Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
21 Iyyar 5779 | domingo mayo 26, 2019
donativo

El nuevo boicot árabe.

El mundo árabe es cada vez más consciente del hecho que Irán es el problema principal de la región y está respondiendo en consecuencia; están en línea con Israel en este tema, entonces, ¿Por qué el Occidente progresivo se niega a verlo?


Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Se suponía que una importante conferencia económica tuvo lugar la semana pasada. No hubo ningún clamor internacional, no hubo manifestaciones en los campus, la brigada antiisrael de BDS no estaba a la vista, pero la conferencia aún falló debido a un boicot.

Sorprendentemente, esta no fue una conferencia que debía celebrarse en Tel Aviv o en Jerusalén; fue la Cuarta Cumbre Árabe de Desarrollo Económico y Social, celebrada en Beirut y boicoteada por los líderes de los países árabes, con la excepción de Qatar y Mauritania.

¿Está el mundo árabe boicoteando al Líbano? Oficialmente, no. En la práctica, sí. Como tantos otros problemas en el Medio Oriente, Irán también fue la razón en esta ocasión. El Líbano podría haber sido el país más próspero del mundo árabe, escribió Abdulrahman al-Rashed, ex editor del diario Asharq Al-Awsat y actual director general de Al-Arabiya, pero eso nunca sucederá porque Irán controla el Líbano.

Zarif iraní Zarif se reúne con el líder de Hezbollah Nasrallah en Beirut (Foto: Reuters) (Foto: Reuters)

Zarif iraní Zarif se reúne con el líder de Hezbollah Nasrallah en Beirut (Foto: Reuters)

Al-Rashed escribió: “La región está experimentando una serie de crisis, cuyo denominador común es una conexión con Irán. Desafortunadamente, el Líbano no será estable, los palestinos no lograrán la estadidad ni la vida normal, en Yemen, Irak y Siria no hay “Esperamos un futuro mejor mientras Irán continúe con su política de causar el caos allí”, dijo.

A diferencia del ex presidente de los Estados Unidos Jimmy Carter y la ministra de Relaciones Exteriores de Suecia, Margot Wallstrom, quienes suscriben la creencia  que todo lo que está mal en la región se debe a “la opresión de los palestinos por parte de Israel”, elementos valientes en el mundo árabe, como el Rashid, están apuntando con el dedo a Irán.

General de la Guardia Revolucionaria Iraní Qassem Suleimani en el área de Alepo, Siria

General de la Guardia Revolucionaria Iraní Qassem Suleimani en el área de Alepo, Siria

Irán, independientemente de la crisis que fue la conferencia de Beirut, está en problemas. Antes que se alcanzara el acuerdo nuclear de julio de 2015, las sanciones contra Irán habían provocado una caída en el PIB per cápita del país, de $ 7,832 en 2012 a $ 4,862 en 2015 (en comparación, el PIB per cápita de Israel en 2015 fue de $ 36,690). Dos años después del acuerdo nuclear y la reducción de las sanciones, esa cifra fue de $ 5,593 en 2017 (en Israel, fue de $ 40, 270.) Pero como EE. UU. Decidió renovar las sanciones, la situación de Irán se está deteriorando nuevamente.

Desde hace años, el país sufre sequía. El área que rodea a Teherán está en declive, lo que podría causar un desastre ambiental de magnitud desconocida. El único de sus vecinos con la capacidad de hacer frente a la sequía es Israel. Benjamín Netanyahu incluso ofreció ayuda . Hubiera sido maravilloso que Irán eligiera la cooperación regional en vez de desarrollar armas nucleares y financiar la subversión en todos los rincones posibles del mundo árabe, pero no fue así.

En cambio, los ayatolás prefieren invertir miles de millones en la industria de la muerte para resolver el grave problema de su hundimiento físico. Es cierto que este es el problema eterno del islamismo radical, sunita y chiíta: siempre elige la destrucción sobre el desarrollo y la prosperidad.

El primer ministro libanés Hariri y los funcionarios iraníes en Beirut (Foto: EPA) (Foto: EPA)

El primer ministro libanés Hariri y los funcionarios iraníes en Beirut (Foto: EPA)

Y aquí es donde entra en juego una de las estafas globales de la era moderna. El movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS, por sus siglas en inglés) puede afectar la imagen de Israel, pero ciertamente no altera la realidad como afirma. En lugar que la elite educada occidental reconozca que el problema principal en el mundo musulmán es el extremismo religioso y la jihad, los miembros de la élite están ocupados cultivando la conspiración  que Israel es el problema. Esto no ayuda a los musulmanes en general ni a los palestinos en particular. Por el contrario, transforma a esos occidentales en el brazo de propaganda de Irán, Hezbollah y Hamas. Si bien esta es una excelente manera de perpetuar el problema, definitivamente no es la manera de efectuar el cambio.

Desde una perspectiva árabe, las cosas se ven diferentes. Si bien la palabra “refugiados” se mencionó repetidamente en la conferencia, esta vez significaba sirios, y los palestinos no fueron mencionados en absoluto. Los palestinos se han convertido en una especie de enfermedad crónica, sin ninguna expectativa real de que este problema se resuelva alguna vez. Pero para que los refugiados sirios no se conviertan en refugiados para siempre, la conversación sobre su regreso a casa, voluntariamente o no, está cobrando impulso.

Al-Rashed definió correctamente a Irán como el problema central de la región. Es una definición aceptada por la mayoría de los líderes de los estados árabes, que adoptan una postura similar a Israel. Es una pena que algo se esté entendiendo cada vez más en el mundo árabe que los progresistas de Occidente entienden cada vez menos.

 

https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5454027,00.html

Nota de Porisrael:

El articulo de Al Arabiya esta publicado en esta misma pagina, clickear en el titulo

Abd Al-Rahman Al-Rashed: Jefes de estado árabes no asistieron a la cumbre económica de Beirut, porque le temen a Irán y a Hezbolá

 

 

 

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.