conversaciones y cooperar con él “.

Assad Bashir

Mas visitantes e invitaciones para Assad

En los próximos días se espera en Siria la visita del presidente de Irak, el kurdo Barham Salih.  El presidente de Túnez, Beji Caid Essebsi, que llegará a Beirut para participar en el Foro Económico de Países Árabes, tiene intención de discutir con sus pares su deseo de invitar a Siria a participar en la próxima cumbre de la Liga Árabe, que tendrá lugar en Túnez en marzo de 2019.

Si se acepta invitar a Siria, ésta será la primera vez que participe en esa cumbre desde que fuera suspendida su membresía en la Liga Árabe, en noviembre de 2011, como medida simbólica destinada a repudiar la masacre cometida por Assad contra su propio pueblo.

La prensa árabe también indicó en los últimos días que Siria y Emiratos Árabes Unidos están reestableciendo vínculos, en primer lugar económicos, lo cual se confirma ahora con el anuncio del Ministerio de Información de Bashar al Assad que indica que EAU reabrirá su embajada en Damasco.

Pero la reunión más significativa tuvo lugar esta semana, entre Ali Mamlouk, jefe de Seguridad Nacional de Siria, la mano derecha de Assad y el hombre a cargo de todo el aparato de inteligencia sirio, con el jefe de la inteligencia egipcia, Abbas Kamel.

Egipto difundió un comunicado lacónico según el cual los funcionarios discutieron asuntos bilaterales sobre la situación regional. Pero el editor del periódico progubernamental egipcio Al-Ahram, Jamil Afifi, explicó que las relaciones de Egipto con Siria se basan en vínculos “históricos” que no deberían cortarse, y que cualquier amenaza para la seguridad nacional de Siria es como una amenaza para Egipto.

De acuerdo con el analista israelí Zvi Barel, también Rusia desea traer a Siria de vuelta a la Liga Árabe. Este interés “se basa no solo en querer lograr legitimidad (primero árabe, luego internacional), sino también en un deseo de compensar la influencia de Irán y Turquía en Siria, un objetivo que Estados Unidos no cumplió y, al parecer, tampoco tenía intención de concretar”.

Si próximamente Siria regresa a la Liga Árabe, habrá en ello mucho más que un gesto simbólico. Será una bofetada a Arabia Saudita, que se opone a que Assad continúe al frente del Gobierno, y una clara señal de que la coalición árabe contra Irán se está resquebrajando, en forma paralela al deterioro del liderazgo de quien encabeza esa coalición, el reino saudí y su príncipe heredero, Mohammed bin Salman.

Assad Putin

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.