Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
14 Adar II 5779 | jueves marzo 21, 2019
donativo

VAERÁ 5779


B’H

Di-s se revela a Moshe. Utilizando las “cuatro expresiones de redención”, El promete sacar a los Hijos de Israel de Egipto, redimirlos de su servidumbre, para después adquirirlos como Su pueblo elegido en el Monte Sinaí; luego El los llevaría a la tierra que le prometió a los patriarcas como su eterno legado.

Moshe y Aarón hablan con el Faraón repetidas veces para demandarle, en nombre de Di-s, “Deja salir a Mi pueblo, para que me sirvan en el desierto”. El Faraón se niega en todas las veces. El bastón de Aarón se vuelve una serpiente y se traga los bastones mágicos de los brujos egipcios. Di-s envía una serie de plagas sobre Egipto.

Las aguas del río Nilo se vuelven sangre; una plaga de ranas asota la tierra; piojos infestan todos los hombres y bestias; hordas de animales salvajes invaden las ciudades; la peste mata a los animales domésticos; dolorosas ampollas afligen a los egipcios. Para la séptima plaga, fuego y hielo se combinan para descender del cielo como una lluvia devastadora. Aún, “el corazón del Faraón se endureció y no dejaba a los Hijos de Israel ir, como Di-s había dicho a Moshe”.

 

LA HORA MÁS OSCURA

La hora más oscura de la noche es aquella que precede al amanecer.

En la parashá de la semana pasada leímos que tras el pedido de Moshé y Aarón de que dejara partir al pueblo, la esclavitud de los hijos de Israel se tornó más pesada y sus sufrimientos aumentaron. Pero eso sólo fue la hora nocturna previa al amanecer de la Redención.

Sabemos que cada cosa que ha ocurrido con nuestros antepasados es una enseñanza para nosotros.

Cuando sintamos que estamos agobiados enormemente y que nuestros sufrimientos son insoportables, pensemos que es la hora más oscura de la noche, y que ésta anuncia el amanecer.

 

Desventajas

Por Jill Pincus

Una buena amiga mía tiene un hijo disminuido físicamente que está confinado en una silla de ruedas. Sin embargo, a pesar de la constante adaptación que debe hacer la familia, un huésped en su casa no se da cuenta de las limitaciones del niño. Siempre están concentrados en la considerable inteligencia y habilidades de la criatura, que son inmensas. Recientemente, mientras interactuaba con el niño en otro marco, que conmovida al descubrir todo el peso de las limitaciones físicas de la criatura. Realmente esa familia ha creado un hogar en el más profundo sentido de la palabra, que provee a su hijo de un refugio de las limitadoras experiencias que enfrenta en el mundo.

Este modelo de familia es el que debemos emular en el hogar que le damos a nuestros hijos, un hogar que es un refugio, donde el niño puede huir de la implacable embestida de experiencias limitadoras y destructoras de la auto confianza que continuamente enfrentan en el mundo como parte inevitable del proceso conocido formalmente como “obtener un educativo crecimiento”.

Cuando era niña creía que cantaba muy bien, y esta presunción nunca fue contradicha hasta que fui probada para el coro de la escuela. Tras esa prueba, no me presente para ninguna otra como cantante, ni siquiera lo intenté. Aprendí ese día que no soy “una cantante”. La prueba redujo mi auto concepto, y provocó que me viera más limitada de lo que antes había creído de mi misma. Sin embargo, en la seguridad de la casa de mi abuela, la cantante que aun hay en mi interior emerge y lleva a cabo actuaciones espontáneas para mi abuela y mi tía abuela, quienes nunca dejan de dar a entender con un gesto que esas actuaciones son dignas de la calidad de Broadway. En la escuela yo estaba limitada, pero en la casa de mi abuela, estaba libre de esas limitaciones. Su hogar era mi refugio.

Todos tenemos alguna clase de desventaja o limitación. Hay niños que no pueden sentarse en silencio, niños que no disfrutan la lectura, niños desorganizados, niños con problemas de aprendizaje, niños que luchan por comprender conceptos mientras sus hermanos llegan a una comprensión avanzada. Algunos niños corren lentamente o corren desmañadamente y otros son elegidos últimos en los equipos deportivos, o siempre dejan caer la pelota.

Hay niños con limitaciones físicas, cuyas desventajas son obvias a primera vista. Sin embargo hay otros que están profundamente limitados, profundamente traumatizados, pues no hay un lugar para huir del implacable tsunami de críticas que continuamente los amenaza. En mi trabajo como terapeuta, también he visto a esos niños como desaventajados. Las desventajas son mucho más difíciles de detectar y tratar pues están profundamente ocultas en lo más recóndito de sus almas.

Nuestros niños son concientes de sus fuerzas y debilidades, de la misma forma en que son concientes de sus propios cuerpos, pero no le dan la misma importancia que nosotros. Ellos no necesariamente las ven como limitaciones que tienen el poder de evitarles admitir sus sueños. Mientras que los adultos se definen a sí mismos por lo que son y por lo que pueden llevar a cabo razonablemente, los niños se definen por sus sueños.

Como padres tenemos una alternativa. Podemos elegir suspender nuestro conocimiento de las duras realidades de la vida, que los corredores lentos no se pueden convertir en estrellas del baseball, que las niñas desmañadas no pueden convertirse en bailarinas, para nutrir el sentido del se en desarrollo de nuestros hijos, y preservar su sentido de ser un alma ilimitada, solo definida por el poder de sus sueños todo lo posible.

Podemos elegir el crear un hogar que además refuerce las limitadoras experiencias que reciben en el mundo, un hogar que se concentre en sus defectos en las áreas en las que ellos no están a la altura, la clase de hogar donde se critica libre y frecuentemente; o podemos elegir crear un refugio para nuestros hijos, un hogar donde pueden escapar del aplastante confinamiento de sus límites, un hogar donde no necesitan estar a la altura, porque son queridos por lo que son, y por nuestra familia.

Como padres nuestra elección no depende de la clase de gravedad de las limitaciones de nuestros hijos. Por el contrario, frecuentemente, los padres de aquellos con las limitaciones más graves crean el mejor refugio, como el que mi amiga ha creado para su hijo. Por lo tanto, la elección no depende de nuestros hijos. Sino que la elección depende puramente de nosotros. (www.es.chabad.org)

 

 
Comentarios

Retengamos como cierto, en este inicio de año, que el Poder de D- se activará en cada uno de nosotros, solo en la medida en que pongamos en ÉL nuestra entera confianza, y andemos en “verdad” en Su Presencia …
Asi aconteció con los “Avot” (Padres) en el pasado, y tambien con los “Neviim”(Profetas) y asi seguirá sucendiendo a traves del tiempo en cada generacion, con aquellos que sujeten su vida a la Voluntad Divina, y se complazcan en Sus Mandamientos …
Dispongamonos pues, a abrirnos de ménte y corazon, a una dimension superior, en la cual no exista espácio para lo meramente accesório, sino solo, para el crecimiento espiritual, en pos de una plenitud fécunda que solo de ÉL puede emanar …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.